AGRICULTURA BIOECONOMÍA

La bioeconomía, una aliada para la recuperación económica en agricultura

El Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) informó que la bioeconomía es una aliada en la recuperación económica tras la pandemia, ya que un manejo adecuado permitiría expandir la frontera agropecuaria y descarbonizar la economía.

Imagen de un brote. Foto: Archivo EFEAgroImagen de un brote. Foto: Archivo EFEAgro

El IICA explicó en un comunicado de prensa que la expansión del producto interno bruto (PIB), la revaloración de los beneficios de la agricultura, un reenfoque de la organización industrial y contribuciones en la ciencia y la investigación son algunos de los aportes relevantes de la bioeconomía a la región.

“La bioeconomía ha revalorado la percepción que tiene la sociedad sobre la agricultura y que existe una visión que la ubica como un sector de progreso, provocando cambios en los tres niveles de la economía: macro, micro y meso”, afirmó el consultor de Bioeconomía y Desarrollo Productivo del IICA Eduardo Trigo.
Trigo destacó que “en el largo plazo los impulsores que movilizan la transición hacia el nuevo paradigma de la bioeconomía se intensificarán. Pero en el corto y mediano plazo, las restricciones fiscales que provoca la covid-19 en los presupuestos públicos impactarán negativamente en los planes de impulso a la bioeconomía”.

Por lo tanto, para las autoridades, es necesaria la formulación de más y mejores políticas públicas, identificar y contabilizar resultados en los países, impulsar la inversión en tecnología y establecerla como prioridad en los presupuestos de ciencia, además de combinar esfuerzos entre países para afrontar mejor los recortes que vendrán con la pandemia.
El director general emérito del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), Rubén Echeverría, puntualizó que los países de América Latina y el Caribe deben reforzar la inversión en investigación en ciencias agrícolas y de alimentos.

Una mujer muestra una planta en un experimento con hongos en Panamá. Efeagro/Alejandro Bolívar

Una mujer muestra una planta en un experimento con hongos en Panamá. Efeagro/Alejandro Bolívar

Datos citados por el especialista indican que el promedio de inversión en la región se ubica por debajo del 1 % del PIB agrícola, mientras que los países de altos ingresos, la cifra se ubica en torno al 3 %.
“Los presupuestos en investigación podrían incluso reducirse luego del covid-19. Hay que redefinir las prioridades, e incluir la bioeconomía en áreas como la biotecnología, los alimentos bajos en carbono, las bioenergías y la restauración de ecosistemas, así como combinar esfuerzos entre países para afrontar mejor el menor presupuesto”, dijo Echeverría.

Por su parte, el economista jefe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Máximo Torero, manifestó que las consecuencias de la covid-19 agravarán los problemas de acceso a los alimentos, sobre todo en las comunidades más vulnerables, y agregó que la bioeconomía puede ser parte de la solución si se aborda correctamente, al ser una herramienta para expandir la frontera agropecuaria.
El IICA destacó que estos expertos formaron parte de la Conferencia Internacional de Bioeconomía Aplicada 2020, que la semana pasada sesionó por primera vez en la historia en América Latina, aunque de manera virtual, en un evento organizado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina y el IICA, junto al Consorcio Internacional de Investigación en Bioeconomía Aplicada.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO