DIA OPA

Las diez claves para entender la crisis de DIA y el resultado de su junta

Pese a la victoria en la junta de la propuesta de Mijaíl Fridman -mayor accionista de la compañía con el 29 % de las acciones a través de la sociedad LetterOne-, el grupo DIA todavía afronta un futuro incierto. Damos las claves para entender esta crisis y el resultado de la cita de ayer.

Imagen de la junta de accionistas de DIA. EFEAGRO/Cedida por la compañíaImagen de la junta de accionistas de DIA. EFEAGRO/Cedida por la compañía
La empresa, que cumple este año su 40 aniversario, cuenta actualmente con una red de más de 6.100 tiendas -descontadas las pertenecientes a las enseñas Max Descuento y Clarel, ya colocadas a la venta- y una plantilla de más de 43.000 trabajadores repartidos entre España, Portugal, Brasil y Argentina.

 

Las diez claves para entender la crisis por la que pasa la cadena DIA y el resultado de su junta de accionistas de ayer son las siguientes:

1. Caída de ventas y beneficios

La empresa ha visto cómo sus ventas encadenan tres años consecutivos de caídas (han pasado de rozar los 9.000 millones en 2015 a los 7.288 millones de 2018, un 18 % menos), perjudicadas entre otros factores por el aumento de la competencia en España, donde ha pasado de la segunda a la tercera posición en cuota de mercado.
También su cifra de beneficios ha registrado una tendencia descendente, en su caso durante cuatro ejercicios seguidos, hasta registrar 352 millones de pérdidas el último año.

2. El desplome bursátil

Los títulos de la firma se compraban hace un año a 3,5 euros, casi seis veces más del precio al que lo hacen hoy (0,63). Su cotización evolucionó a la baja durante la mayor parte del ejercicio, pero la “debacle” se produjo en octubre con el empeoramiento de sus previsiones para 2018 y la adopción de ajustes en sus cuentas de 2017: en un solo día perdió un 42 %.
El derrumbe sufrido en el parqué hizo que la firma fuera excluida del IBEX 35 a finales de diciembre.

3. Problemas financieros

Los cada vez peores resultados también tuvieron su impacto en el apartado financiero, por lo que el grupo de distribución se ha visto obligado a solicitar a los bancos acreedores el aplazamiento del vencimiento de sus deudas a largo plazo.  El consejo de administración
Su volumen de deuda neta a cierre de ejercicio aumentó durante los últimos dos años, hasta superar en 2018 los 1.451 millones, un 50 % más que en 2017.

DIA EXTERIOR TIENDA

Exterior de una tienda DIA Market. EFEAGRO/Cedida por la compañía

4. Quiebra técnica

En plena tormenta, el grupo recalculó el valor de sus activos y comprobó que éstos se habían deteriorado de forma significativa, lo que obligó a provisionar 184 millones de euros. Como consecuencia, su patrimonio neto cayó por debajo de la mitad de su capital social, lo que sitúa a DIA en “causa de disolución” o quiebra técnica.
Para recuperar el equilibrio patrimonial es habitual ampliar capital. De no hacerlo, existe el riesgo en incurrir en insolvencia o en concurso de acreedores.

5. ERE

El actual Consejo de Administración ha puesto ya en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en España que inicialmente te afectaba a más de 2.000 trabajadores y que en su última propuesta rebajaba a 1.536.
La negociación con los sindicatos está en curso, aunque ello no ha evitado la convocatoria de concentraciones y protestas.

6. Denuncia ante la Fiscalía

Los gestores de la compañía informaron de la presentación de una denuncia ante la Fiscalía contra antiguos empleados y altos directivos por su relación con las irregularidades contables detectadas, aunque no facilitó su identidad ni tampoco ha divulgado detalles sobre el proceso.

7. Cambios en la cúpula

El delicado momento que vive la cadena de supermercados se refleja también en su gobierno corporativo. Después de siete años en el puesto -desde que en 2011 Carrefour decidiera escindir DIA y ésta empezara a cotizar en bolsa-, Ricardo Currás fue cesado el pasado mes de agosto como consejero delegado.
Su sustituto fue Antonio Coto, quien duró en el cargo apenas cuatro meses, hasta su sustitución en diciembre por el actual CEO, Borja de la Cierva. Estos movimientos han ido acompañados de continuos cambios en la cúpula directiva y el consejo de administración.

junta foto dia

El CEO de DIA, Borja de la Cierva (i) y el vicepresidente primero del consejo, Richard Golding, en la junta de accionistas. EFEAGRO/Cedida por la compañía

8. La opa de Fridman

El multimillonario ruso Mijaíl Fridman anunció en febrero el lanzamiento de una opa sobre la compañía, en la que entró en julio de 2017 y donde progresivamente fue aumentando su participación a través de la sociedad LetterOne, hasta convertirse en su principal accionista, hoy con un 29 % del capital.
Su oferta es de 67 céntimos por título y está sujeta a una serie de condiciones.

9. Una junta clave ganada por Fridman

La baja participación en la junta (54,3 % del capital, por debajo del 60 % de media que se registró en convocatorias anteriores) dio la mayoría a Fridman incluso antes de comenzar las votaciones, ya que su 29 % le permitió imponerse sin necesidad de más apoyos. La propuesta del consejo fue rechazada y, por el contrario, se aprobó la ampliación de 500 millones de euros que defiende el magnate ruso.

10. Todavía falta camino por recorrer

La victoria de Fridman de ayer supuso superar una fase más, pero aún falta camino por recorrer para que la operación se complete. De hecho, la recapitalización aprobada está supeditada al éxito de su opa, que a su vez tiene dos condiciones más: Que su participación pase del 29 al 64,5 % y la firma de un acuerdo con la banca acreedora para alargar hasta 2023 el vencimiento de toda la deuda a largo plazo del grupo.

Además, grupos de minoritarios continúan buscando alternativas a Fridman y algunos ya han avanzado que pedirán la convocatoria de una junta extraordinaria.

(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...