Presupuesto de 3,8 millones €

En busca del antioxidante perfecto para incorporar a los alimentos

Los esfuerzos de seis empresas y cinco centros de I+D de Castilla y León para hallar nuevos usos alimentarios de antioxidantes procedentes de la uva o el café comienzan a dar fruto, con productos como pechuga de pavo enriquecida, bebidas isotónicas y comida para peces, entre otros.

Uva a la llegada de la bodega Félix Solís (Valdepeñas), en imagen de archivo. Foto: EFE ARCHIVO/ Elisa LaderasUva a la llegada de la bodega Félix Solís (Valdepeñas), en imagen de archivo. Foto: EFE ARCHIVO/ Elisa Laderas

Tras cuatro años de trabajos e investigaciones, la Agrupación Empresarial Innovadora de la Industria Alimentaria de Castilla y León (Vitartis), a la que pertenecen las empresas que han impulsado el “Proyecto Primer Diana“, ha presentado hoy las conclusiones y productos en las instalaciones de uno de los participantes, la Bodega Matarromera, ubicada en la localidad vallisoletana de Valbuena de Duero.

Los objetivos generales de la iniciativa son la obtención de antioxidantes naturales a partir de productos y subproductos agroalimentarios, el diseño de ingredientes a base de antioxidantes naturales, la aplicación de estos en distintas matrices alimenticias y el análisis de su evolución.

Además de la Bodega Matarromera, empresas como Hispanagar, Emilio Esteban, Abrobiotec, Productos Solubles y Dibaq-Diprotec, unidas a las universidades públicas de Salamanca, Burgos y León y los centros tecnológicos Cetece y Cartif forman el grupo que ha impulsado esta iniciativa apoyada en fondos europeos y de la Junta de Castilla y León.

Entre todos han aportado un presupuesto de 3,8 millones de euros, que incluye 1,9 millones de euros de ayudas públicas canalizadas a través de la Agencia de Desarrollo Económico.

La participación de las compañías en la financiación del proyecto coloca a la Bodega Matarromera como la principal aportadora, con el 32 por ciento; seguida de Productos Solubles y Emilio Esteban , con el 21 por ciento cada una; Hipanagar y Dibaq-Diproteg (11%) y Abro-Biotec (4%).

Demanda de productos enriquecidos

Este proyecto surgió por la demanda detectada en los mercados, con una tendencia de consumo de productos enriquecidos, y también como fórmula para revalorizar residuos de la industria agroalimentaria, como la pulpa de la uva, según la información aportada por la compañía.

En la clausura jornada científica de presentación de los resultados ha participado el consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, ha remarcado que proyectos como este evidencian el éxito de la colaboración público-privada para avanzar en el área de la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i).

En total son 17 las nuevas aplicaciones alimenticias en sectores como el cárnico, lácteo, piensos para alimentar doradas de piscifactoría, pastas alimentarias, café, harinas, bebidas y refrescos, según han explicado los promotores de la iniciativa.

Entre los productos presentados hoy destacan la leche enriquecida con extracto seco de uva blanca, pasta alimenticia enriquecida con extracto de uva blanca que se cuece más rápido, café soluble con hasta un 20 por ciento más de propiedades antioxidantes, barritas energéticas, pasta de agar para formar gelatinas instantáneas sin calor y extracto polifenólico seco de uva tinta.

Publicado en: Innovación
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.