CORONAVIRUS GASTRONOMÍA

El confinamiento no puede con la rica gastronomía árabe

Los españoles de religión musulmana están teniendo que afrontar este año un mes de ayuno de Ramadán muy distinto, debido a las restricciones del coronavirus. Sin embargo, la rica gastronomía árabe sigue vigente en los hogares de los miles de ciudadanos que cumplen con este pilar del Islam.

play Dátiles, un aperitivo popular para romper el mes de ayuno musulmán del Ramadán. Efeagro/Yahya Arhab
Dátiles, un aperitivo popular para romper el mes de ayuno musulmán del Ramadán. Efeagro/Yahya Arhab

El cierre de la frontera con Marruecos decretado el pasado día 13 de marzo ha impedido que, a diario, se puedan adquirir las ricas especias que los ceutíes compraban en las ciudades más próximas al paso fronterizo.

Pero, aún así, en Ceuta no falta ningún plato típico de estos días, ya que las mesas de las familias musulmanas se llenan de comida casera que la tarde antes han preparado las mujeres de la casa y donde queda clara la riqueza de la gastronomía árabe.

Dátiles y harira

Los dátiles, la harira -una sopa que contiene carnes, verduras, garbanzos y muchas especies-, el cous cous o el briwat de almendras -unos triángulos de masa rellena de almendra frita y condimentada con agua de azahar, canela, azúcar y mantequilla- son los platos estrellas de estas jornadas para romper el ayuno.

“La harira es la tradicional sopa marroquí, un plato muy nutritivo, que se prepara con carne, legumbres y tomates y que es muy tradicional”, ha comentado a Efe Hafida Mohamed, un ama de casa que pasa el confinamiento con su marido y sus tres hijos, todos ellos menores de edad.

Y los dulces morunos también son imprescindibles para la comunidad musulmana en este mes y varios comercios de la ciudad ya se han llenado de estos manjares para que a nadie le falte un plato de la típica chuparquía y sus variantes, incluso ofreciendo los mismos a domicilio.

gastronomía árabe

Dátiles, un aperitivo popular para romper el mes de ayuno musulmán del Ramadán. Efeagro/Yahya Arhab

El té

También se suelen consumir frutos secos, leche, queso fresco o dulces elaborados con miel y azúcar -como, por ejemplo, delicias con miel, un dulce crujiente, nutritivo y sencillo a la hora de realizarlo-, acompañados por agua, zumos, café o té, principalmente este último.

“El té lo preparamos al estilo marroquí, es decir, té verde hervido con azúcar al que se le añaden unas hojas de hierbabuena”, ha apuntado Hafida Mohamed.

Además de las recetas habituales, tampoco faltan los hojaldres y croissants con distintos rellenos y pan artesanal.

“La excepcionalidad este año hace que estemos celebrando el Ramadán de una forma muy especial o diferente pero eso no quita que en nuestras mesas falten los productos típicos”, ha reflexionado a Efeagro Simo Mohamed.

Y ha añadido: “lo único que queremos es vencer este nuevo desafío, con la ayuda de Allah, en el que depositamos la esperanza de que nos guíe y nos ilumine para que la humanidad pueda superar este reto”, dice Simo Mohamed mientras se prepara a romper el ayuno con su hijo.

Y es que la rica gastronomía árabe sigue vigente en todas las casas de los musulmanes, a pesar de vivir un Ramadán distinto por el confinamiento.

Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos