SEGÚN VARIOS ESTUDIOS

El empleo rural no agrícola despunta entre jóvenes africanos

Cada año once millones de jóvenes entran en el mercado laboral de África con la agricultura como el principal sector de las zonas rurales, aunque cada vez despuntan más otras actividades.

Explotación ecológica en África. Foto: Archivo / EFEExplotación ecológica en África. Foto: Archivo / EFE

El continente africano deberá crear las condiciones para dar trabajo a una población que, según cálculos de la ONU, pasará de 1.200 millones de personas en 2016 a unos 2.500 millones en 2050. Una explosión demográfica que, como explicó Felix Yeboah, profesor de la Universidad estatal de Michigan (Estados Unidos), se notará especialmente en las zonas rurales, que en 2050 tendrán un 53 % más de habitantes que ahora.

Yeboah presentó en la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) un estudio realizado en Ghana, Nigeria, Ruanda, Tanzania, Uganda y Zambia en el que se observa “una masiva transformación del campo con un trasvase de mano de obra de la agricultura a otros sectores no agrícolas” como la industria o los servicios.

Comparando el porcentaje de la población rural que dedica su tiempo a las distintas actividades en esos seis países subsaharianos, el especialista llegó a la conclusión de que la agricultura seguirá siendo la principal ocupación, aunque su porcentaje irá disminuyendo entre los nuevos empleos.

La agricultura seguirá siendo la principal ocupación, aunque su porcentaje irá disminuyendo entre los nuevos empleos

Entre esas futuras oportunidades laborales, sostuvo, crecerán más aquellas relacionadas con el comercio y la distribución de productos agrícolas, y algo menos las vinculadas a su procesamiento. Se calcula que ya en 2010 la industria agroalimentaria generó más de 220 millones de nuevos empleos en África.

Reorganizar el mercado en África

“El empleo informal y autónomo seguirá siendo tendencia, sobre todo entre los jóvenes con poca educación”, afirmó Yeboah, que aconsejó reorganizar ese mercado y no ponerle barreras, invirtiendo por ejemplo en la capacitación de los trabajadores y su protección legal frente a los abusos.

La industria agroalimentaria generó más de 220 millones de nuevos empleos en África.

Además, llamó a mejorar la productividad agrícola para garantizar el empleo de los productores y no depender tanto de las importaciones de alimentos, en cuya compra África se gasta cada año 35.000 millones de dólares. Por su parte, el investigador del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) de la ONU Rui Benfica insistió en la necesidad de dar más posibilidades “de calidad” a los más pobres para que se puedan dedicar a actividades rurales al margen de la agricultura. En Malaui, detalló, una encuesta nacional reveló que el empleo autónomo no agrícola en el campo ha ayudado a reducir la pobreza y aumentar el bienestar entre las clases medias y altas.

Entre las ventajas, aseguró que dichos trabajos sirven para incrementar la calidad de la dieta y los ingresos, parte de los cuales se pueden reinvertir en infraestructuras y otros activos agrícolas como los fertilizantes para mejorar la productividad e impulsar así toda la economía rural

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO