CONGRESO ALIMENTACIÓN

El Gobierno español anima a las empresas a adoptar el Nutriscore para exportar

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha animado, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados, a las empresas españolas a adoptar el sistema de etiquetado Nutriscore para vender más en la Unión Europea (UE).

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, antes de comparecer a petición propia en el Congreso. Efeagro/Chema Moya/poolEl ministro de Consumo, Alberto Garzón, antes de comparecer a petición propia en el Congreso. Efeagro/Chema Moya/pool

Garzón ha acudido a la Comisión de Sanidad y Consumo a petición propia para informar sobre este etiquetado nutricional frontal, que -ha afirmado- ya se está implementado en Francia, Alemania, Bélgica y Suiza, y ha sido anunciado por Luxemburgo, Países Bajos y Austria.

En esos países, que representan el 35 % de las exportaciones españolas, el sistema Nutriscore opera como un “elemento diferenciador de consumo” y los consumidores “desconfían” de los productos que no lo tienen implantado, según el ministro.

Ha añadido que las exportaciones españolas “están en gran parte en juego” porque las ventas no solo dependen del precio, sino también de la calidad, y “el consumidor cada vez tiene más en cuenta” el contenido nutricional y otras dimensiones.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso. Efeagro/Chema Moya

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso. Efeagro/Chema Moya

“Si no somos capaces de mandar mensajes, el tejido industrial va a perder mucha competitividad en el mercado internacional”, ha destacado Garzón, que ha expresado su voluntad de aprobar ese etiquetado voluntario “lo antes posible” para que exista una regulación y las empresas que decidan adoptarlo puedan funcionar de manera adecuada.

El ministro ha recordado que la iniciativa de etiquetado forma parte del acuerdo de gobierno de coalición y que, sin ser un sistema “perfecto”, se ha demostrado que es “útil” para que el consumidor sepa lo que come de la mejor manera y es un “instrumento más” para cambiar hábitos de consumo y evitar miles de muertes al año.

Ha defendido la búsqueda de un consumo “más saludable y sostenible”, así como la lucha contra la obesidad, especialmente la infantil, que afecta al 17 % de los niños en España.

Garzón ha señalado que se va a reunir con “todos los actores” interesados y ha insistido en que no pueden implantar un sistema obligatorio, ya que se trata de una decisión que debe tomar la Comisión Europea, que lo está estudiando.

Ha indicado que el Nutriscore es “un primer paso” y que le gustaría incorporar otras dimensiones para medir el grado de procesamiento, de trazabilidad ecológica e incluso las condiciones sociales de la producción.

División de opiniones

La diputada del grupo popular Carmen Riolobos, que había pedido la comparecencia de Garzón, le ha acusado de “venderse a la industria agroalimentaria francesa” porque está “empeñado” en regular el Nutriscore, que “confunde a los consumidores y va a dañar la reputación de alimentos de la dieta mediterránea” como los españoles, y le ha exigido que lo posponga hasta que la UE decida qué etiquetado implementar.

La diputada socialista Marisol Sánchez ha contraatacado diciendo que “la oposición ha decidido utilizar el Nutriscore para desgastar al Gobierno”, sin atender a los argumentos del Ejecutivo.

Andrés Rodríguez Almeida (Vox) ha reclamado un etiquetado que “no penalice a la dieta mediterránea” y ha negado que el Nutriscore tenga “gran apoyo científico” porque hay algunas asociaciones en contra.

La representante de Podemos Laura López ha señalado que la oposición quiere transformar el Nutriscore en una “cuestión nacionalista” cuando se trata de hacer frente a la “grave situación de salud pública” causada por el consumo de alimentos no saludables.

Concep Cañadell, de Junts per Catalunya, ha criticado la falta de “consenso” en relación con ese sistema y Guillermo Díaz, de Ciudadanos, ha pedido a Garzón que encabece la defensa de los productos saludables españoles en la Comisión Europea e intente acelerar que el Nutriscore “se asemeje más a la realidad porque sera más eficaz y mejor para todos”.

Del grupo vasco, Josune Gorospe ha reclamado al ministro que aborde el etiquetado en diálogo con las empresas y mediante “un régimen transitorio si no quiere cargarse parte de la industria alimentaria”, mientras que Sergio Sayas (grupo Mixto) ha advertido de que el Nutriscore tiene el “riesgo de perjudicar aquello que se quiere fomentar”, como es la dieta mediterránea.

En su respuesta, Garzón ha rechazado que “la derecha utiliza el Nustricore para enfangar” cuando antes el PP lo apoyaba y que, con excepción del aceite de oliva, “la inmensa mayoría de los productos de la dieta mediterránea salen bien porque son frescos y no llevan Nutriscore”.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Consumo
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos