SECTOR LÁCTEO

El Gobierno pide al lácteo contratos flexibles para recoger los cambios en los costes

El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, ha instado a que los contratos entre los ganaderos de leche y la industria sean flexibles para que “tengan en cuenta la variabilidad de los costes de producción” y poder trasladarlo así al precio en origen de la leche.

Zona de envasado de una factoría láctea en Lugo (Galicia). Efeagro/Eliseo TrigoZona de envasado de una factoría láctea en Lugo (Galicia). Efeagro/Eliseo Trigo

Miranda ha presidido la mesa del sector lácteo en la que los ganaderos, la industria y la distribución han puesto sobre la mesa la crisis que afecta a la producción de leche por el encarecimiento generalizado de los insumos a nivel global.

En declaraciones a los medios de comunicación, Miranda ha dicho que la intención del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación es ayudar a ver “de qué manera” se puede seguir con los “contratos de larga duración” ganadero-industria pero que “garanticen” al productor poder repercutir los cambios en los costes de producción.

“Sigue habiendo demasiados contratos a precios fijos y, por lo tanto, no son capaces de reflejar las circunstancias que tenemos ahora” en el mercado, ha añadido.

Una fábrica de lácteos en Moeche (Galicia). Efeagro/Kiko Delgado

Una fábrica de lácteos en Moeche (Galicia). Efeagro/Kiko Delgado

Según Miranda, la situación que atraviesa el sector lácteo es “singular” porque el precio en origen es superior al de las campañas anteriores pero “los costes de producción se han incrementado en mayor medida”.

Con todo ello, es un sector que pierde productores “de forma reiterada desde hace dos décadas”, lo que “preocupa porque” refleja una “falta de remuneración suficiente” convertida en “motivo para abandonar la actividad”.

Por eso, ha hecho un llamamiento a la industria y a la distribución para que “tomen conciencia” de la situación y adopten “la mejor forma de dar solución al problema”.

La reunión de este miércoles se enmarca también dentro del “diálogo” que genera la Ley de la Cadena, ahora en tramitación en el Senado para su nueva reforma.

La mesa del lácteo, según ha señalado, se ha emplazado para reunirse nuevamente en diciembre y hacer un seguimiento de la situación.

El responsable del sector lácteo de Asaja, Ramón Artime, ha asegurado que la situación es complicada y se encuentran en el mismo punto que “hace tres años”.

Para Artime, “eso es así porque no hay voluntad por parte de la industria fuerte” y ha lamentado la incapacidad de la producción para trasladar la subida de costes al siguiente eslabón: “Estamos en manos de las grandes industrias”.

Artime ha subrayado que los ganaderos “no están pidiendo para enriquecerse sino para seguir viviendo”.

La responsable del vacuno de leche de COAG, Charo Arredondo, ve también “difícil” solución a la situación y culpa a la parte de la industria que no quiere hacer “adendas” a los contratos para actualizarlos.

Para Arredondo es la hora de que la industria “mueva ficha” porque “queremos, al menos, pagar los costes de producción”.

El secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, cree que la actitud de “algunas” industrias es “reprochable” porque “se quieren quedar con todo” el negocio.

Considera “irrisorias” las subidas de “un céntimo” en el pago que ofrecen por la leche y les avisa que “están equivocados si con ello pretenden que nos conformemos”.

Ha valorado que la distribución, en líneas generales, sí haya aumentado los precios de venta al público aunque también son “insuficientes” porque han rondado los “tres céntimos”.

El encuentro se ha celebrado en un momento en el que los ganaderos han puesto el foco en determinadas industrias lácteas, han anunciado movilizaciones e incluso barajan boicotear algunas marcas de leche.

Por parte de la industria ha asistido el director general de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil), Luis Calabozo, quien ha incidido en que los contratos se pueden modificar “legalmente” pero “sólo” para corregir “al alza” precios a liquidar, volumen o duración de los contratos.

Eso demuestra lo “garantista” que la ley es “con la producción primaria, y debe ser así”.

Sin embargo “nadie garantiza que en el ciclo de un año vuelvan a caer los costes” y, en ese caso, la imposibilidad de modificar los contratos a la baja afectaría a la competitividad industrial.

Son “rigideces” que “da un contrato a largo plazo” con sus “pros y contras”, ha añadido.

Hay otros sectores que “igual pueden gestionar de forma más eficiente” una crisis de costes como la actual pero es más difícil para el lácteo porque es un producto utilizado “tradicionalmente” como reclamo al consumidor, ha remarcado.

El secretario general técnico de la patronal del sector de supermercados Asedas, Felipe Medina, cree que la crisis del sector lácteo es “diferente” a las anteriores porque “no es exclusiva” del sector y la búsqueda de soluciones, por lo tanto, “es muy complicada en un contexto además de salida de una pandemia”.

Para Medina, la herramienta “fundamental para hacer que funcione” es la Ley de la Cadena, “ahora en su tercera reforma”, y que desde febrero 2020 obliga a cubrir costes de producción.

Eso sumado a otras herramientas propias del sector lácteo “son las vías para gestionar una vez más una situación delicada”.

En su intervención, también ha comentado la mejor posición negociadora de la industria frente a la distribución en España porque “hay apenas 5-6 industrias que suministran -leche- a las más de 100 cadenas de supermercados que representa Asedas”.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos