APUESTA POR PRODUCTOS MENOS NOCIVOS

Qué futuro tiene el tabaco en un mundo donde el fumador cada vez fuma menos

A pesar de que el consumo de tabaco en los países occidentales da señales de declive, el empuje de las naciones emergentes, las proyecciones de crecimiento de la población mundial y la aparición de nuevos productos hacen que la industria tabaquera se muestre confiada en su futuro, incluso a largo plazo.

Cigarrillos electrónicos en un establecimiento comercial. Foto: EFEAGRO/ Concha RubioCigarrillos electrónicos en un establecimiento comercial. Foto: EFEAGRO/ Concha Rubio

Estadísticas oficiales apuntan a que en el mundo se consumen más de 5,5 billones de cigarrillos al año, o lo que es lo mismo, 15.000 millones al día, con China como destacado líder de este capítulo con cerca del 40 % del total; no en vano, en el “gigante” asiático se fuma más cantidad de cigarrillos que en los siguientes 29 países que le suceden en la clasificación… juntos.

Las previsiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)  y estudios independientes coinciden en que aunque la prevalencia mundial -es decir, el porcentaje de población que fuma diariamente- ha caído en las últimas décadas, la cifra total de consumidores crece sin descanso por el aumento de población.

Se fuma menos cantidad, de forma menos intensa, pero fuman más personas“, confirma un alto directivo de una gran tabaquera en España. Los datos apuntan a que mercados como el europeo son más “maduros“, donde se registran ligeros descensos de ventas, en contraste con países emergentes.

Las alertas sanitarias, la existencia de leyes más restrictivas o la fuerte carga impositiva sobre los cigarrillos son algunos de los factores que explican estas diferencias entre mercados.

La multinacional Japan Tobacco International (JTI) apuntaba en una reciente presentación ante inversores que las principales “oportunidades” se encuentran en las regiones Asia-Pacífico, América Latina, Oriente Medio y África, zonas precisamente donde el crecimiento demográfico será mayor en los próximos años.

Los inversores parecen tenerlo claro y no vislumbran el fin de un sector que sigue siendo altamente rentable. Un informe elaborado por Credit Suisse en 2015 señalaba a la del tabaco como la industria presente en bolsa con mejor retorno de todas en el período 1900-2014: un dólar invertido a principios del siglo XX se habría revalorizado hasta rondar los 6,2 millones 114 años después.

Concentración empresarial puede continuar

Esa rentabilidad se explica, al menos en parte, por el notable fenómeno de concentración entre las grandes tabaqueras, con cuatro operadores (Philip Morris, BAT, JTI e Imperial) como grandes dominadores globales.

“Las grandes empresas que controlan el mercado son las que han sobrevivido a ese proceso y han crecido a través de adquisiciones. Ese proceso puede continuar a través de compras de compañías regionales“, explica otra fuente de la industria.

Sin embargo, cultivadores de tabaco, estanqueros y representantes de tabaqueras consultados por Efeagro coinciden en analizar la aparición -todavía incipiente- de toda una nueva gama de productos vinculados con los cigarrillos como una especie de revolución para este mercado, que esperan garanticen su supervivencia a largo plazo.

Los cigarrillos electrónicos y más recientemente los dispositivos que calientan pero no queman el tabaco -“heat not burn“- persiguen ofrecer al consumidor una alternativa menos nociva para su salud, un viejo sueño de la industria que parece ahora más cercano.

Productos de “riesgo reducido”

“Queremos convertirnos en el líder indiscutible de los productos de riesgo reducido” para que “reemplacen en última instancia el tabaco de combustión en beneficio de los fumadores adultos, de la sociedad y de nuestra propia compañía”, decía en septiembre el consejero delegado de Philip Morris, André Calantzopoulos.

La multinacional estadounidense -dueña de Marlboro, entre otras marcas- introdujo en 2017 su “IQOS” en España, un dispositivo electrónico que calienta pero no quema el tabaco, por lo que no genera humo y con el que asegura que se reduce en un 90 % sus efectos perjudiciales. Por el momento está a la espera de que las autoridades confirmen sus estudios.

También JTI aboga por este tipo de productos tras la compra de la firma Ploom, mientras que BAT hace lo propio con su marca “Glo“. Por el contrario, Imperial se muestra escéptica y centra su apuesta en el cigarrillo electrónico -sin nicotina-, con su enseña “Blu“.

Quitarle al tabaco lo que le hace odioso abre una nueva ventana. Acabar con el humo, las emisiones, convertirlo en algo más amistoso para el consumidor y la sociedad en general…”, resume un miembro del sector tabaquero español con años de experiencia, quien no esconde su optimismo ante lo que algunos ya ven como el comienzo de una nueva era.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos