El consumidor cierra su año más duro, pero el último de la crisis

El mercado del gran consumo ha cerrado en 2013 su año más duro. De los productos de gran consumo solo la alimentación aumentó ventas. Para 2014 las perspectivas apuntan a una mejora por la innovación de las marcas líderes, según Kantar.

Productos etiquetados en el lineal de un supermercado. EFEAGRO /Concha Rubio. Productos etiquetados en el lineal de un supermercado. EFEAGRO /Concha Rubio.

El mercado del gran consumo ha cerrado en 2013 su año más duro, en el que -con un crecimiento por debajo de la inflación y un consumidor con menor renta disponible- solo la alimentación aumentó ventas, aunque las perspectivas para 2014 apuntan a una mejora por la innovación de las marcas líderes, según Kantar.

Cada uno de los 16,6 millones de hogares españoles gastaron 4.553 euros, un 0,4 % más en 2013, pero en Navidad destinaron 9 euros menos a llenar la cesta de la compra (387 euros, frente a los 396 euros de 2012), al adquirir menos y más barato, lo que provocó que el mercado de la alimentación perdiera un 2,2 % en valor en diciembre.

La innovación hará crecer el mercado

El informe apunta que el crecimiento esperado para 2014 vendrá por la innovación de las grandes marcas, que en este capítulo realizan el 89 % de los lanzamientos anuales, y por la capacidad de las compañías para sacar más productos a precios más elevados gracias al valor añadido que aportan, ya que no se producirá un crecimiento significativo de la población.

El director del estudio de Kantar, César Valencoso, ha apuntado que el consumo en el hogar caerá en favor del realizado en hostelería a medida que mejoren las perspectivas del consumidor sobre la evolución económica, ya que es muy sensible a la situación económica y las perspectivas de renta disponible en los hogares.

De las categorías de productos de gran consumo sólo la alimentación experimentó crecimientos en 2013.

El aumento fue del 2,2 % en el caso de los alimentos envasados y del 0,8% en los frescos; el resto cayó un 3,2 % en 2013, lo que demuestra que “esta categoría aguanta mejor la crisis que otras como el textil (-4 % en 2013), textil hogar (-9 %) o perfumería (-4,5 %), que el consumidor considera prescindibles en tiempos de crisis”, según Valencoso.

El ibérico cae en volumen, los ahumados crecen

En Navidad, pese a las buenas perspectivas que el comercio había previsto en esta campaña, todos los productos de alimentación registraron caídas de ventas en volumen excepto en la ginebra, que aumentó en volumen un 34,5 %; los productos navideños (3,5 %), los ahumados (7 %) y el chocolate a la taza (2,1 %).

Por contra, el jamón ibérico se desplomó un -21,1 % en volumen, seguido del ron (-19,8 %) y de las gambas y langostinos frescos (-12,2 %).

De las cadenas de distribución, por primera vez Lidl encabeza el crecimiento en valor, con un 7,2 %, por delante de Mercadona (6,7 %), y gracias a la labor que ha realizado en alimentación fresca, que supone el 30 % de sus ventas y aporta la mitad del crecimiento, según el estudio.

Valencoso ha afirmado que acelerar la presencia de la gran distribución en los frescos será la batalla futura de estas compañías.

En su opinión, en estos momentos es el “único terreno más virgen para ellas y donde cuentan con una menor penetración en un mercado difícil de gestionar y copado por los especialistas”.

Kantar prevé un crecimiento del mercado del gran consumo en volumen en el futuro estabilizado en torno al medio punto porcentual, ya que no se prevén aumentos considerables de la natalidad y el efecto de llegada de inmigrantes se ha revertido.

Valencoso ha avanzado que lo que ocurra en la facturación del sector en 2014 dependerá de si las cadenas de distribución logran que los consumidores compren productos de mayor precio.

Según ha explicado, el mercado está sometido a dos fuerzas contrarias: la de las marcas blancas -que están centradas en el bajo precio- y la de la marcas líderes, con productos de mayor valor añadido y precio más elevado.

La marca blanca ha empezado a desacelerar su crecimiento en 2013 y ha pasado de una cuota del 33 a 34,1% en el total del consumo.

De las diez principales cadenas de distribución seis de ellas han elevado la presencia de sus marcas blancas en sus tiendas (DIA, Alcampo, Lidl, Consum, AhorraMás y Caprabo), mientras que el resto lo han reducido por diferentes motivos (Mercadona, Carrefour, Eroski super y Eroski hiper).

Según los datos de Kantar, quien mayor presencia de marca blanca tiene en sus tiendas es Lidl (78,3 %), seguida de Mercadona (56,4 %) y DIA (54,5 %).

Kantar ha destacado la existencia de tres marcas que han experimentado crecimientos superiores al 24 % en valor: Ybarra, Dolce Gusto y Amstel, debido a que “siguen invirtiendo en las marcas, por la innovación”.EFEAGRO

Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.