INDUSTRIA ALIMENTACIÓN

La empresa española Gullón facturó más de 400 millones en 2020 y prevé “tensiones” para bajar precios

Galletas Gullón creció un 5 % en ventas durante el 2020 y superó por primera vez la barrera de los 400 millones de euros pese a una pandemia que ya se nota en el bolsillo del consumidor y que presiona los precios a la baja, lo que provocará “tensiones” en el sector de la alimentación.

Vista exterior de la fábrica de Gullón. Efeagro/GullónVista exterior de la fábrica de Gullón. Efeagro/Gullón

“En el caso de las galletas, el mercado en España decreció un 0,1 % y el 2021 no pinta muy bien. Vemos un panorama en el que el consumidor valora los precios bajos y se venderá producto de menor margen, lo que va a tensionar las cuentas de resultados de las compañías“, arguye en una entrevista con Efeagro el consejero delegado de la firma, Juan Miguel Martínez Gabaldón.

El máximo responsable de la empresa –la galletera líder en España y una de las cinco más grandes de Europa por volumen de producción– se muestra satisfecho por el crecimiento en ventas en un ejercicio complejo, en el que se entremezclaron períodos produciendo 24 horas durante los 7 días de la semana con “meses de bajada y con un consumo muy controlado” ante la preocupación económica.

“En marzo y abril fue la locura porque la gente compró más para llenar la despensa, pero luego una parte de ese ‘stock’ se quedó en el almacén. Posteriormente vimos un consumidor que priorizaba los productos esenciales, que nos dan menos margen (de beneficio)“, ha detallado.

Sin embargo, entre las tendencias de consumo despuntó también la de dar más peso a productos asociados a salud, un segmento dentro de la categoría de galletas en el que Gullón es especialmente fuerte.

Más empleo en 2021

“Al final, a pesar de la rareza del año, hemos tenido buenos resultados y hemos superado los 400 millones en ventas, todo un hito para nosotros“, ha subrayado Martínez Gabaldón.

Interior de la fábrica de galletas Gullón. Efeagro/Gullón

El responsable de la compañía, con sede en Aguilar de Campoo (Palencia) y que además de su propia enseña también trabaja para marcas blancas, declina facilitar datos concretos sobre la evolución de sus beneficios, pero garantiza que se cumplieron “al milímetro” los objetivos en materia de rentabilidad marcados a principios del año a pesar del fuerte incremento de costes.

Según sus cálculos, los gastos directos asociados a la covid-19 rondaron los 4 millones de euros.

Con más de 1.650 empleados en plantilla, la firma prevé aumentar la contratación también en 2021 y espera elevar la producción con el foco puesto en la actividad internacional, que ya representa más de un 35 % de sus ingresos.

El crecimiento “explosivo” de Asia

Las exportaciones crecieron incluso más que las ventas a nivel nacional“, ha precisado el directivo, quien ha subrayado que la empresa trabaja para reforzar su presencia en la región Asia-Pacífico debido a que se espera un crecimiento del consumo “explosivo” en la zona.

Actualmente la mayor parte de su negocio exterior se concentra en Europa -cuentan con varias filiales- y Norteamérica, aunque su objetivo es reforzar la apuesta por países como China, Corea del Sur, India, Indonesia o Vietnam.

El consejero delegado de Galletas Gullón, Juan Miguel Martínez Gabaldón. Efeagro/Gullón

La galleta es un producto que se puede exportar fácilmente, y en estos países el aumento de la clase media hace que empecemos a formar parte de su lista de productos cotidianos (…) Los medios de transporte se han abaratado hasta niveles impensables, hemos llegado a llevar más barato un contenedor a China que un camión a Barcelona“, ha ejemplificado.

Ni compras ni ventas

Esta facilidad hace que el grupo descarte por el momento compras inorgánicas en el extranjero: “Tenemos unas instrucciones muy claras de la dueña, María Teresa Rodríguez. Ella cree que su función en la vida es generar empleo en Aguilar de Campoo, y me lo ha repetido en innumerables ocasiones. Por eso centramos las inversiones aquí”, ha insistido.

“Somos empresarios y observamos el mercado, no descarto nada. Pero hoy por hoy, ésas son las instrucciones de mi jefa“, ha resaltado Martínez Gabaldón en alusión a María Teresa Rodríguez, quien en 2019 dejó la presidencia del consejo de administración en manos de su hija Lourdes Gullón después de cerrar el conflicto familiar abierto por el control de la empresa.

Martínez Gabaldón también ha rechazado de plano cualquier hipótesis de venta pese a que puede ser “un caramelo” para algunas multinacionales: “No estamos en esa línea”.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos