El futuro del tomate canario, pendiente de las condiciones del brexit

El 50 % de la producción de tomate canario se consume en Reino Unido. Las ayudas que perciben los productores para el transporte y del Posei son fundamentales para su exportación, pero están vinculadas al comercio intracomunitario.

Tomates. Foto: EFEAGRO/ AQTomates. Foto: EFEAGRO/ AQ

Responsables del Gobierno de Canarias y de los productores de tomate y pepino del archipiélago pidieron este jueves en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) el mantenimiento de las ayudas agrícolas y al transporte ligadas a su insularidad, ante la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

El viceconsejero del Sector Primario del Gobierno Canario, Abel Morales, ha explicado tras su reunión con el secretario general de Agricultura y Alimentación del MAPA, Fernando Miranda, que el 50 % de la producción de tomate canario, del que dependen 6.000 empleos directos e indirectos, se exporta actualmente a Reino Unido.

Canarias exporta un promedio anual de 37.500 toneladas de hortalizas, frutas, tubérculos, flor cortada, plantas, especias y plantas medicinales al mercado británico.

Abel Morales (derecha) transmite a Fernando Miranda (izquierda) las inquietudes del sector del tomate canario. Foto: Gobierno de Canarias

“El comercio agrícola con Reino Unido tiene más de 130 años de historia y queremos que siga” y, para ello, es necesario “el mantenimiento tanto de las ayudas al transporte como al sector agrario a través del programa Posei”, que están ligadas a la comercialización de productos a países comunitarios, ha señalado.

Morales ha indicado que si bien el miércoles, la secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, María José Rallo del Olmo, desconocía la situación a la que se enfrentaba el tomate canario ante el brexit, tras el encuentro con Miranda, están “más tranquilos”.

Agricultura transmite tranquilidad al sector

Miranda transmitió la semana pasada a Bruselas” el interés de España por “las circunstancias particulares” de la agricultura española insular tras el brexit y “nos ha dicho que estemos tranquilos, que habrá flexibilidad” y que “han hecho su tarea”, ha apuntado.

Ante la salida de Reino Unido de la UE, el responsable canario del sector primario se ha mostrado convencido de que “hay que estar preparado para cualquier acontecimiento y defender con uñas y dientes a los productores canarios“.

El presidente de la Asociación de Cosecheros Exportadores de Tenerife (Aceto), Francisco Echandi, ha reconocido que existe “preocupación en el sector tomatero de Canarias ante el brexit”.

Las compensaciones al transporte, como las ayudas del Posei, que están vinculadas a que la producción tomatera tengan como destino un país de la Unión Europea carecerían de sentido” con su enunciado actual tras el brexit.

“Un cultivo inviable sin ayudas”

“Sin las ayudas, el cultivo de tomate sería totalmente inviable y pondría en riesgo y peligro la producción”, ha sentenciado, tras avanzar que el próximo lunes está prevista una nueva reunión sobre el brexit en la que participará el viceconsejero de sector primario canario.

Miranda estaba al tanto de la situación de Canarias y parece que hay voluntad”, ha admitido Echandi, quien ha coincido con Morales que tras la reunión están “más tranquilos que antes de coger el vuelo” a Madrid para hablar con Fomento y Agricultura.

Ha explicado que, de no conseguirse excepcionalidades en las actuales ayudas para la agricultura de zonas ultraperiféricas a propósito del brexit, las soluciones podrían pasar por ampliar las ayudas a la comercialización y a la superficie agrícola del Posei.

Gracias a este programa, el sector canario del tomate recibe ahora una ayuda por hectárea de 15.000 euros, con la condición de que esa producción salga a países comunitarios, y se está “barajando la posibilidad de aumentar esa ficha, pero no está claro bajo qué fórmulas para que no desaparezca el sector”, ha anticipado.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO