GOBIERNO AGRICULTURA

El Gobierno y el sector agroalimentario se encomiendan a la Ley de la Cadena para superar la crisis de rentabilidad

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se ha reunido con todos los agentes de la cadena agroalimentaria. Creen que la Ley de la Cadena, cuya nueva reforma se aprobará definitivamente esta semana, es la mejor herramienta para hacer frente a situaciones de crisis en los mercados internacionales que afectan a la producción. A pesar de ello, el campo continuará con sus protestas.

Reunión de la cadena agroalimentaria con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. EFEAGRO/J.J.RíosReunión de la cadena agroalimentaria con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. EFEAGRO/J.J.Ríos

El Gobierno y el sector agroalimentario en su conjunto han resaltado este lunes la importancia de que se cumpla la ley de la cadena ante la crisis de rentabilidad que atraviesan muchas explotaciones, mientras siguen en pie las movilizaciones convocadas por las organizaciones agrarias.
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha presidido una reunión con todos los agentes de la cadena alimentaria para analizar la crisis por la carestía de la mayoría de los insumos, algunos de ellos de forma prolongada en el tiempo como los fertilizantes y las materias primas para alimentación animal.

El ministro ha recordado la excepcionalidad de esta situación porque es un momento en el que los precios en origen no estaban bajos, si bien el incremento en la factura de los costes de producción hacen que los productores, especialmente los ganaderos de leche, trabajen en pérdidas.
Planas ha avisado de que la situación es «difícil» porque entran en juego variables del mercado internacional sobre las que no se tiene una «influencia directa» pero, aún así, cree que hay medios para amortiguar el problema.
En ese sentido, ve crucial el papel que puede jugar la nueva reforma de la ley de la cadena alimentaria, que se aprobará previsiblemente este jueves en el Congreso de los Diputados y que prohíbe la venta a pérdidas en todos los eslabones.

Planas ha incidido en que son acciones que «tardarán un tiempo» en ver sus frutos porque suponen «cambios de cultura» en el funcionamiento de la cadena y ha emplazado a los actores de la cadena a nuevos encuentros en el futuro.

La opinión del sector primario

Por su parte, los dirigentes de las principales organizaciones agrarias, que han mostrado su confianza en el cumplimiento de la ley de la cadena, han confirmado no obstante que seguirán adelante con las movilizaciones previstas y que en los próximos días fijarán su calendario.
El presidente de Asaja, Pedro Barato, ha asegurado que el calendario lo concretarán en su junta directiva el próximo 2 de diciembre, mientras siguen negociando la solución de los problemas del campo.

Reunión de la cadena agroalimentaria con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. EFEAGRO/J.J.Ríos

A pesar del carácter «coyuntural» del alza de los costes como consecuencia de la reactivación económica tras la pandemia, esta situación puede «ser el espejo» que muestre si la ley de la cadena funciona o no y, en ese sentido, el sector lácteo puede servir de «modelo para otros sectores», según Barato.
El secretario general de COAG, Miguel Padilla, también ha asegurado que su consejo nacional decidirá sobre el calendario de movilizaciones y ha pedido que se dé «alguna salida al sector» mientras se avanza en la aplicación de la norma.
«La ley de la cadena es un instrumento válido pero tiene que cumplirse», ha apuntado Padilla, para quien deben tomarse «medidas de choque» en algunos sectores, incluidas medidas fiscales, ayudas en régimen de mínimis o la creación de dos observatorios para analizar la subida del coste de los insumos y las importaciones.

El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha subrayado que respetarán la «unidad de acción» con el resto de las organizaciones agrarias cuando tomen la decisión de fijar el calendario de movilizaciones, que a su juicio «deben ser permanentes» para intentar cambiar las cosas.
Ha reconocido que «costará trabajo» que se cumpla la ley, necesaria para resolver el problema de los costes, y ha reclamado medidas como ayudas directas al sector ganadero y lácteo.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de España, Ángel Villafranca, ha instado a garantizar la viabilidad de las explotaciones ante el riesgo de que desaparezcan y ha aludido a los problemas logísticos que están afrontando en la exportación.
«Entendemos que una mesa donde se dialogue no hay que despreciarla», ha dicho Villafranca, que ha pedido la colaboración de «todos» para que el campo y el tejido industrial subsistan.

Así lo ve la industria y la distribución

Desde la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), su director general, Mauricio García de Quevedo, ha defendido también el importante rol que puede tener la Ley de la Cadena para abordar estas crisis.
Además, ha valorado la celebración de esta reunión para buscar soluciones en estas «difíciles» circunstancias y bajo una «visión de cadena».
El director general de la patronal de los supermercados (Asedas), Ignacio García Magarzo, ha mostrado su confianza en que los «nuevos» instrumentos legales y el funcionamiento «eficiente» de la cadena agroalimentaria sirvan para superar esta situación «lo antes posible».

También ha aprovechado su intervención para dar un mensaje de «tranquilidad» a los consumidores, ya que espera que los precios de venta al público suban «lo menos posible» en el contexto actual.
A la reunión han asistido igualmente el presidente de Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), Aurelio del Pino; y el director general de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), Javier Millán-Astray.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO