GASTRONOMÍA TRADICIÓN

Dátiles para el Rey Felipe VI en el Ramadán marroquí

Los reyes viven en el palacio de Mohamed VI la ruptura del ayuno al ponerse el sol. Un encuentro del que España se trae firmado el acuerdo de pesca

FelipeVI y Mohamed VI comparten la ruptura del ayuno. EFE/Zipi/POOLFelipeVI y Mohamed VI comparten la ruptura del ayuno. EFE/Zipi/POOL

Vivir el “ftar”, la ruptura del ayuno de Ramadán en los jardines del Palacio Real de Rabat, a la hora exacta de la puesta del sol y con el rezo del muecín desde un cercano alminar en los oídos, es una experiencia única y casi irrepetible, incluso para el nuevo Rey de España. 

A los ojos de un occidental, el ayuno del Ramadán puede resultar un suplicio, pero en pleno verano marroquí, sin comer ni beber desde la salida del sol hasta el ocaso, adquiere condiciones épicas. 

Los reyes viven la ruptura del ayuno en Ramadán

Todo ese sacrificio lo llevan los fieles musulmanes con estoicismo, a la espera de que el astro se ponga por el oeste, llegue el anuncio del muecín del fin del ayuno y comience la fiesta en todas las casas y, también, en los palacios.

Y así, casi como en un hogar marroquí más, vivieron esta noche la ruptura del ayuno don Felipe y doña Letizia.

Con relativa tranquilidad y sin ninguna prisa, los más de 300 invitados por Mohamed VI a este “ftar” de gala en honor de los Reyes de España, se sentaron en la mesas y comenzaron lentamente a comer su primer bocado en 16 horas.

Dátiles de todas las formas, huevos duros, la tradicional sopa de carne y legumbres -harira-, tallin, cordero asado, pescado al horno, pastelitos fritos de verduras, montañas de dulces de miel y almendra…

Todo eso regado con litros de té de hierbabuena, muy dulce y de penetrante sabor, y jarras de zumos de frutas.

El “regalo” del acuerdo de pesca

Además de este “ftar” de gala, Mohamed VI aprovechó la visita de Felipe VI, la primera a un país no europeo de su reinado, para firmar el esperado acuerdo de pesca con la Unión Europea, del que dependen un centenar de pesqueros españoles.

Un “regalo” y un gesto de acercamiento dentro de las ya excelentes relaciones bilaterales, que el Rey de España ha agradecido en nombre de los pescadores españoles que esperaban desde hace meses volver a faenar en los caladeros marroquíes.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Gastronomía     Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...