El esfuerzo económico para comprar tabaco se duplica

El esfuerzo que los fumadores tienen que realizar en la compra de tabaco se ha duplicado prácticamente desde que empezó la crisis económica. La subida de precios y la menor renta disponible lo explican.

Un hombre compra cigarrillos en un estanco. Foto: EFE.Un hombre compra cigarrillos en un estanco. Foto: EFE.

El esfuerzo que los fumadores tienen que realizar en la compra de tabaco se ha duplicado prácticamente desde que empezó la crisis económica: si principios de 2007 era del 1,54 % sobre la renta neta disponible, ahora roza el 3%, según datos del sector.

Este esfuerzo económico adicional se debe, por un lado, al incremento de precios como consecuencia de las subidas de impuestos realizadas por el Gobierno anterior; y por otro, por la caída de la renta disponible de los españoles por la crisis, que la sitúan cerca de los niveles de hace ocho años.

Esta situación ha provocado un trasvase de fumadores hacia productos más económicos que han contado con una fiscalidad mucho más ventajosa hasta el gobierno anterior, como en el caso de la picadura de liar y la de pipa.

Como consecuencia de ello, el mercado de cigarrillos de liar o entubar ha experimentado un importante desarrollo, al permitir fumar el mismo número de cigarrillos de una cajetilla a unos precios muy inferiores, de hasta una cuarta parte (ahora menor desde que el Gobierno del PP ha efectuado un cambio en su fiscalidad).

El contrabanco supone pérdidas de mil millones de euros para Hacienda

En la actualidad, la incidencia de los impuestos en la picadura de liar es del 74,63 %; en la de pipa, del 46,08 %; y en los cigarritos, del 45,21 %.

La fuerte subida de precios experimentada por el tabaco, por la subida de impuestos, ha sido campo abonado para el contrabando en un mercado azotado por la crisis: desde que empezó en 2007 el mercado legal se ha reducido un 47 %.

El resultado ha sido una pérdida anual de recaudación por el contrabando de mil millones de euros anuales para las arcas del Estado.

Contrabando que se ha convertido, para las tabaqueras, en un competidor más, aunque ilegal: el cuarto del mercado, con una cuota que de media llega al 12 % y que, en algunas ciudades andaluzas. roza el 50 %; es decir, de cada cien cigarrillos que se consumen en zonas como Cádiz, Sevilla o Huelva, la mitad son de contrabando.

Las tabaqueras aseguran que las subidas de impuestos tan seguidas, realizadas por el ejecutivo anterior, provocaron esta situación y que no se puede subir más, sin tener efectos negativos para la recaudación y el consumo.

España se sitúa por encima de la media de la Europa de los 27, en cuanto a los impuestos especiales que afectan al tabaco (del 62,9 %, sin incluir el IVA del 21%).

 

El fabricante se queda con un margen de 0,54 euros

¿Cuál es el margen con el que opera el fabricante? Para una tabaquera que venda su cajetilla de cigarrillos a 4,35 euros, sólo recibirá de este precio 0,54 euros, el resto son impuestos que van al Estado (2,7 euros por impuestos especiales y 0,74 euros de IVA) y el margen del estanquero, de 0,37 euros.

Con esos 0,54 euros el fabricante debe pagar la materia prima, fabricar los cigarrillos, afrontar los costes laborales de las fábricas y del resto de su estructura, y distribuirlos.

Los impuestos especiales no sólo afectan al tabaco, también a la gasolina (que soporta el 49,4% de impuestos) y a las bebidas de alta graduación (41,6 %).

Las tabaqueras -que al igual que los fabricantes de bebidas alcohólicas temen una vuelta de tuerca en los impuestos especiales– consideran que la situación se aproxima a aquella en la que mayores impuestos no supondrán una recaudación adicional, sino todo lo contrario.EFEAGRO

 

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Agricultura     Cereales y otros cultivos     Empresas     Industria
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.