GASTRONOMÍA

El “Flamen King”, un sabroso récord Guinness para Córdoba

Córdoba ha entrado en el libro Guinness de los récords al haber preparado el flamenquín más grande del mundo, un sabroso manjar cincuenta y un metros de largo, y con un grosor de 3,5 centímetros, y que ha sido troceado para su preparación y servicio.

Imagen del flamenquín. Foto: Rafa Alcaide.Imagen del flamenquín. Foto: Rafa Alcaide.

Con un sol que invitaba a las terrazas, la Plaza de la Corredera de la capital cordobesa ha acogido este domingo este evento, llamado quizá con algo de sorna “Flamen King”, y que se desarrolla dentro de la programación de actividades de la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica.

Había curiosidad, y hambre, claro, desde que el pasado martes el Ayuntamiento informó de esta curiosa iniciativa con la que buscaban lograr un hito para uno de los platos más reconocidos de la gastronomía cordobesa, junto con el salmorejo.

En este sentido, el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha explicado a Efe que detrás de una iniciativa de este tipo, que es más que nada un acto simpático y curioso, se esconde un verdadero elogio a uno de los platos clave de la gastronomía cordobesa.

Por la hora, apenas medio día, el alcalde aun no había probado el delicioso flamenquín, aunque confiaba en que estaba bueno sólo por las reacciones de los cordobeses que hacían cola para comerlo.

A su lado, el notario Rafael Díaz, medía escrupulosamente la longitud del flamenquín, que se ha ido elaborando poco a poco, a medida que se le daba salida, y “con bastante trabajo”, explicaba.

Y junto a ellos, cientos de cordobeses que desde primera hora se han pasado con una mezcla de curiosidad y hambre a comprobar la longitud de tamaño flamenquín.

Aunque haya otras ciudades que se atribuyan el plato, lo cierto es que el flamenquín suele ir acompañado del gentilicio cordobés allá donde se sirva, y el caso del que ha obtenido el récord Guinness no ha sido una excepción, puesto que su elaboración ha sido muy respetuosa con la tradición: trozos de jamón serrano enrollados en lomo de cerdo, rebozado en pan rallado y posteriormente frito.

Todo ello empalmado uno a uno hasta conformar un gigante plato que, para su consumo ha sido troceado en 750 raciones, pocas para la cantidad de gente que atestaba hoy la Plaza de la Corredera.

Algunos se han sentido un poco decepcionados, porque esperaban que el flamenquín se friera entero, pero tal y como ironizaba uno de los comensales, para eso haría falta la freidora más grande del mundo, y entonces serían dos los Récords Guinness.

La mayoría desconocía también el carácter solidario de esta iniciativa, puesto que además de largo, también ha sido bastante barato. A un euro, que va directamente a la organización Cáritas, salía hoy la ración, con patatas fritas, pan y una cerveza.

Además, también se han regalado dos teléfonos inteligentes tras un sorteo con las papeletas de consumición.

El resultado ha acabado gustando tanto que la cola para pedir ocupaba gran parte de la Plaza de la Corredera.

En vista de que las 750 raciones no iban a ser suficientes, se han traído otros 3.000 flamenquines cordobeses para dar servicio a la demanda.

Todo para acabar conformando una especie de fiesta local del flamenquín y que, en vista del éxito, tendrá continuidad en los años venideros. EFEAGRO

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Gastronomía     Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.