FLOR CORTADA Y PLANTA

El negocio de la flor cortada confía en revivir con la festividad de Los Santos

La cancelación de celebraciones y fiestas, como la ofrenda de El Pilar, hace que el negocio de flor cortada, uno de los más afectados por la pandemia, tenga puesta sus esperanzas en retomar la normalidad con las ventas por Todos los Santos, pese a las limitaciones de aforo en los cementerios.

Imagen de archivo de flores que cubren las lápidas de un cementerio de Nogueira de Ramuín (Ourense). Efeagro/ Brais Lorenzo
Imagen de archivo de flores que cubren las lápidas de un cementerio de Nogueira de Ramuín (Ourense). Efeagro/ Brais Lorenzo

“Hemos hecho un gran esfuerzo para que haya flores frescas” en esta celebración, según el responsable de flor cortada de COAG-Andalucía (la principal productora), Luis Manuel Rivera, quien calcula que normalmente esta campaña supone entre el 30 y 40 % de las ventas anuales del sector.

En 2019, los españoles destinaron 120 millones a la compra de flores para honrar a sus difuntos, de acuerdo a los datos del sector, con crisantemos, margaritas, gerberas, claveles, paniculata o solidago como las especies que se cultivan para estos días.

Invernadero con flores para el Día de Todos los Santos 2020. Efeagro/ Cedida por COAG Andalucía

El secretario general de UPA y floricultor, Lorenzo Ramos, explica a Efeagro  que en este año atípico, con la cancelación de la Semana Santa, Las Fallas, los días de la Madre y del Libro, las ferias, las comuniones o las bodas, los productores que se dedican a su cultivo todo el año y no solo en fechas puntuales, lo han retomado con prudencia.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, en su invernadero de flores. Efeagro/L.R.

También se han frenado las importaciones que tradicionalmente se hacen desde Colombia, Ecuador y otros países de Latinoamérica, que son los que lideran la producción de rosas y claveles para fechas señaladas y que completan la oferta de España, según Ramos.

No sabemos lo que va a pasar, aunque no perdemos la esperanza si el tiempo es bueno y acompaña para que las personas se acerquen la próxima semana a los cementerios”, ha asegurado, pese a las restricciones impuestas por algunos ayuntamientos y los cierres perimetrales de comunidades autónomas decretados.

En mayo, a federación hortofrutícola Fepex cifró en 440 millones de euros las pérdidas de productores, viveristas y centros de jardinería españoles, que tuvieron que tirar a la basura -y en algunos casos, destinar a la alimentación de ganado- miles de flores cultivadas y planta ornamental.

El empresario Lucas Sánchez Jiménez, administrador solidario de Socimur, da de comer a las ovejas flores que tenía almacenadas en su cámara frigorífica para la venta en esta Semana Santa. Efeagro/Marcial Guillén

Ayudas europeas

Para contrarrestar una pequeña parte de esa debacle, los floricultores están a la espera de percibir ayudas del fondo de 10,4 millones de euros que la Unión Europea (UE) aprobó para este sector, que está excluido de los pagos regulares de la Política Agrícola Común (PAC).

El director de Asociaflor, Luis Marín, subraya a Efeagro que hay una “honda preocupación entre los agricultores” por las restricciones de movilidad y que la producción en Andalucía será entre un 50 y un 60 % más baja en variedades de ciclo corto, respecto a la de la celebración de Todos los Santos de 2019.

“Para la gente de la flor cortada, el cierre de los cementerios sería la ruina completa, y si la celebración transcurre con normalidad aunque sea de forma limitada será un pequeño alivio que podrá salvar un poco el año”, señala Marín, tras criticar que durante el estado de alarma no se considerase a este producto de primera necesidad como al resto de las partidas agrícolas.

Servicio directo a los cementerios

El operador que ha sorteado mejor la crisis ha sido el de la venta online de Interflora, que cuenta con una red asociada de 1.500 floristerías y que para este celebración estrena en España un servicio para llevar los encargos de flores al lugar de enterramiento para las familias que no se puedan desplazar.

El director general de Interflora, Eduardo González, detalla a Efeagro que este servicio ya lleva activo más de 40 años en Francia y el florista que recibe el pedido hace una fotografía del arreglo -que envía por correo electrónico a la persona que lo ha hecho- y lo deposita en la tumba señalada por el cliente.

imagen de una mujer con flores en el cementerio de La Almudena (Madrid) el Día de Difuntos de 2019. Efeagro/ Paco Campos

Interflora espera este ejercicio facturar 21,5 millones de euros frente a los 19 millones de 2019, en gran medida porque la ventas online de ramos y centros “fueron excelentes” durante el confinamiento, y se multiplicaron por 2,5 esas semanas.

“Las flores se regalan para expresar sentimientos y emociones, y no solo por los cumpleaños”, ha añadido González.

A su juicio, con esta pandemia “se ha producido un cambio en el hábito de compra del consumidor, que ahora tiene una mayor confianza en el comercio electrónico, al que además se han incorporado nuevos tramos de edad“.

La Asociación Española de Floristas (AEFI) también ha anunciado que las floristerías han potenciado el servicio a domicilio para ofrecer “facilidades a clientes y promover las ventas”.

Fuentes de esta organización confirman que “las floristerías han sido prudentes a la hora de aprovisionarse de género para ajustar mejor los volúmenes de compra y venta, por lo que recomiendan que los clientes anticipen sus encargos“.

Etiquetado con: , , , , , , , , , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO