Las empresas de espirituosos piden acabar con la discriminación y pagar por cada grado de alcohol

Empresas de espirituosos aseguran que están perjudicadas por un marco regulatorio que las discrimina en comparación con otras bebidas alcohólicas como la cerveza. La asociación que agrupa a estas compañías reclama pagar por cada grado de alcohol.

Bosco Torremocha, director dejecutivo de FEBE.Foto: EFEAGRO / Concha RubioBosco Torremocha, director dejecutivo de FEBE.Foto: EFEAGRO / Concha Rubio

El sector de las bebidas espirituosas prevé cerrar el año con una caída próxima al 5 %, lo que supondrá una descenso acumulado del 40 % desde que en 2007 empezó la crisis económica, según ha detallado el director ejecutivo de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE), Bosco Torremocha.

Torremocha ha precisado hoy que se ha perdido una cada tres consumiciones de bebidas espirituosas, lo que ha dejado la producción en los 200 millones de litros, frente a los 350 millones de 2007.

Ha señalado que todas las categorías caen, a excepción de la ginebra, que crece un 7,1 %, con el whisky como la categoría más consumida (26 %), seguida el ron (17 %) y la ginebra (16 %).

Detalle de bebidas espirituosas. Foto: EFEAGRO/ Concha Rubio

Detalle de bebidas espirituosas. Foto: EFEAGRO/ Concha Rubio

Según el director ejecutivo, el sector de las bebidas espirituosas prolonga su crisis, perjudicado por un marco regulatorio que le discrimina en comparación con otras bebidas alcohólicas como la cerveza.

Para Torremocha, la situación es discriminatoria porque a su juicio se debe pagar por cada grado de alcohol.

En este sentido, ha recordado que bebidas como “la cerveza representan el 50 % de la totalidad del alcohol que se vende en España, mientras que los espirituosos suponen el 25 %.

Por otra parte, ha asegurado que “estos ocho años de crisis es “algo insostenible para cualquier sector”.

Sin embargo, ha apuntado que el sector ha dejado de destruir empleo, sobre todo por el tipo de compañías, “ya que la empresa familiar aguanta con más resignación la crisis económica y es capaz de comerse sus márgenes para no tener que despedir a la gente”.

En cuanto a la evolución de las ventas, el canal que más cae es el de la hostelería (-5,8 %), con un descenso menor en la alimentación (-3,8 %), “lo que situará la media en torno al 5 %”

La crisis ha supuesto un cambio en el balance de las ventas, y si antes el 80 % se concentraba en hostelería y el 20 % restante, en alimentación, ahora es el 70 % y el 30 % respectivamente.

Ha resaltado el efecto de la subida de impuestos del 10 % el año pasado, “que provocó una distorsión en el mercado, con un aumento del consumo de la cerveza en detrimento de los espirituosos”.

La mayor caída de las ventas en 2014 corresponde al anís (-8,6 %), seguido de los licores (-7,8 %); ron (-7,4 %); brandy (-7,1 %); whisky (-6,2 %); vodka (-4,8 %) y tequila (-1,8 %).

En estas fechas se consumen más licores y espirituosos; un periodo que llega a representar en algunos casos el 25 % de las ventas del año.

Aunque la ginebra es la única categoría que sube, su incremento del 7 % “no compensa la caída del resto de segmentos”, ha detallado.

En cuanto a la recaudación de impuestos, desde FEBE explican que el sector se encuentra a niveles de 1999, por la caída de ventas que incide directamente en una menor recaudación.

En este sentido, ha destacado que la tendencia es negativa, porque a su juicio “el Gobierno eligió, entre todas las medidas posibles, la peor, y en consecuencia en 2014 se recauda menos que en 2013, y menos de lo que se podía recaudar”.

Según sus datos, España exporta 1 de cada 3 litros producidos en el territorio nacional y el ritmo de exportaciones es bueno.

En cuanto al papel de la marca de la distribución, ha resaltado que temían “un crecimiento muy alto, pero que en sus picos más altos no ha superado el 10 % y en el último año no ha crecido la participación”.

Ha valorado el auge de la coctelería, porque “el español no busca la graduación en la botella; la mayoría de nuestros productos se consumen combinados y, al final, el consumo de alcohol es más bajo que el de la botella”.

Tras reconocer que tiene esperanza de que haya un cambio impositivo porque los datos de recaudación “son lamentables”, Torremocha se ha referido al efecto sustitución en el mercado de las bebidas espirituosas por otras más baratas como la cerveza, como una situación similar a la vivida en el tabaco con las marcas más bajas de precio. EFEAGRO

 

Etiquetado con:
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.