DATOS DE AGROSEGURO

La factura de los ataques de la fauna salvaje: 313.000 euros en 2019

Los ataques de animales silvestres (principalmente lobos y perros asilvestrados) al ganado han generado indemnizaciones de 313.186 euros en lo que va de año, con 1.614 cabezas de ganado siniestradas.

Un lobo en campos de Zamora. EFE/Archivo. Mariam A. MontesinosUn lobo en campos de Zamora. EFE/Archivo. Mariam A. Montesinos

Son los datos de la Agrupación de Entidades Aseguradoras de Seguros Agrarios Combinados (Agroseguro). El sector ovino y el caprino es el más afectado en número de cabezas (1.162 agresiones) y con una indemnización valorada en algo más de 83.000 euros). Sin embargo, es el ganado vacuno, con 430 ataques, el que genera el mayor valor de las indemnizaciones (221.564 euros en total).
El equino figura en tercera posición, con 22 ataques y 8.550 euros a lo largo de este año.

Ovejas atacadas por lobos en el País Vasco. EFE/Archivo. David Aguilar.

Ovejas atacadas por lobos en el País Vasco. EFE/Archivo. David Aguilar.

Casi un millón de euros en indemnizaciones en 2018

En 2018, según la misma fuente, se produjeron 4.643 ataques con derecho a una indemnización global cercana al millón de euros (985.809 euros). El patrón es similar al de 2019, con una mayoría de ataques en ovino/caprino (3.199 en total) y 234.734 euros por estos siniestros. Los ataques a terneros y vacas superaron el millar (1.404) y se tradujeron en 734.065 euros de indemnización, mientras que en el caso de los equinos se registraron el año pasado 40 ataques y 17.000 euros compensatorios.
Las agresiones al ganado han vuelto a la actualidad tras los ataques de una osa liberada por Francia en los Pirineos a ovejas en Navarra; asunto que incluso fue tratado la semana pasada en una reunión bilateral entre ambos países.
A pesar de la notoriedad de este caso, no es el oso sino el lobo la especie que más ataques realiza en la península ibérica, debida a una población creciente derivada de los programas de reintroducción.
En un informe de 2017, la organización agraria UPA estimaba que los ataques del lobo al ganado provocaban unas pérdidas anuales de cuatro millones de euros al sector.
En 2016, último año del que hay datos oficiales, se notificaron 5.328 ataques de lobos en España (más de 14 diarios de media), que se saldaron con 10.479 animales muertos.

El caso “Claverina” y el lobo

El temor a “Claverina” se ha colado incluso en las conversaciones al más alto nivel que mantienen en el Ministerio de Transición Energética autoridades francesas y españolas, reunidas para abordar este asunto, entre otros temas. La osa fue liberada junto a otra, de nombre “Sorita”, a principios de octubre en una zona francesa límitrofe con Navarra, dentro de un programa de reintroducción del Gobierno francés. El plantígrado no ha dudado en cruzar la frontera y ya en España ha protagonizado ataques a ganado ovino.

La mayor parte de los 41 osos censados en los Pirineos se encuentran en zona francesa, pero eso no quita que el ganado de Cataluña y Aragón, principalmente, sufra ataques: se calcula que se registraron más de medio centenar en 2017. Los ganaderos y las organizaciones de productores colocan el foco en los planes de reintroducción de algunas especies y citan sobre todo el caso del lobo, cuya población ha crecido gracias a estas iniciativas en diversas zonas de la Península Ibérica.

Castilla y León es una de las más perjudicadas por este depredador, y hay zonas donde se registran hasta dos ataques diarios al ganado, según el sector. El secretario general de COAG en Castilla y León, Aurelio Pérez, ha indicado a Efeagro que esta comunidad autónoma tiene un “problema” de “superpoblación” de fauna silvestre, entre ellas el lobo, que “sigue colonizando terreno”: calcula que hay 200 manadas y algunas de ellas a 15 kilómetros de Salamanca capital o a las puertas de Ávila.

El oso, aunque menos presente, se deja ver por el norte de la región y no sólo causa ataques a ovino y vacuno, sino también a las colmenas de abejas.

Indemnizaciones escasas

Las indemnizaciones a los productores no cubren los daños causados, ha lamentado Pérez, quien pone el foco también en los ataques crecientes de buitres a vacas recién paridas o terneros a los que causan la muerte.

 

Huella de la osa “Claverina”. EFE/Archivo. Gobierno De Navarra

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ganadería
(No Ratings Yet)
Loading...

LD_EA_PAC_112018_SQ

LD_EA_PAC_112018_SQ

Sostenibilidad