DIVERSIDAD AGROALIMENTACIÓN

Sonia Río: La apuesta por la diversidad en las empresas no depende de su ubicación rural o urbana

“Hay más trabajo por la diversidad en empresas grandes y multinacionales, mientras las pymes están un poco fuera de esta agenda”, según asegura la directora de la Fundación Diversidad, Sonia Río en una entrevista con Efeagro.

La directora de la Fundación Diversidad, Sonia Río. Efeagro/F.D.La directora de la Fundación Diversidad, Sonia Río. Efeagro/F.D.

La apuesta de las empresas por la diversidad no depende tanto de si están radicadas en el medio rural o el urbano sino en su tamaño, según la directora de la Fundación Diversidad, Sonia Río.
Lo asegura en una entrevista con Efeagro, a pocas semanas de que la Unión Europea celebre en mayo el primer mes de la diversidad.
“Hay más trabajo por la diversidad en empresas grandes y multinacionales, mientras las pymes están un poco fuera de esta agenda”, según Río, tras apuntar que es una tendencia que ve aplicable también para las compañías del sector agroalimentario.
En este ámbito, Río ve conveniente que la empresas agrarias -que suelen recibir a población inmigrante para las cosechas y demás campañas- tengan una “preparación” en diversidad e inclusión, en las que se implique a la plantilla de origen nacional.

La directora de la Fundación Diversidad cree que no hay tantas empresas agrícolas que tengan planes específicos, “sino que la necesidad les ha obligado a generar estrategias e ir resolviendo posibles conflictos” conforme surgen.
Y hace especial mención al sector de la hostelería y la restauración, esencial en la cadena agroalimentaria, porque “no tenemos casi firmantes” del “Charter de la diversidad”, la carta europea de principios a la que se adhieren con carácter voluntario y gratuito las empresas y organizaciones para visibilizar su compromiso con la diversidad y la inclusión en el ámbito laboral.

La directora de la Fundación Diversidad, Sonia Río. Efeagro/F.D.

En su opinión, se debe a que es un sector que en general está conformado por pymes (pequeños restaurantes y bares), en los que es más difícil “encontrar en su agenda la diversidad”.
No obstante, expresa su deseo de fomentar el contacto con este sector para animarlos a hacerlo.
A este carta están ahora adheridas unas 1.150 empresas españolas, entre ellas agroalimentarias como Borges, Vall companys, Barilla, Calidad Pascual, Campofrío, Cárnicas Frivall, Pepsico, Coca Cola European Partners, Condis Supermercados, Danone, Deoleo, ElTenedor, Eurest, Frimancha, Fripor, Gullón, Grupo Codorniú, Grupo Fuertes, Kellogg España, Lidl, Nestlé, Nutreco Iberia o Unilever.

Al firmar esta carta europea, estas compañías se comprometen a que los principios de igualdad de oportunidades y de respeto a la diversidad estén incluidos en los valores de la empresa y se difundan entre los empleados, a avanzar en la construcción de una plantilla diversa o a promover una integración efectiva.
Además, deben considerar la diversidad en todas las políticas de dirección de las personas y en los clientes, promover la conciliación a través de un equilibrio en los tiempos de trabajo, familia y ocio; reflejar las actividades de apoyo a la no discriminación; y extender y comunicar el compromiso hacia los empleados, proveedores, administraciones, organizaciones empresariales, sindicatos y demás agentes sociales.

La Fundación, según detalla Río, pretende que las empresas y las organizaciones gestionen “adecuadamente” la diversidad para “sacarle provecho” porque una plantilla diversa, “en conjunto”, puede tener “mejores ideas o creatividad” que beneficien al negocio en cualquier ámbito, incluido el agroalimentario.
“Hay que gestionar y avanzar” para que en las empresas haya una cultura “que permita que las personas, aunque sean diferentes, estén a gusto y den su mayor potencial”, añade.

Dentro de las áreas de diversidad, en España se trabaja principalmente en la dimensión de género porque las empresas “de más de 50 empleados tienen que tener un plan de igualdad”, al igual que a partir de determinado tamaño de las compañías tienen que reservar cuotas en las plantillas para la inclusión en discapacidad.

Hay otras áreas “en las que se empieza a trabajar”, apunta, como la “sensibilización” hacia el colectivo LGTBI, los mayores de 55 años o los más jóvenes (los “millenial”) por parte de las empresas.
Sin embargo, donde “menos” esfuerzo se ha puesto es en la diversidad “cultural, racial y religiosa”, que en su opinión “hay que tomar más en serio porque hay colectivos, como el pueblo gitano, que no accede tan fácilmente a un trabajo”.
En general, insiste, son tendencias aplicables al conjunto de las compañías y, por lo tanto, al de toda la cadena agroalimentaria.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(2 votes, average: 1,00 out of 5)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO