EL AGUA ES LA ÚNICA BEBIDA FRÍA CON EVOLUCIÓN POSITIVA

Compramos menos vino, cerveza, refrescos o zumos… y más agua

Los españoles han disminuido su compra per cápita de vino, cerveza, refrescos, bebidas espirituosas o zumos. Mientras, repunta el consumo de agua envasada, la única categoría de bebidas frías que presenta una evolución positiva

  • Una copa de cerveza. Foto: PexelsUna copa de cerveza. Foto: Pexels
  • mas infoEl uso del agua, en el centro del debate Día Mundial del AguaAgua. Foto: PexelsAgua. Foto: Pexels
  • Detalles de una copa de vino en Alimentaria. Foto: Cedida por AlimentariaDetalles de una copa de vino en Alimentaria. Foto: Cedida por Alimentaria
  • mas infoZumos en un expositor. EFEAGRO/Cedida por Mercamadrid.Zumos en un expositor. EFEAGRO/Cedida por Mercamadrid.Zumos en un expositor. EFEAGRO/Cedida por Mercamadrid.
  • mas infoEstante con refrescos en un supermercado. EFE/José Luis PinoImagen de un lineal de refrescos en un supermercado.EFE/José Luis PinoImagen de un lineal de refrescos en un supermercado.EFE/José Luis Pino
Una copa de cerveza. Foto: PexelsEl uso del agua, en el centro del debate Día Mundial del AguaZumos en un expositor. EFEAGRO/Cedida por Mercamadrid.Estante con refrescos en un supermercado. EFE/José Luis Pino

En cifras generales (dentro y fuera del hogar), el consumo de bebidas frías durante 2017 fue de 203,77 litros; para casa, los españoles compraron 144,7 litros por persona, una cifra que supone un total de 6.430 millones de litros en todo el país.

Los vinos

El consumo de vinos sigue cayendo, en concreto, un -6,2 % -la ingesta por persona se sitúa en 8,11 litros al año- y el presupuesto que se destina baja prácticamente en la misma proporción, un -5,8 %, hasta los 22 euros por persona pese al repunte del precio medio del litro del 0,4 %, hasta los 2,71 euros. De hecho, desde la Federación española del vino se ha hecho un llamamiento a la unidad en la promoción de este producto para reflotar el consumo y la Interprofesional lanzó a finales de 2017 la primera campaña para impulsar un consumo inteligente y moderado de este producto en la población de entre los 25 y 45 años.
Bajo el lema “Marida mejor tu vida con vino”, la idea era reincorporar, normalizar y hacer más cotidiano el hábito de tomar y disfrutar del vino. Los vinos sin DOP/IGP siguen siendo los favoritos, con 3,83 litros por persona, seguidos de los tranquilos (3,02) y muy de lejos los espumosos (0,58 litros).
En Islas Baleares, País Vasco y Cantabria viven los consumidores que compran más vino para consumir en casa, al contrario de lo que ocurre en La Rioja, Castilla-La Mancha y Extremadura, que son las que realizan un menor consumo. Más de la mitad del vino se compra en supermercados, el 51,9 %, el único canal además que aumenta su cuota mientras cae 7 % en hipermercados, un 19 % en las tiendas tradicionales o un 2,2 % en Internet.

El agua envasada

Al contrario del vino, el agua envasada es la categoría de bebidas frías con casi todas las variables de consumo en positivo: ha crecido el consumo por cabeza un 1,7 %, hasta los 61,37 euros; el gasto (+0,4 %), el volumen total (+5,7 %) y el 4,4 % en valor de la factura total en compra de agua, que llego a los 581,7 millones de euros. El único dato negativo es el de la caída del precio medio de agua, que en 2017 fue de 0,21 euros, un -1,3 %.

Los refrescos

En cuanto al consumo de bebidas como los refrescos, por persona es de 38,22 litros, casi un 5 % menos que en el año anterior; el gasto ha caído algo menos, un -4,4 %, hasta los 32,53 euros por persona. En el informe se aprecia que, de esta forma, continua la tendencia de contracción del consumo de bebidas refrescantes, que comenzó en 2013, y que las bebidas de sabor cola y naranja son las mayores impulsoras de esta caída.

Las cervezas

El consumo de cervezas aumenta en relación con el año anterior, un 2,7 %, y gracias al aumento del precio medio, en valor ha crecido un 4,2 %; de hecho, en 2017 los hogares destinaron un 1,52 % de su presupuesto en la cesta de la compra a cerveza aunque el consumo por cápita ha caído un 1,1 %, hasta los 18,50 litros por persona y año.

Cuatro copas de cerveza sobre una mesa y un paisaje nevado

Imagen de cuatro cervezas. Foto: Pexels

Zumos y néctares

La categoría de zumos y néctares se ha apuntado también una caída importante en consumo per cápita, de -7,9 %, hasta los 9,20 litros por persona; continúa así la reducción que comenzó en 2010 y que se aprecia en todos los subcanales menos en el de zumos de fruta refrigerado/exprimido que aumenta un 2,4 %.

El consumo de bebidas espirituosas

Y las bebidas espirituosas también ha descendido un -9,3 % en el último año, un periodo en el que cada español compró 0,74 litros por persona para consumir en el hogar. Entre los datos más significativos de esta categoría, que diciembre sigue siendo el mes clave, con el doble de consumo, y que el whisky es de los que más cae, frente a la ginebra o el ron, que presentan cierta tendencia alcista.

Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.