ALIMENTACIÓN DISTRIBUCIÓN

El gran consumo pierde 1.200 millones desde 2008 por el avance de las marcas blancas

Las empresas dedicadas a fabricar productos del gran consumo han sufrido una destrucción neta de 1.200 millones de euros en su Valor Añadido Económico (VAE) desde 2008, en el mercado interno, por el retroceso de las marcas de fabricante frente al avance de las marcas de distribución.

Una mujer mira el lineal de un supermercado. Efeagro/Juan Ignacio RoncoroniUna mujer mira el lineal de un supermercado. Efeagro/Juan Ignacio Roncoroni

La asociación de fabricantes de marcas líderes de gran consumo Promarca ha presentado este martes en una rueda de prensa telemática una actualización de sus informes, con datos a 2020, sobre el impacto económico y social de estas enseñas.
Según sus citas, se explica ese fenómeno de pérdida de valor porque las marcas de fabricante generan «casi 10 veces más valor añadido» que la marca «blanca».

Así, el crecimiento sostenido entre 2008 y 2020 de las ventas de las marcas de distribución ha hecho que las de fabricante pierdan un valor superior a los 2.500 millones de euros, un negocio que no ha sido compensado por ese incremento de las «blancas», de acuerdo a Promarca.
Según el estudio, liderado por el investigador Toni Seijo, sólo en 2020 los fabricantes alcanzaron un peso del 7,7 % en el PIB español frente al 2,4 % de las «blancas».
Ese 7,7 % es un «récord histórico» y acaparan el 90 % de todas las exportaciones del sector que han crecido, un 20 % en los últimos cuatro años, según Promarca.

Las ventas al exterior han ido creciendo progresivamente hasta alcanzar los 36.000 millones de euros en 2020, un 20 % más que en 2016, han recordado desde la entidad.
Por sectores, Alimentación y Bebidas sigue aglutinando la mayor parte de la aportación de la marca de fabricante al PIB: desde 2016 ha ganado peso relativo respecto al resto de sectores.
En el empleo, el dossier resalta que, a pesar de la crisis, la marca de fabricante generó en 2020 cerca de medio millón de empleos directos y alrededor de 800.000 indirectos, lo que supone 2,5 veces más que las de distribución.

Consumidor en el lineal de un supermercado

Un hombre hace la compra con su carro en un supermercado. EFEAGRO/ Mònica Faro

Además, según informe, contribuyeron cada año con unos 12.000 millones de euros a las arcas públicas con impuestos directos e indirectos, entre tres y cuatro veces más que las marcas propias.
En cuanto a la inversión en I+D, los fabricantes engloban cerca del 90 % del gasto que se hace en el gran consumo, partida que ha crecido en los últimos años hasta sobrepasar los 600 millones de euros.
Con estos datos, el presidente de Promarca, Ignacio Larracoechea, ha subrayado que los fabricantes tienen un «potencial muy superior» a las marcas «blancas» en la generación de valor añadido para la economía nacional.

Es un valor que «permite generar empleo de más calidad, pagar impuestos y lanzar más y mejores innovaciones de producto», ha añadido.
Por eso, ha considerado necesaria la «posibilidad de competir en igualdad de condiciones» en el mercado con las otras marcas ya que «hemos denunciado muchas veces competencia desleal».
No obstante, ha expresado su confianza en que la reciente reforma de la Ley de la Cadena Alimentaria sirva para «equilibrar algo las fuerzas» y conseguir esa competición «en igualdad».

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…