ESPAÑA CUENTA CON UNA AMPLIA OFERTA

Cómo elegir un buen vino, más allá de las puntuaciones de los críticos

Un gran número de consumidores españoles quiere evitar riesgos a la hora de escoger un buen vino para una ocasión especial, pero con frecuencia se entrega a tópicos y estereotipos, a las marcas “de moda y denominaciones de origen “de siempre” o se confía a las puntuaciones de los principales críticos.

Un hombre observa vinos valencianos en una muestra. EFE/Archivo. Manuel Bruque..Un hombre observa vinos valencianos en una muestra. EFE/Archivo. Manuel Bruque..

Así lo apuntan diferentes expertos de vinotecas y plataformas de venta en declaraciones a Efeagro, y coinciden en que, en cuestión de vinos no hay dogma de fe, por lo que hay un enorme espacio para investigar… y descubrir.

Para el sumiller madrileño Alberto González, “deberíamos dejarnos llevar un poquito más” y desechar “leyendas” que aseguran que en ciertas zonas no hay buenos vinos, como durante años se dijo de “Jumilla“, pese a que allí “se pueden encontrar joyas actualmente”.

Denominaciones de origen emergentes

“Intento que el consumidor descubra cosas que les puedan gustar; recomiendo vinos de denominaciones de origen emergentes, vinos diferentes que se desmarquen de las corrientes habituales”, añade.

En definitiva, productos que combinen un precio atractivo con estándares altos de calidad.

En todo caso, “entre 4 y 700 euros hay vinos para todos los públicos”, explica este sumiller, quien reconoce que el consumidor cada vez está mejor información gracias a prensa, publicaciones, críticos, aplicaciones móviles o guías de puntuaciones.

También constata que hay un creciente público joven que acude a las vinotecas ya documentado, que “sabe, lee, mira, entiende y comparte”, en lo que ha tenido mucho que ver el auge de la gastronomía española, también en los programas de televisión.

Dejarse guiar por los “gurús” no siempre es recomendable o así al menos lo apuntan desde la plataforma de venta onlineBodeboca“.

La voz de los aficionados cuenta

Los puntos de los críticos ayudan a la hora de elegir, pero “si no se conoce el vino en cuestión, no deberíamos lanzarnos a comprar una caja”, ya que “los catadores son personas, y al igual que nosotros tienen gustos particulares“.

En Bodeboca recomiendan mirar también las valoraciones y puntuaciones de los socios, es decir, aficionados que vierten sus opiniones reales sobre el producto.

Juan Luis Martín, de La Tintorería Vinoteca, señala que mucha gente llega a la tienda influenciada por publicaciones, por las denominaciones más vendidas -como las “3 Rs (Rioja, Ribera, Rueda)-, por las marcas de siempre, por “las modas” y por las puntuaciones de los gurús o críticos, aunque no siempre serán la mejor elección.

“En España, hay gente joven haciendo las cosas bien. No todas las zonas son nobles, pero en cualquiera pueden hacerse vinos dignos. Yo prefiero tomar un buen vino de Zamora que uno mediocre de La Rioja“, aunque la mayoría de los consumidores prefiera a los clásicos.

Hay que huir de estereotipos, como que el vino gran reserva es mejor que el reserva; o el reserva mejor que un crianza, porque son cosas que no tienen nada que ver

Martín también insta a huir de “estereotipos”, como que el vino “gran reserva es mejor que el reserva; o el reserva mejor que un crianza“, porque “son cosas que no tienen nada que ver”.

Este experimentado profesional confía especialmente en los vinos tintos atlánticos, del Bierzo, Galicia o los canarios, y entre los extranjeros muestra predilección por los de Borgoña y los blancos alemanes, al tiempo duda de algunos espumosos italianos muy a la moda que se han instalado en nuestra mesas.

A su juicio, “los lambruscos que llegan a España son bebidas infames”, por lo que insta a los consumidores a decantarse mucho antes por los vinos “de aguja” catalanes, de más calidad.

La empresaria Mayte Santa Cecilia, de la Vinoteca Santa Cecilia, destaca la importancia de la documentación, puesto que, cuanto más conocimiento del sector se tenga, mejor, y eso incluye la asistencia a catas y los viajes donde se entra en contacto con el vino.

Descubrir los gustos de cada consumidor

Dejarse aconsejar por los expertos de una vinoteca tiene sus ventajas, porque el profesional puede “descubrir” los gustos del cliente, algo que será imposible usando sólo una aplicación, afirma.

El personal de una tienda de vinos “puede ayudar al cliente a maridar una cena especial, en función de la carta y de los gustos concretos o perfil del consumidor, es decir, si le gusta una acidez más alta, menos marcada, afrutados, con más madera…”, asegura.

“Un personal shopper o experto siempre tiene su ventaja, pero una guía o aplicación te puede dar una visión general”, asevera.

Vinoselección

Jaime Bermúdez, director técnico de Vinoselección detalla que actualmente existen multitud de canales para iniciarse en el mundo del vino. “En este caso, yo recomiendo dejarse asesorar por expertos y comprar, por ejemplo, en clubes de vino, ya que ofrecen referencias que un equipo de profesionales ha seleccionado previamente entre bodegas de todo el mundo. Además, ofrecen como valor añadido información de cada producto para ayudar al consumidor a comparar entre varias opciones”, argumenta.

También existen aplicaciones como Vivino –añade Bermúdez-, una comunidad de usuarios particulares que hacen fotos de los vinos que prueban, los puntúan y hacen comentarios sobre ellos, lo que puede ayudar a decantarse por un vino u otro”.

 

 

Etiquetado con: , , , , , , , , , , ,
Publicado en: Sin categoría
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.