PROMOCIÓN AGROALIMENTARIA

La campaña “El huevo, de etiqueta” concluye tras dos años de divulgación

La campaña de información “El huevo, de etiqueta” ha culminado tras dos años de trabajo para explicar cómo se producen los huevos de gallina y las elevadas exigencias del modelo europeo.

Proceso de selección de huevos en un centro de clasificación de España. EFEAGRO/J.J.RÍOS Proceso de selección de huevos en un centro de clasificación de España. EFEAGRO/J.J.RÍOS

La Casa de América de Madrid acogía ayer el acto de clausura de esta campaña desarrollada por la Organización Interprofesional del Huevo y sus Productos (Inprovo), que ha estado cofinanciada por la UE y por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

En 2014, la encuesta “Huevómetro” de Inprovo para medir el conocimiento de los españoles sobre el marcado y etiquetado del huevo, mostró que la mayoría relacionaba de forma errónea el código de la cáscara con la fecha de consumo preferente y tan sólo un 2 % lo identificaba correctamente con el sistema de producción y la granja de procedencia.

La encuesta también mostraba que los productores “son una de las fuentes más fiables de información para los españoles”, según Inprovo.

Por ello se diseñó la campaña “El huevo, de etiqueta”, para que los profesionales del sector explicaran las características del modelo europeo de producción, el significado del código impreso en la cáscara y el etiquetado, y cómo se garantiza que los huevos que ponen en el mercado son “de calidad, frescos y seguros”.

El presidente de Inprovo, Medín de Vega, afirmó que “los productores europeos aplicamos desde hace años el modelo más exigente del mundo” y “si no lo contamos nosotros, nadie imagina que para poner un huevo en el mercado aplicamos más de 70 normas”. “La campaña pretende que los españoles sean conscientes del esfuerzo que hay detrás de cada huevo que consumimos”, añade.

“Huevómetro”

Dos años después, la última oleada del “Huevómetro” muestra que la campaña de información de Inprovo ha aumentado el porcentaje de consumidores que conoce el significado del código (ha pasado del 11,3 % en 2014 a 26,4 % en 2016), si bien el número de personas que lo interpreta correctamente sólo creció del 2 % al 3,4 %.

Imagen de unos huevos de granja almacenados. EFE / Archivo

Imagen de unos huevos de granja almacenados. EFE / Archivo

En 2014, un 70 % de los encuestados relacionaba el código con el sistema de producción o la granja de origen y “hoy ese porcentaje ha aumentado hasta el 76 %”, según ha precisado Inprovo. Navarra, País Vasco, Asturias, Galicia, Murcia, Comunidad Valenciana y Canarias están por delante, con más del 80 %.

Según valora la organización, un 40 % de los españoles “ya sabe que existen normas que garantizan la sostenibilidad de la producción de huevos, frente al 29 % de 2014”.

El huevo como protagonista

“El huevo, de etiqueta” ha contado con un presupuesto de 1,1 millones de euros y fue la única aprobada por la UE para España en esa convocatoria de ayudas a la promoción, y la única que ha explicado la producción y el etiquetado del huevo comunitario. Productores, granjeros, veterinarios, nutricionistas y técnicos de calidad, entre otros, han sido los protagonistas de la campaña, participando en más de 100 encuentros informativos por toda España con consumidores, estudiantes y medios de comunicación.

Publicado en: Avicultura y cunicultura
(No Ratings Yet)
Loading...

LD_EA_PAC_112018_SQ

LD_EA_PAC_112018_SQ

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.