Los retos del nuevo presidente de El Corte Inglés

Dimas Gimeno, dosis de imaginación y conocimiento para El Corte Inglés

Convertirse en presidente de El Corte Inglés, como ahora Dimas Gimeno, es una experiencia única y fruto, quizá, de una cadena de casualidades muy bien organizadas: sus antecesores César Rodríguez, Ramón Areces e Isidoro Álvarez no tuvieron descendencia directa, pero prepararon a sus delfines.

Dimas Gimeno presidente El Corte Ingles Foto EFEDimas Gimeno presidente El Corte Ingles Foto EFE

A Giménez le toca “torear” con una crisis económica y de consumo que ha cuestionado formatos y hábitos de compra, pero -como decía Albert Einstein- “en los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”.

En sus manos está el gran reto de acelerar el paso de El Corte Inglés en una época en la que las generaciones digitales van a marcar muchas pautas y serán clave a la hora de hacer caja.

Pero a diferencia de sus antecesores, Dimas Gimeno no nació delfín; tuvo que demostrar su valía en el negocio después de formarse como abogado por la Universidad de San Pablo CEU y realizar un máster en Derecho privado por la misma universidad y un MBA por la escuela de negocios IESE.

Lo que dicen sus estatutos

Los estatutos de la compañía establecen como requisito para ser presidente que lo elija el consejo entre sus miembros, quienes para tener esta condición deben ser accionistas.

El nuevo presidente de El Corte Inglés, que domina el inglés y el portugués, es educado, transmite confianza y tiene a gala decir las cosas de forma directa.

Conoce el negocio desde abajo -ha trabajado en Madrid, Lisboa y Oporto- y, como Álvarez, visita las tiendas para interesarse por las ventas, las tendencias y pulsar las impresiones del cliente.

Dimas Gimeno, un impulsor de nuevos proyectos

En Madrid, ha sido impulsor, con el apoyo y respaldo de Isidoro Álvarez, de los últimos conceptos y novedades puestos en marcha.

Entre ellos, “Gourmet Experience”, que ahora se extiende como fórmula de éxito de gastronomía cosmopolita a otros centros del grupo, o “Límite 48 horas”, un sistema de promociones limitadas que supone una fuerte bajada de precios que coincide en fin de semana.

Centro comercial Puerto Venecia. Foto: cedidas por El Corte Inglés

Centro comercial Puerto Venecia. Foto: cedidas por El Corte Inglés

También las fórmulas Click & Car (comprar alimentos on-line y recoger en la tienda) o Click & Collect (la misma fórmula en ropa, moda y complementos, que te permite probar y decidir si te lo llevas); y ha defendido y apoyado la incorporación en los grandes almacenes de centros de belleza y salud, clínicas de estética, gimnasios, centros de spa y masajes, y hasta clínicas dentales.

Gimeno es presidente de El Corte Inglés, pero aún falta decidir si también presidirá la Fundación Ramón Areces, organismo que es el principal accionista de la entidad y a quien Areces legó todo su patrimonio a su muerte en 1989.

Falta saber quien presidirá la Fundación Ramón Areces

Isidoro Álvarez, quien también presidía esta Fundación, controlaba entre sus acciones propias y las de la Fundación Ramón Areces el 58 % del capital de El Corte Inglés.

Junto a esta participación de control, otra destacada está en manos de las familias Areces y Miranda, quienes llegaron a tener junto a la rama familiar de los González (antes de que estos vendieran hace unos años) un cifra cercana al 20 %.

Todas estas ramas familiares son descendientes de las hermanas de César Rodríguez, fundador del grupo junto con Ramón Areces.

Determinados directivos de la compañía también tienen acciones, a quienes la compañía ofrece, a discreción, una remuneración adicional en función de los beneficios líquidos anuales obtenidos.

El consejo dispone del destino de hasta un 20 % de los beneficios

De esta forma, según los estatutos, el consejo dispondrá de hasta un 20 % de estos beneficios, de los que un 2 % como máximo se destinará a retribuir a los miembros del consejo de administración y como premio a sus servicios, y el resto será para compensar al personal directivo, decidiendo el consejo el reparto de ambas cantidades.

Gimeno lleva un “background” importante, el de toda una saga familiar que aprendió un negocio, extrajo conocimientos y una política de gestión única y singular en los almacenes cubanos “El Encanto” en los hizo fortuna César Rodríguez, empezando desde abajo.

Rodríguez fue el primer presidente y soporte inicial de El Corte Inglés para su sobrino Ramón Areces, a quien brindó todo su apoyo para poner en marcha los grandes almacenes.

Rodríguez también ayudó a su primo Pepín Fernández, fundador de Galerías Preciados, unos grandes almacenes competidores que Isidoro Álvarez acabaría comprando para alivio del entonces gobierno socialista que veía en ello una solución a la grave situación que Galerías atravesaba.

Si Isidoro Álvarez fue el artífice de la expansión de El Corte Inglés, Dimas Gimeno tendrá ahora que destinar grandes dosis de imaginación, amén de conocimiento, intuición y sentido común para escribir el siguiente capítulo.EFEAGRO

Etiquetado con:
Publicado en: Distribución     Empresas
(No Ratings Yet)
Loading...