Según Avianza

El sector avícola puede perder más de 300 millones por carestía de insumos

El sector avícola español puede perder más de 300 millones por el incremento de los costes de las materias primas y la subida de la luz, según un análisis hecho por la interprofesional Avianza en base a los últimos datos de evolución de precios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

Gallinas camperas en una granja. EFEAGRO/Archivo. Gallinas camperas en una granja. EFEAGRO/Archivo.

 

Desde enero de 2020 a agosto de 2021, el coste del pienso para pollo, el más común en las cadenas de distribución, subió un 26,20 %, pasando de los 297,42 euros por tonelada a los 375,37 euros.

Extrapolando los datos a los 600 millones de ejemplares que se producen al año en España, con una media de 3,9 kilos de alimentación para su engorde, sólo en ese ámbito se estima un sobrecoste de más de 198 millones de euros, ha informado Avianza en un comunicado.

Este sobrecoste supone pasar de 1,13 euros por alimentación de ejemplar a 1,46 euros, más de 0,33 euros por pollo, según los cálculos de Avianza.

Estos incrementos también afectan al pavo porque el coste del pienso de engorde ha pasado de los 293,22 euros por tonelada en enero de 2020 a los 362 euros actuales (un 23,4 % más).

De enero de 2020 a septiembre de 2021 el coste de alimentar a un pavo en granja ha pasado de 1,10 euros/kilo a 1,29 euros/kilo, es decir más de 1,9 euros adicionales por ejemplar.

En total se producen cada año más de 13 millones de pavos en España, por lo que el sobrecoste total podría superar los 24,7 millones de euros, según la interprofesional.

Por contra, según los datos del MAPA, los precios medios nacionales del pollo que se pagan a los productores han pasado de 1,82 euros/kilo a 1,52 euros/kilo (datos febrero 2020 frente a septiembre 2021), un 16,49 % menos.

En el caso del pavo, los precios han pasado de 2,53€/kg a 2,12€/kg en esa misma comparativa, es decir, un 16,2 % menos.

Se encarecen los piensos

 

Estos incrementos de costes de pienso estarían a su vez provocados por la subida de las principales materias primas, que solo desde enero de 2021 se han comportado así: maíz (subida del 20,96 %), trigo (+12,16 %), cebada (+17,99 %) mientras que la soja ha subido un 33 % de 2020 a 2021, ha indicado el comunicado.
Pollos en una explotación avícola. Foto: EFEAGRO/Archivo/Rafa Alcaide

Pollos en una explotación avícola. Efeagro/Rafa Alcaide

 

Además, en 2020 la facturación del sector avícola cárnico descendió a los 2.184 millones de euros (5 % menos que en 2019), debido a la crisis provocada en la caída de la demanda, lo que generó una mayor presión aún para los productores.

De esta forma, solo el incremento de costes en alimentación de pollos, pavos y codornices supondría el 10,16 % del negocio generado (222 millones de euros sobre los 2.184 millones de euros mencionados), a los que habría que añadir costes adicionales como la adecuación de instalaciones y cadena logística ante las medidas covid, según la interprofesional.

A esto se suma -ha indicado Avianza- el coste de la energía eléctrica, que ha pasado de una media anual en 2020 de 34,0 euros/megavatio/hora a multiplicarse por seis y siete en 2021, con un precio medio anual del mercado mayorista por encima de los 200 euros/megavatio/hora.

En la producción avícola estándar (granja y procesado de aves) esto podría suponer un incremento de costes de más de 0,05 euros/kilo de ave, lo que equivale a más de 87 millones de euros al año para todo el sector.

La suma total de todos estos costes ponen al sector avícola español en una factura adicional que supera los 309,7 millones de euros.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ganadería
(No Ratings Yet)
Cargando…