DÍA DEL ENOTURISMO

Del nacimiento de Goya al Quijote: el enoturismo marida con el arte

La histórica cultura vitivinícola de España está de fiesta este fin de semana en el que se celebra el Día Mundial del Enoturismo, una ocasión perfecta para empapar el territorio con miles de actividades en torno al vino y para brindar, siglos después, por el nacimiento de Goya o el bautismo de Cervantes.

Ruta del vino La ManchaRuta del vino La Mancha

“Hay miles de actividades programadas en las 34 rutas de España, desde sencillos brindis multitudinarios a actividades culturales en torno al mejor embajador de nuestra tierra y nuestro vino, Miguel de Cervantes y su Quijote”, apunta la presidenta de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), Rosa Melchor.
En la parroquia de Santa María de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) recibió el bautismo el autor de El Quijote, según consta en la partida de bautismo, un documento que ha dado pie a las jornadas “vino y bautismo cervantino”.
Música, teatro, exposiciones, visitas a bodegas, una gyncana familiar y vino son los platos de este menú enoturístico que busca situar a este municipio como epicentro del mundo cervantino y del turismo enológico.

 

enoturismo

Dos enoturistas en la ruta del vino de Gran Canaria. Foto: cedida por Acevin.

Para buscar la calma del espíritu, especialmente necesaria después de la pandemia, en la Ruta del Vino de La Mancha han organizado su sunset wine, esto es, una degustación, a la hora de la puesta de sol, con vistas a los molinos que el genial escritor convirtió en gigantes y transformó para siempre en símbolo de La Mancha.
A uno de sus vecinos más ilustres, Francisco de Goya, rendirán homenaje en Fuendetodos (Zaragoza), donde vino al mundo el genial pintor hace ahora 275 años.
Desde la Ruta del vino de Cariñena se ha organizado una actividad para repasar parte de su legado artístico, en concreto, sus obras relacionadas con el mundo del vino y una ponencia sobre la mirada gastronómica del artista.
Mientras, en Jumilla, han preparado una ruta modernista para profundizar en el personaje de “la Pitxotxa”, la emprendedora Antonia Navarro, y su relevancia en el desarrollo de esta corriente artística en la zona.
En Navarra, los enoturistas podrán descubrir el histórico señorío medieval de Otazu, para admirar su iglesia románica del siglo XII y pasear entre piezas de arte contemporáneo en sus jardines.
Además de cultivar el espíritu con la cultura, los viajeros del vino tienen en todas las rutas diferentes propuestas gastronómicas para paladear los sabores de la tierra que mejor casan con sus caldos y otras iniciativas más deportivas, como las rutas de senderismo que han programado en la Rioja Alavesa.

Enoturismo y pandemia

Con este completo programa, que se prolongará en algunas rutas durante varios fines de semana, Acevin buscar volver a impulsar las visitas en este otoño que está siendo “bueno”, según apunta su presidenta.
La pandemia supuso un mazazo para este sector, que frenó la tendencia de crecimiento constante y provocó una caída del 73,5 % de las visitas durante 2020, cuando se registraron algo más de 814.323 visitas a bodegas y museos, según datos de Acevin.
Aun así, cuando se levantaron algunas de las restricciones, algunos viajeros “descubrieron este tipo de turismo como una opción segura, al realizarse en espacios abiertos y en entornos naturales, fundamentalmente”, señala Rosa Melchor.
La Asociación, que incorporará nuevos territorios en breve, ve signos de recuperación rápida de este turismo, según los datos de su Observatorio sobre la demanda entre el segundo semestre de 2020 y el primer semestre de 2021.

¿Cómo es el enoturista?

El enoturista, que viaja fundamentalmente en pareja, gasta ahora unos 173 euros en su escapada que alarga hasta los 2,45 días de media, un dato algo superior que hace un año.
Y busca actividades ligadas al mundo del vino y al patrimonio histórico de la zona, como la visita a pueblos (62 %), la gastronomía local (44 %), la degustación de vino local (39 %) y la compra de vino (65 %) como principales experiencias.
Como cada segundo domingo de noviembre, el enoturismo señala en rojo este día en su calendario para mostrar todo su potencial a sus viajeros y para que brinden por su cultura, su historia y sus paisajes.

Publicado en: Turismo rural
(No Ratings Yet)
Cargando…