Acuerdo UE

El Gobierno español logra moderar los recortes para la merluza, lenguado y para la flota del Mediterráneo

La UE logra un acuerdo sobre las cuotas del Atlántico y plan del Mediterráneo para 2021. “Es un resultado satisfactorio si se tienen en cuenta las circunstancias”, según el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Por el contrario, el sector ha rechazado el pacto.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno español, Luis Planas (c) en Bruselas. Efeagro/EPA/Franciso SecoEl ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno español, Luis Planas (c) en Bruselas. Efeagro/EPA/Franciso Seco

Los Veintisiete lograron este jueves, tras casi 24 horas ininterrumpidas de negociaciones, cerrar un acuerdo sobre el reparto anual de los Totales Admisibles de Capturas (TACS) y cuotas pesqueras del Atlántico y el Mar del Norte y el plan para el Mediterráneo.
España consiguió reducir del 12,8 % al 5 % el recorte propuesto para la merluza sur, así como del 40 % al 20 % la del lenguado en las mismas aguas y moderar del 15 % al 7,5 % la reducción de actividad planteada en el marco del plan de recuperación del Mediterráneo Occidental.
“Es un resultado satisfactorio si se tienen en cuenta las circunstancias”, dijo al término de la reunión en rueda de prensa el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.
“Hemos mejorado las propuestas presentadas. Han sido unas negociaciones largas, intensas y complicadas. Es un buen acuerdo sobre las posibilidades pesqueras de la flota española para 2021″, dijo el ministro.

Buques de pesca en Avilés (Asturias). Foto: EFEAGRO/Archivo/ J.L.Cereijido

Buques de pesca en Avilés (Asturias). Efeagro/ J.L.Cereijido

Los ministros de Pesca de la Unión Europea comenzaron el martes la negociación de tres reglamentos: los Totales Admisibles de Capturas y cuotas en el Atlántico y el Mar del Norte, así como los de las aguas profundas (2021-2022) y el plan de recuperación de la pesca en el mar Mediterráneo.
Planas indicó que el tramo final de las negociaciones sobre la relación con el Reino Unido tras el Brexit y la crisis del covid-19 han condicionado la reunión.

Como consecuencia del Brexit, en la reunión se dejó aparte el reparto de 119 especies pesqueras de gestión compartida con el Reino Unido, incluida la merluza, el rape o el gallo en aguas del norte, a la espera de que concluyan las negociaciones y el eventual acuerdo de pesca.
Sin embargo, se decidieron las condiciones para permitir que los buques europeos sigan faenando a partir del 1 de enero.

La solución encontrada es permitir que esos barcos puedan disponer en el primer trimestre del 2021 de un 25 % de los TAC establecidos para el año 2020 de las poblaciones compartidas.
En algunas de las especies, como la caballa, la bacaladilla y el jurel, se aumentará hasta entorno al 65 % del TAC durante esos tres meses.
“La decisión es una buena base de partida”, indicó al término de la reunión el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

La flota, las ONG y la oposición rechazan el acuerdo

Frente a la satisfacción del Gobierno español, el acuerdo supone una “decepción” y un fracaso para la flota, el Partido Popular, las autonomías de Andalucía y Galicia, y las ONG ambientalistas.
El secretario general de Cepesca, Javier Garat, ha declarado a Efeagro que el objetivo para España era mantener el “statu quo”, además de criticar la “falta de sensibilidad” de la Comisión Europea (CE) con los pescadores y de calificar como “fracaso total” la parte de la negociación que afecta al Mediterráneo.
La Federación de Cofradías de Pescadores (Facope) de Andalucía ha calificado el acuerdo de “nefasto”.
La consellera del Mar de Galicia, Rosa Quintana, ha manifestado que el acuerdo ha sido “sumamente decepcionante”, al entender que implica rebajas en muchas de las especies de interés para los buques y supone avances muy escasos en relación con la propuesta inicial de la CE.

La Federación Nacional de Cofradías Pesqueras ha manifestado, en un comunicado, que la valoración es “totalmente negativa”, porque el resultado de las negociaciones “no es asumible” y la pesca queda “en una posición insostenible a nivel económico y social”.

En la misma línea, el portavoz de Pesca del PP en el Congreso de los Diputados, Joaquín García Díez, ha calificado de “muy decepcionante” el compromiso y ha criticado la actuación del ministro Planas por la negociación de Bruselas y por la reacción positiva posterior al acuerdo.
García Díez ha anunciado, en declaraciones a Efeagro, que el PP va a solicitar la comparecencia del ministro en el Congreso para que explique los resultados de la negociación.
Por otros motivos, las ONG ambientalistas Oceana y Our Fish han lamentado que los Veintisiete hayan apostado por el “cortoplacismo” y por rebajas de pesca insuficientes para frenar el exceso de explotación de los caladeros.

Etiquetado con:
Publicado en: Pesca
(No Ratings Yet)
Cargando…