BARCO TERNEROS

España adoptará las “decisiones oportunas” tras inspeccionar el barco con terneros

El Gobierno español tomará una decisión tras la inspección que se está realizando en el puerto de Cartagena al barco “Karim Allah” cargado con cerca de 900 terneros devueltos por Turquía y Libia porque sospecharon que las reses estaban infectadas con la enfermedad de la lengua azul.

El barco 'Karim Allah' en el puerto de Cartagena. Efeagro/Archivo. Marcial GuillénEl barco "Karim Allah" en el puerto de Cartagena. Efeagro/Archivo. Marcial Guillén

Fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), han informado de que la inspección continuará a lo largo de este viernes.

El barco atracó finalmente ayer tras varios días fondeado en aguas cercanas sin acceder al puerto de Cartagena de donde salió hace dos meses para llevar los animales a Turquía y, posteriormente, a Libia.
La asociación de productores de vacuno (Asoprovac) y el Gobierno español desecharon la posibilidad de que esas reses saliesen enfermas de España hace dos meses.

DOS MESES EN EL MAR

Turquía había garantizado la recepción de los animales, tras comprobar con las autoridades españolas que varios focos de legua azul detectados en el norte de España en diciembre no afectaban a dichas reses, pero finalmente negó su desembarco cuando ya estaban en territorio turco, según ha indicado Asoprovac.
El buque puso entonces rumbo a Libia para venderlos allí pero, igualmente, ese país planteó dudas sobre el estado sanitario del ganado vacuno, a pesar de que España ofreció hacerles análisis para comprobar que no estaban infectados, según las mismas fuentes.

Con todo ello, el armador “Talia Shipping Line” decidió regresar a España pero el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) emitió una Resolución indicando que las reses tendrían que ser sacrificadas cuando entrasen en suelo español para cumplir la ley comunitaria vigente.

La reses tendrán que ser sacrificadas si entran en suelo español

La Resolución, consultada por Efeagro, argumenta el sacrificio porque su última parada fue Libia, un Estado que tiene prohibida la exportación de animales a la Unión Europea por la existencia de fiebre aftosa, entre otras epizootias “de gran repercusión para el ganado”.

Embarque de ganado vacuno en un puerto. Efeagro/Hugo Ortuño.

EL ARMADOR RECHAZA EL SACRIFICIO

El armador había mantenido fondeado el barco en aguas de la bahía cartagenera porque no quería llegar a puerto ante el miedo a que sacrifiquen las reses y perder la cuantía económica que le reportaría su venta, según ha detallado a Efeagro su abogado, Miquel Masramon.

Finalmente, el jueves 25 de febrero accedieron a entrar en el puerto pero con la condición de que únicamente sean inspeccionados los animales, no desembarcados, ya que la aspiración del armador es poder vender las reses en algún país del arco Mediterráneo, no de la Unión Europea, una vez se compruebe mediante análisis que no están infectados con lengua azul.
Personal del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) continúa este viernes con la inspección de las reses dentro del barco y, en función de los resultados, adoptará decisiones.

ADUANAS INMOVILIZA MUESTRAS DE SANGRE

El departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria en Cartagena ha inmovilizado y precintado las muestras de sangre que el armador del barco con terneros devueltos de Turquía y Libia había tomado a algunas de las reses este miércoles para hacerles un análisis de lengua azul.
Según la diligencia de la Agencia Tributaria, a la que ha tenido acceso Efeagro, los funcionarios se personaron en las instalaciones de la empresa, en San Javier (Murcia), a la que el armador había encomendado esta labor de muestreo.

Tras localizar las muestras biológicas, fueron inmovilizadas y precintadas.
El abogado del armador, Miquel Masramon, ha lamentado esta actuación en declaraciones a Efeagro, tras insistir en que les impide “hacer el análisis que queríamos”.

Por otro lado, ha informado de que el armador teme que finalmente tengan que desembarcar los animales, lo cual supondría que tuviera que ser sacrificadas, según la Ley comunitaria.
De acuerdo a sus datos, les han “ordenado montar la rampa de descarga y habilitar vallas”, ante lo que ha afirmado que el transportista se negará a la descarga si no hay “una orden escrita por la autoridad competente”.
En su opinión, la descarga, sacrificio y destrucción de las cerca de 900 reses se puede convertir en un “circo” con repercusión “mediática”.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ganadería     Vacuno
(1 votes, average: 1,00 out of 5)
Cargando…