ESPAÑA ACEITE

España propone sacar el aceite de oliva del sistema de etiquetado Nutriscore

El Gobierno español apuesta por sacar el aceite de oliva de la lista de productos que utilicen el etiquetado Nutriscore, en línea con las reclamaciones del sector, porque la calificación que le da este sistema “no refleja sus beneficios nutricionales”.

Interior de una planta embotelladora de aceite de oliva. Efeagro/José PedrosaInterior de una planta embotelladora de aceite de oliva. Efeagro/José Pedrosa

Así lo ha informado este lunes el Ministerio de Consumo, que ha precisado que -para conseguirlo de forma oficial- España ya ha planteado esta propuesta “a los órganos de gobierno de Nutriscore”, un modelo de etiquetado cuya patente es francesa.

El Ejecutivo promueve la implantación de este sistema de etiquetado en los alimentos envasados desde finales de 2018, aunque ya entonces la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) inició una negociación con los responsables franceses para modificar el cálculo para el aceite de oliva y que éste tuviera una mejor nota.

Las conversaciones fructificaron y los cambios mejoraron la calificación del aceite de oliva hasta una “C”, la tercera en una escala de cinco, lo que en opinión del Ejecutivo español es insuficiente.

Según el Ministerio de Consumo, liderado por Alberto Garzón, la decisión de España de “sacar” el aceite de oliva “ha sido recibida positivamente por el resto de países” que están implementando el sistema.

El Nutriscore es un modelo de etiquetado voluntario dirigido a facilitar al consumidor saber si un producto es más o menos saludable al mirar la etiqueta, y para ello le otorga una nota y un color.

El Gobierno ha advertido de que “es muy probable que este modelo pase a ser obligatorio en el futuro” a escala comunitaria y, por ello, considera “imprescindible agilizar los trámites de exclusión del aceite de oliva” y evitar “impactos negativos” en el sector olivarero español.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en el Senado. Efeagro/J.J. Guillén

El ministro de Consumo, Alberto Garzón. Efeagro/J.J. Guillén

De hecho, Consumo ha recordado que el Nutriscore ya se utiliza en países como Francia, Holanda o Alemania, por lo que sólo excluyéndolo de forma oficial se logrará que en estos mercados no se exija al aceite de oliva llevar este tipo de etiquetado.

La medida “afectará no solo a los establecimientos en España, sino a todos los países donde se implanta, teniendo en cuenta que el mercado de exportación del aceite de oliva es clave para esta industria”, han señalado estas mismas fuentes.

Además, el Ministerio ha acordado con las cadenas de supermercados en España que ya están usando el Nutriscore que no exijan a los productores de aceite incluir este “semáforo nutricional”.

El algoritmo en el que se basa este sistema concede una calificación u otra -acompañada de un color, de verde a rojo-, tras analizar los elementos nutricionales cuyo consumo se recomienda limitar (calorías, grasas saturadas, azúcar y sal) y aquellos que son beneficiosos (proteínas, las vitaminas y las fibras).

Sin embargo, el sistema distingue entre productos con un mejor y peor perfil nutricional pero sólo dentro de una misma categoría; es decir, en el caso del aceite lo compara entre las diferentes grasas, pero no con los cereales de desayuno o la comida congelada.

El sector del aceite de oliva ha criticado en numerosas ocasiones el uso del Nutriscore, y el presidente de la Interprofesional, Pedro Barato, ya advirtió del riesgo que existe a la hora de “confundir” a los consumidores con este sistema.

Las críticas han sido compartidas también por diferentes nutricionistas y expertos, que han alertado de que el sistema puede ser equívoco para los compradores.

Reacciones

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha advertido de que sólo dará su apoyo a implementar el modelo de etiquetado Nutriscore en España si trata “justamente” a los productos clave de la dieta mediterránea.
Planas ha expresado este lunes su “preocupación” por las notas que otorga este sistema de etiquetado -por el momento voluntario- a alimentos como el aceite de oliva o los embutidos ibéricos.

El titular de Agricultura ha recordado que existe un compromiso en el marco del acuerdo de Gobierno firmado entre PSOE y Podemos para poner en marcha un panel que evalúe la implementación de semáforos nutricionales en España para productos agroalimentarios, con la idea de ayudar a los consumidores para que diferencien las referencias más saludables de las que no lo son.

La Interprofesional del aceite de oliva español ha acogido con “satisfacción” el anuncio del Ministerio de Consumo.
“Este debe ser un primer paso para que este, o cualquier otro sistema de etiquetado nutricional, valore correctamente la aportación de los aceites de oliva a una dieta equilibrada”, ha afirmado la organización este lunes en un comunicado.

La industria aceitera por su parte, respalda la propuesta del Gobierno de sacar el aceite de oliva de la lista de productos que utilizan el modelo de etiquetado Nutriscore, aunque reclama una “campaña de información al consumidor” para que la medida no perjudique al sector.

Así lo ha señalado este lunes a Efeagro el director general de la patronal de industriales y envasadores de aceite (Anierac), Primitivo Fernández, quien ha reconocido este lunes que había preocupación en el sector por la calificación que le concede este etiquetado (una “C”, tercera nota en una escala de cinco).

El sector olivarero considera que la intención del Gobierno español de promover la exclusión del aceite de oliva del sistema de etiquetado Nutriscore es una buena salida, ya que hasta el momento la nota que le otorga la consideran injusta y perjudicial para sus intereses.

En este diagnóstico han coincidido en declaraciones a Efeagro los responsables de Cooperativas Agro-Alimentarias de España y las tres organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA), para quienes el algoritmo de Nutriscore debería ser revisado.
El portavoz del sector del aceite en Cooperativas, Rafael Sánchez de Puerta, ha subrayado que ésta es una “solución” a un problema que preocupaba al sector en un contexto marcado por la creciente implementación del citado modelo.

En Andalucía, la consejera de Agricultura de la Junta, Carmen Crespo, ha afirmado que decir que el aceite de oliva es “sólo una grasa vegetal es un fraude al consumidor” y ha valorado que la decisión del Ministerio de Consumo.

 

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos