INDUSTRIAS CÁRNICAS

“Falsos autónomos” en el cárnico: una negociación pospuesta “sine die”

Las dos reuniones de la mesa de negociación entre patronales y sindicatos no consiguen desbloquear y atajar el problema de las cooperativas de trabajo asociado.

Imagen del interior de una industria cárnica. EFEAGRO/Santi OteroImagen del interior de una industria cárnica. EFEAGRO/Santi Otero

El signo de interrogación sobre la palabra “negociación” es el que mejor refleja el ambiente en las “Mesas de Negociación” iniciadas entre las patronales cárnicas y los sindicatos mayoritarios hace diez días para solucionar el problema creado en torno a las cooperativas de trabajo asociado.

Dos reuniones se han celebrado desde entonces (20 y 25 de abril) y ni todos han acudido a ellas, ni los que han asistido han conseguido alcanzar un mínimo acuerdo que les permita seguir hacia adelante.

La situación es tal que representantes de la industria cárnica han asegurado a Efeagro que “por el momento” no hay fecha marcada para un nuevo encuentro, por lo que la negociación se pospone “sine die”.

Los sindicatos mayoritarios -sólo UGT ha asistido- exigen antes de comenzar a hablar que los “falsos autónomos” de estas cooperativas, como así los denominan ellos, pasen a ser asalariados de las industrias cárnicas para mejorar sus derechos laborales.

Exigencias no aceptadas por las patronales

En un comunicado conjunto emitido el 20 de abril, la Interprofesional de la Avicultura de Carne de Pollo (Propollo) y la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) -presentes en la reunión- dejaron claro que las exigencias del sindicato no les parecen aceptables.

“Los planteamientos puestos sobre la mesa hasta el momento no permiten que sean aceptados por las empresas, lo que conduciría a un escenario de judicialización y enormes costes y sanciones” que pondrían en peligro la viabilidad de dichas empresas, según expresaron en el comunicado. Por lo tanto, no se da el punto de partida necesario para comenzar a negociar y no parece que la situación vaya a cambiar en el corto plazo.

Imagen de archivo de una empresa cárnica. EFEAGRO/Archivo. Martín Crespo

Comisiones Obreras ni siquiera ha acudido a estas mesas -que fueron impulsadas por el propio Ministerio de Empleo- porque, según han dicho desde su filas a Efeagro, son un “intento de desviar la atención” y de intentar “frenar las actuaciones” puestas en marcha por la Inspección de Trabajo. Hay que recordar que coincidiendo justo con la primera reunión, CCOO anunció una batería de denuncias ante la Inspección de Trabajo.

Desde UGT, sí han asistido a los encuentros por el “interés” en buscar ese diálogo que permita desbloquear la situación. Pero su posición no es menos contundente que la de CCOO, porque consideran que, antes de comenzar cualquier negociación, “hay una cuestión previa y es el reconocimiento” de que los “falsos autónomos” están trabajando en condiciones bajo “fraude de ley” y “las empresas tienen que hacerles contratos como un trabajador más”.

Por eso, las mismas fuentes de UGT afirman que “no tienen la percepción de que hayan sido reuniones productivas” y piden a las patronales que “reflexionen y valoren” al respecto.

Un escenario difícil

Con este panorama, desde sectores de la industria cárnica consideran que “el marco de recorrido es cero” porque no ven a los sindicatos dispuestos a negociar y creen que el fin último que buscan es acabar con la figura -actualmente legal- de las cooperativas de trabajo asociado.

En ese comunicado enviado por Propollo y Anice, los empresarios cárnicos admiten que la situación es compleja y la solución requerirá la modificación de normas vigentes pero “asumen el compromiso de hacer todos los esfuerzos para alcanzar un consenso imprescindible en este momento”.

Esta falta de acuerdo puede afectar además a la negociación del convenio colectivo de las cárnicas que está previsto que comience en mayo y en la que este asunto, sin duda, tendrá un gran protagonismo.

De momento, las posiciones siguen encontradas y habrá que esperar para ver si deciden darse una nueva oportunidad con reuniones que, por ahora, no están cerradas en las agendas.

El conflicto comenzó cuando los sindicatos alzaron la voz al entender que los cooperativistas trabajan subcontratados como autónomos a efectos legales para una industria pero con la diferencia de que sus derechos laborales son inferiores a los asalariados de la industria con la que comparten el tipo de labor, horario o espacio de trabajo.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Empresas     Industria

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.