GANADERÍA PORCINO

El Gobierno prepara cambios en el porcino intensivo

Prepara un real decreto que potencia la bioseguridad y sostenibiliad de las granjas.

Explotación de porcino. Foto:  Efeagro / Lucía Ruiz Simón.Explotación de porcino. Foto: Efeagro / Lucía Ruiz Simón.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) prepara un real decreto que actualiza las normas básicas de ordenación de las granjas porcinas intensivas, con el objetivo de potenciar su bioseguridad y su sostenibiliad medioambiental.

El proyecto de real decreto, consultado por Efeagro, ha salido a información pública y en el texto de motivos apunta que desde 2000, fecha de la última normativa al respecto, la evolución de los retos económicos, sociales y medioambientales de la producción ganadera, unidos a la necesidad de adecuarlos a un sector “en constante evolución”, hacen necesario revisarla “en profundidad”.

Recuerda, además, que en materia de sanidad animal la dependencia exterior implica “evidentes riesgos” y hace “cada vez más necesario” asegurar el estatus sanitario de toda la cabaña porcina, por lo que el sector debe incorporar la bioseguridad como “verdadera red de protección del conjunto del mercado”.

En el borrador se plantea que España debe incorporar compromisos de reducción de amoniaco y otros gases contaminantes y partículas volátiles, y ve “cada vez más necesario” que la producción porcina incorpore esos retos propios “de un sector moderno y heterogéneo”.

Clasificación de las granjas

Entre los apartados que detalla la norma, se plantea una clasificación de las granjas en función del Registro General de Explotaciones Ganaderas, que incorpora tanto los tipos de granjas como una clasificación zootécnica que recoja la realidad cambiante de este sector.

Prevé establecer un reparto de funciones y deberes para todas las personas y entidades con responsabilidad en una granja, y considera de “especial relevancia” desarrollar la figura del veterinario y establecer un adecuado reparto de responsabilidades en la producción en régimen de integración vertical.

Un cerdo en una granja. EFE/Archivo. Bodo Marks.

Un cerdo en una granja. EFE/Archivo. Bodo Marks.

En lo que respecta a las condiciones de las granjas, se hace especial énfasis en garantizar un nivel mínimo en las condiciones de bioseguridad, con niveles progresivos de protección en función de la dimensión.

Por otra parte, propone incorporar un programa de reducción de emisiones, aplicable a todas las granjas a partir de una dimensión media, a través de la implementación obligatoria de Mejores Técnicas Disponibles (MTDs) recogidas por normativa comunitaria.

Y no incluye requisitos adicionales relativos a la valorización agronómica de estiércoles, ya que se considera que debe abordarse de manera específica mediante otra norma.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ganadería     Porcino
(No Ratings Yet)
Loading...

LD_EA_PAC_112018_SQ

LD_EA_PAC_112018_SQ