ENERGÍAS LIMPIAS

El biocombustible de algas, la nueva apuesta de la industria del automóvil

La industria del motor probará en otoño un biocombustible de algas para coches de pasajeros. Ahora investiga cómo cultivar el alga empleada, la Pseudochoricystis, con métodos más baratos y rápidos.

Imagen de archivo de algas marinas. Foto: Made NagiImagen de archivo de algas marinas. Foto: Made Nagi

El fabricante de autopartes Denso, filial de Toyota Motors, probará en otoño un biocombustible de algas para vehículos de pasajeros con la vista puesta en obtener un carburante apto para su comercialización, informó el diario nipón Nikkei.

Toyota, fabricante del primer vehículo con pila de hidrógeno producido en serie, el modelo Mirai que salió al mercado en diciembre de 2014, ha potenciado en los últimos años el desarrollo de fuentes de energía renovables, como los biocombustibles.

Su filial Denso comenzó a cultivar grandes cantidades de la variedad de algas Pseudochoricystis en su planta de Zenmyo, en la prefectura de Aichi (centro de Japón) en 2010, como parte de una iniciativa para reducir las emisiones de dióxido de carbono en las instalaciones.

Para la obtención del compuesto, Denso lleva a cabo un proceso de secado de las algas, extrae de ellas uno de los componentes del combustible y produce varias docenas de litros que posteriormente se mezcla con gasóleo.

El organismo, que absorbe dióxido de carbono durante la fotosíntesis, proceso durante el cual producen aceite y nutrientes, es una fuente de energía limpia que está atrayendo cada vez más la atención del sector empresarial, que lo ve como una posible alternativa a los combustibles fósiles.

La filial de Toyota se encuentra investigando cómo obtener una producción más eficiente de algas, métodos de cultivo más baratos y rápidos, así como un mayor contenido de aceite para que se convierta en una opción comercial viable en los próximos años, indicó Denso al periódico.

Actualmente son necesarios tres kilogramos de algas Pseudochoricystis secas para obtener 800 mililitros del combustible, explicó la compañía.

Otras empresas niponas ya han anunciado sus planes de explotar esta nueva fuente de energía.

Es el caso de la compañía de maquinaria pesada IHI, que ha creado una filial para extraer biocombustible de algas marinas, que prevé comercializar para 2020.

Las mayores aerolíneas japonesas, entre ellas Japan Airlines (JAL) y All Nippon Airways (ANA), anunciaron en febrero la puesta en marcha de una plataforma destinada a desarrollar biocombustibles y fomentar su aplicación en el sector.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Innovación
(No Ratings Yet)
Loading...