De postre uvas, pero ¿qué cenamos en esta noche de Fin de Año?

Restaurantes de toda España han ideado para la Nochevieja, uno de los días de más demanda alguna de sus propuestas más innovadoras. Os dejamos un batiburrillo de alternativas para terminar 2014 con un buen sabor de boca.

Detalle de algunas uvas de la suerte. Foto: EFE/Manuel LorenzoDetalle de algunas uvas de la suerte. Foto: EFE/Manuel Lorenzo

La oferta gastronómica en la capital y en la ciudad condal es prácticamente inabarcable, tanto desde el punto de vista económico como de versatilidad de las propuestas.

Las campanadas en Madrid

Si quieres que la última cena de 2014 tenga el sabor de las estrellas Michelin, una opción puede ser el multiespacio Platea, el histórico cine Carlos III reconvertido en lugar dedicado al paladar en el que se reúnen hasta seis estrellas Michelin. Hay una “prefiesta” incluida desde las 13.00 horas con música de Dj’s y bartenders.

Si eres de los clásicos y quieres vivir la experiencia de tomarte las uvas en la Puerta del Sol, el restaurante Garbo puede ser una gran opción, pues sólo está a tres minutos del epicentro que aglutina todas la miradas durante los primeros segundos del año.Su propuesta gastronómica, de claro acento italiano y con un precio de 79 euros por persona, incluye de aperitivos ostras frescas, burrata con trufa negra, gambón con jengibre y focaccia con jamón ibérico y, como platos, risotto de azafrán, lubina salvaje y panna cotta.

Platea, un buena propuesta para despedir el Año en Madrid. Foto: EFE / Fernando Alvarado.

Platea, un buena propuesta para despedir el Año en Madrid. Foto: EFE / Fernando Alvarado.

Otra de las alternativas clásicas es el Club Allard, que tiene por referencia ser un de los abanderados de la gastronomía de la capital. Para esta noche, el restaurante apuesta por la cocina de María Marte que imprime su sello personal en cada plato. En Nochevieja, se servirá un menú gastronómico especial que incluye champagne, vino blanco, tinto y copas Premium hasta las 3 de la mañana. Además, para los más trasnochadores, se ofrecerá una recena que cerrará la noche con la versión Allard del chocolate con churros. El precio es de 450 euros por persona.

Algo especial puedes encontrar también en Santo Mauro, un brindis nada más con música swing de los años 30 y Tributo a Grappelli, referente en el panorama madrileño en los salones palaciegos de este hotel. El chef Carlos Posadas ha creado un menú con elaboraciones clásicas como el Consomé al Jerez y Trufa Negra, el Rodaballo Salvaje o las ya famosas Espirales de Foie y Membrillo junto a recetas más exóticas como el Ceviche de Zamburiñas y Frutos. El menú de Nochevieja es de 290 euros más IVA.

Si eres de los que se te hace la boca agua con los frutos del mar no te pierdas la Marisquería el Telégrafo. En este puerto de mar en pleno centro de la Península se servirá consomé de Navidad y algunas delicias del océano como gambas de Huelva, cigalitas de Marín y carabinero gigante. También habrá solomillo de buey asado. El precio es de 110 euros.

Para bolsillos menos desahogados, Juanyta Me Mata oferta guisos y cocina sencilla a unos precios muy asequilbles. El establecimiento ha preparado nueve menús muy originales para celebrar la navidad más divertida. Eso sí, hay que esperar a la mañana de Año Nuevo porque en Nochevieja no abren para cenas. Las propuestas están pensadas para compartir en grupo o menús individuales con los que disfrutar de tres primeros, un segundo y un postre, con precios desde los 24 a los 40 euros que incluyen pastel de cabracho, zamburiñas gratinadas, revuelto de bacalao o pularda asada a baja temperatura, bacalao ajoarriero con huevo escalfado, cordero asado a baja temperatura o entrecot de ternera de Ávila con pimientos del piquillo caramelizados.

Cena de Fin de Año en Barcelona

En Barcelona, restaurantes y hoteles ofrecen menús de fin de año para todos los bolsillos con precios de entre 25 euros, los más económicos, a más de 300 por persona en los templos gastronómicos, que incluyen caviar, ostras, marisco, pescados y carnes exclusivas, regados con los mejores cavas y champán.

El Vía Veneto, uno de los mejores restaurantes de Barcelona, con una estrella Michelin, ofrece para unos 200 comensales un menú a partir de 325 euros, según se acompañe con champán Ruinart Blanc de Blancs o con Dom Perignon, compuesto por caviar iraní, ostras, tártaro de cigalas, bogavante y lubina, entre otras delicias, elaborado por el chef Sergio Humada. Exclusivo es también el Menú de Fin de Año del hotel Majestic, obra del chef Nandu Jubany, que cuesta 295 euros, y el que ofrece el restaurante Salt del hotel W, por 245 euros.

Y esta nochevieja el Liceo ha organizado por primera vez una cena para algo más de 200 personas en el Foyer del Gran Teatro, que cuesta 165 euros, con cotillón y baile, y que se servirá después de la actuación de Woody Allen, que tocará junto a su New Orleans Jazz Bando, y que no está incluida en el precio.

Los que buscan ambiente neoyorquino con música en directo tiene en ArtTe, en la calle Muntaner, una buena opción, porque la entrada, que cuesta 135 euros, incluye una cena compuesta por entrantes, ensalada con jamón de pato, crema tibia de cigalas con vieiras, rape con costra de hierbas frescas, cordero con puré de boniato trufado y postre, y un concierto de la banda de swing K. C. Quartet y Saphie Wells.

También La Balsa, un clásico en la parte alta de la ciudad, ha preparado una cena por 85 euros con vieira rustida con espárragos verdes, crema de ceps, lubina con cus-cus de espinacas y pato, además de sorbete y postre.

El chef Ramón Freixa.

El chef Ramón Freixa.

Como contrapunto, las cenas más económicas, de menos de 20 euros, se hallan en los restaurantes chinos, que atienden como cualquier día del año, pero si se busca algo especial, a partir de 27 euros, hay cenas para recibir el 2015 con uvas y cotillón.

El Barítimo, en el Moll d’Espanya, ofrece por 27 euros un menú que incluye jamón ibérico con coca con tomate, hummus con crudités de zanahoria, brocheta de pollo yakitori, mini burguer con cebolla caramelizada, tartaleta de brie, patatas bravas, un surtido de croquetas y de postre dados de tiramisú y brownie de chocolate, regado con una copa de vino o cerveza.

La Taberna Griega, en el distrito de Gràcia, ofrece por 38,50 euros Kriti salata (ensalada de rúcula con higos, queso de cabra, tomate cherry y salsa de naranja), exhojicó de cordero (hojaldre relleno de carne de cordero y verdura) y Jtapodi (estofado de pulpo con vino de nemea, acompañado de patatas al limón y miel).

Los que quieran cenar bien en casa pero sin pasar por la cocina están a tiempo y pueden hacerlo con el menú que Ramon Freixa ha preparado para Freixa Tradicio por 39,75 euros, que incluye terciopelo de calabaza y salvia con un ravioli gigante de salmón, lubina con trigo, pollo relleno de rabo de buey, y un pastel de chocolate con caramelo salado y frutos rojos.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.