Información clara y más normas: la alimentación responde al nuevo consumidor

La pandemia aceleró la preocupación de los consumidores por conocer cómo se producen los alimentos que llevan a sus mesas, una realidad a la que se está respondiendo con nuevas normativas a todos los niveles y con el intento del sector de aportar información clara y sencilla para mejorar su confianza.

Lineal de un supermercado. Efeagro/PexelsLineal de un supermercado. Efeagro/Pexels

«Del campo a las redes» ha sido el lema del congreso que ha celebrado este miércoles la Asociación de Empresas del Gran Consumo (AECOC) y en el que se han abordado los retos de la seguridad alimentaria en un momento de «transición», tal y como ha subrayado en la inauguración su director general, José María Bontmatí.

Que impulsar la confianza y la seguridad alimentaria es un trabajo conjunto, que compete a actores públicos y privados, es una de las conclusiones que han compartido los ponentes, así como la necesidad de marcar estrategias para llevar información al consumidor de forma clara.

«Queríamos dejar claro lo importante que es la información y la forma en que nuestros mensajes llegan al consumidor, que crean estado de opinión y afectan al comportamiento y a sus pautas de consumo», ha enfatizado.

«La seguridad alimentaria es un trabajo de actores públicos y privados»

Se trata, ha dicho, de algo «difícil» cuando hay que superponer el conocimiento científico a lo que un «influencer» que no es un referente en esta materia pueda manifestar sobre asuntos de seguridad alimentaria en un momento en el que las redes sociales han multiplicado la velocidad con la que circula esta información.

«Al final se produce ese volumen de información que hace difícil reconocer una información veraz de una falsa«, ha apuntado.

Bonmartí se ha referido también al desarrollo normativo, «cada vez mayor» en materia de consumo, pero también en otros asuntos como la lucha contra el cambio climático que afectan al sector alimentario transversalmente.

Una consumidora lee la etiqueta de un alimento en un supermercado. Efeagro/Pexels

España tendrá este año una nueva estrategia de seguridad alimentaria

En esta línea, el secretario general de Consumo, Rafael Escudero, ha precisado que su Departamento tiene prevista la nueva estrategia de seguridad alimentaria «pendiente desde hace años» para adaptarse a los requerimientos de las nuevas normativas en un momento de transición ecológica y digital.

En la inauguración del foro ha recordado que, por tanto, hay que avanzar en diferentes estrategias como el desarrollo de una producción con menos plástico, más saludable y con productos de más cercanía.

Y ha señalado que los cambios normativos en seguridad alimentaria coinciden con un impulso presupuestario gracias a los fondos de recuperación, que permitirán contar con cinco millones de euros.

Escudero ha aprovechado igualmente su intervención para agradecer la colaboración de la industria alimentaria en el Plan de Mejora de composición de los alimentos que, según su criterio, ha sido un «éxito», por lo que ha instado a seguir trabajando en la reformulación de alimentos para que tengan menos azúcar, menos sal y menos grasas saturadas.

Mensajes claro y basados en la ciencia

La presidenta de Seguridad Alimentaria de Aecoc, Eva Muñoz, ha enfatizado en declaraciones a Efeagro que el objetivo de este congreso es subrayar el papel que juega la confianza y la transparencia que exige el consumidor ante «todos los cambios que están sucediendo y la evolución que se está produciendo».

En estos momentos, ha señalado, se incorporan con fuerza al debate y a las exigencias del consumidor asuntos como la sostenibilidad.

«Hay un nuevo consumidor que expresa que comer no es solo comer, sino que este acto se relaciona con el medioambiente y con él mismo», ha detallado.

También se ha referido a la cantidad de cambios regulatorios del ámbito de la alimentación y de otros aspectos que impactan igualmente sobre el sector, una situación que obliga a «tener siempre el chip encendido para conocer cómo evolucionan».

Para Muñoz, otro factor que afecta a la percepción de la seguridad alimentaria del consumidor es la información, en un momento en el que las redes sociales han multiplicado los canales y que obliga al sistema a difundir y enseñar al consumidor cómo se hacen las cosas con mensajes claros.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…