DISTRIBUCIÓN

Exdirectivos de DIA explican al juez cómo retrasaban el registro de facturas

Antiguos directivos del grupo DIA han explicado este miércoles ante el juez el sistema utilizado para retrasar el registro de algunas facturas a pagar con el objetivo de demorar ese apunte contable para maquillar las cuentas reduciendo la cifra de gastos.

Entrada de un supermercado DIA. Efeagro/Rodrigo JiménezEntrada de un supermercado DIA. Efeagro/Rodrigo Jiménez

Así lo han revelado a Efeagro fuentes jurídicas tras las declaraciones este miércoles del exdirector financiero Antonio Arnanz -en calidad de investigado– y de la que fuera responsable de Gestión de Riesgos y Auditoría Interna Isabel Fernández de Córdoba -en su caso, como testigo-.

Arnanz ha apuntado que se hacían desaparecer de forma temporal facturas a través de la introducción del código “9999.1” en el sistema utilizado para la gestión de inventarios (AS400), de forma que no llegaran a ser registradas en la contabilidad general (a través del llamado SAP).

De esta forma, la empresa recibía mercancía y no incluía la factura a pagar en los registros hasta fechas posteriores con el objetivo de no desviarse de las metas marcadas para el ejercicio.

DIA registro de facturas

El ex consejero delegado del grupo DIA, Ricardo Currás, en la presentación de resultados de 2016. Efeagro/DIA

De acuerdo con estas mismas fuentes, Arnanz ha señalado directamente a Currás como la persona que decidía (de forma arbitraria) el importe exacto a retrasar.

Durante su intervención, el exdirector financiero de DIA ha asegurado que transmitió sus dudas sobre este mecanismo a su superior, Amando Sánchez Falcón (número dos de Currás), aunque al mismo tiempo ha restado importancia a estas prácticas debido a que se trataba de un desplazamiento temporal de las citadas facturas.

Arnanz y Fernández de Córdoba también han explicado que KPMG requirió a DIA que estableciera un criterio contable para llevar a cabo la regularización de entradas sin factura, una cuestión clave a la hora de evaluar si el comportamiento del auditor fue el adecuado en este caso y que ya aparecía en el informe forense elaborado por EY.

No obstante, EY concluyó en su investigación que las irregularidades fueron ocultadas tanto al consejo de administración como al auditor, y eran producto de “instrucciones que emanaban de la más alta dirección”, lo que permitió eludir el sistema de control interno.

Etiquetado con: ,
Publicado en: Distribución
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos