FAO: el comercio alimentario mundial puede compensar efectos del cambio climático

El comercio internacional de alimentos puede compensar en parte los efectos negativos del cambio climático sobre la producción agrícola de los países pobres, según indicó recientemente la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Imagen de archivo de un agricultor a las afueras de Nueva Delhi en un campo de cultivo. La FAO busca la reorganización del comercio alimentario mundiImagen de archivo de un agricultor a las afueras de Nueva Delhi en un campo de cultivo. La FAO busca la reorganización del comercio alimentario mundial para enfrentar algunos de los efectos del cambio climático. Foto: EFE/Harish Tyagi

El director general adjunto de la FAO, Kostas Stamoulis, explicó en una conferencia que “el cambio climático reorganizará la producción en la agricultura a expensas de los países en desarrollo”, situados en su mayoría en las regiones tropicales.

La seguridad alimentaria de esas zonas está amenazada por el impacto de la variabilidad del clima, con una mayor frecuencia de sequías e inundaciones, según un nuevo informe de la agencia sobre el estado del comercio global de alimentos básicos.

Se espera que el cambio climático altere también el mapa de los flujos comerciales, de modo que para 2050 los países del sur de Asia y del norte y del oeste de África aumenten sus importaciones de productos agrícolas, al tiempo que crecerán las exportaciones de Norteamérica, Europa y Asia Central.

Según la FAO, el comercio mundial podría ayudar en parte a llevar los excedentes de alimentos a aquellas áreas deficitarias, mejorando la disponibilidad y el acceso a esos productos, si bien existe el riesgo de que los pequeños agricultores de países pobres salgan perdiendo.

El comercio alimentario mundial

Se expandió rápidamente desde el 2000, experimentó ciertas contracciones entre 2009 y 2012, y luego un débil crecimiento hasta 2016, cuando su valor ascendió a 1,6 billones de dólares (1,36 billones de euros).

En ese periodo la participación de las economías emergentes en los mercados agrícolas se ha incrementado, como en los casos de Brasil y China, que ocuparon en 2016 el tercer y el cuarto puesto entre los principales exportadores del mundo, respectivamente, por detrás de la Unión Europea y Estados Unidos.

Stamoulis añadió que los intercambios entre los países pobres y emergentes se intensificaron en los últimos años y, en 2015, alrededor de la mitad de las exportaciones de naciones de ingresos bajos y medios se dirigieron a otros países en desarrollo.

Archivo. Mapa hambre-cambio climático

Archivo. Mapa de Vulnerabilidad a la Inseguridad Alimentaria y el Cambio Climático 2050. Foto: PMA-ONU

De cara al cambio climático y la OMC

El responsable aseguró que las políticas comerciales, lejos de “distorsionar” el mercado, deberían ser “transparentes y predecibles”, además de contemplar aspectos como los seguros agrícolas o los pagos a cambio de servicios ambientales para contribuir a combatir el cambio climático.

Reclamó una definición acordada a nivel internacional para definir la huella de carbono en los productos alimentarios con el fin de facilitar las políticas climáticas bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según la FAO, en principio no existe conflicto entre esas políticas y las reglas del comercio multilateral, ya que varias provisiones de la OMC “se pueden acomodar” para cumplir con el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático, adoptado en 2015.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Sin categoría
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.