ALIMENTACIÓN DISTRIBUCIÓN

La franquicia seduce al “súper” en España: crecen un 72 % en cinco años

Ha pasado de 3.860 a superar los 6.600 establecimientos entre 2012 y 2016. DIA es la que más apuesta por este modelo: casi la mitad de sus 7.400 tiendas operan bajo este régimen.

Vista de la fachada de un supermercado DIA, la empresa que más apuesta por la franquicia. Foto: Cedida por la compañíaVista de la fachada de un supermercado DIA, la empresa que más apuesta por la franquicia. Foto: Cedida por la compañía

El modelo de franquicia, tan frecuente en sectores como el de la restauración, ha enamorado perdidamente a algunas de las principales cadenas de supermercados españolas, que fían su expansión por todo el territorio a este tipo de negocio.

Las cifras son elocuentes: el número de tiendas de alimentación y supermercados bajo este régimen se ha disparado un 72 % entre 2012 y 2016, al pasar de 3.860 a superar los 6.600 establecimientos. Y subiendo, a pesar de que en los últimos tiempos han aparecido decenas de denuncias de franquiciados en este sector.

Los datos, recogidos en el informe de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) de 2017, reflejan además que por primera vez, el número de supermercados que operan bajo este régimen supera la cifra de tiendas propias (poco más de 6.000).

Facturación

No obstante, en lo que se refiere a la facturación, los establecimientos propios representaron el 55 % de todos los ingresos de estas empresas en 2016 (unos 5.500 millones de euros), frente al 45 % de las gestionadas por sus “socios”.

Aún así, los ingresos también muestran una evolución espectacular si se comparan con los de 2012: las franquicias vendieron por valor de 4.590 millones de euros en 2016, un 54 % más que un lustro antes.

Y eso aunque el número de grupos de distribución que apuestan por dicho modelo se redujo ligeramente en el último año, de 67 a 65, lejos, por ejemplo, de las 180 empresas del sector de la hostelería y la restauración que apuestan por este modelo.

De las cinco cadenas de supermercados que lideran el mercado español (Mercadona, Carrefour, DIA, Eroski y Lidl, en ese orden), tres han sido seducidas por los encantos de este modelo.

DIA, la apuesta más fuerte

La apuesta más importante en términos globales es la de DIA, ya que casi la mitad de sus cerca de 7.400 tiendas en todo el mundo operan bajo este régimen; sólo en la Península Ibérica el número de franquicias asciende actualmente a 2.160 tiendas.

Aunque con menor número, Carrefour ha acelerado el ritmo para expandir su supermercado bajo la enseña “Express” por todo el país, del que ya cuenta con cerca de 550 establecimientos bajo régimen de franquicia; más de un centenar de ellos son gestionadas hoy por antiguos empleados. Dígitos similares maneja Eroski, con aproximadamente medio millar de franquicias de un universo total de 1.800 locales.

A estas grandes se suma Alcampo con su enseña de supermercado Simply, así como decenas de grupos de ámbito regional, como Caprabo, Condis, Covirán o Miquel Alimentació.

“Hay una apuesta muy fuerte por parte de las grandes cadenas de distribución”, reconoce en declaraciones a Efeagro el presidente de la AEF, Xavier Vallhonrat, quien considera que han sido “muy ágiles” y rápidos a la hora de encontrar franquiciados.

En su opinión, el hecho de no necesitar un perfil muy técnico ha facilitado esa labor, y, según recuerda, durante la crisis económica era frecuente ver cómo muchos inmigrantes recién asentados en España se decantaban por esta opción de negocio.

La distribución, un sector refugio

“La distribución es un sector refugio, ya que no es el más rentable, pero sí de los más seguros para el franquiciado por tratarse de una actividad sin muchos picos, sin altibajos fuertes”, tercia el socio director de la consultora T4 Franquicias, José Aragonés.

Los grupos de supermercados que han optado por esta vía tienen “marcas ya muy reconocidas”, por lo que no es necesario darlas a conocer al gran público, aunque Aragonés advierte de que el sector también presenta algunas dificultades, como la complejidad de gestionar el surtido y los stocks.

“Antes la distribución no pensaba en franquiciar, no encajaba en su idea porque había que ceder la marca a terceros. Pero ahora este modelo se ha extendido a todos los sectores”, explica.

Tanto Aragonés como Vallhonrat admiten el impacto negativo de las noticias sobre denuncias de franquiciados -sobre todo contra DIA, que afronta cerca de una treintena de litigios judiciales por el momento, y Carrefour, con aproximadamente una decena-, aunque insisten en que su número es pequeño respecto al total y que el porcentaje de cierres de tiendas en el sector es “muy bajo”.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas     Industria

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.