MIGUEL BLANCO, SECRETARIO GENERAL

COAG reclama un Estatuto de la Agricultura Profesional

Miguel Blanco, reelegido para un nuevo mandato al frente de COAG, pedirá al próximo Gobierno un “Estatuto de la Agricultura Social y Profesional” que mejore la competitividad del sector y plantará cara a eventuales acuerdos con terceros países.

Miguel Blanco, secretario general de COAG. EFE/Víctor LerenaMiguel Blanco, secretario general de COAG. EFE/Víctor Lerena

El secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel Blanco, pedirá al nuevo Gobierno que salga de los próximos comicios generales de junio la creación de un “Estatuto de la Agricultura Social y Profesional” que apoye a las pequeñas y medianas explotaciones, pymes, autónomos y cooperativas, y fomente la incorporación de jóvenes y mujeres ante “el gravísimo problema” de relevo generacional y la despoblación del territorio.

Así lo explica Blanco, elegido para un nuevo mandato de cuatro años al frente de COAG en la XIV Asamblea General de la organización, celebrada el 20 y 21 de mayo en Madrid.

A pocas semanas de las elecciones generales, considera que el nuevo escenario genera incertidumbres, pero también oportunidades” porque habrá más pluralidad política y Gobierno y Parlamento tendrán que atender las peticiones sociales.

“Tenemos que aprovechar esta etapa para darle a la agricultura visibilidad, como base de la alimentación, y reivindicarlo como sector estratégico”, porque depender de importaciones y compras en mercados volátiles sería “suicida”, subraya en una entrevista con Efeagro.

De igual modo, expresa su preocupación por las demandas de recorte fiscal que la UE reclama al futuro Gobierno -unos 8.000 millones en dos años- porque sería “una hipoteca insoportable”. Y confía en que estas medidas no perjudiquen a sectores “de la economía real productiva” como la agricultura por sus implicaciones positivas en economía, empleo y la vertebración territorial.

PAC

De cara a las discusiones para diseñar la Política Agraria Común (PAC) post 2020, COAG quiere estar bien posicionada para que “no se haga una revisión de escaparate” y para conseguir reorientar las políticas hacia la profesionalización y la simplificación.

Más allá del sistema de ayudas, que en su opinión “hay que reformar para que no sean tan indiscriminadas y discriminatorias”, la PAC debería impulsar “políticas de mercado y de preferencia comunitaria” basada en parámetros de calidad, sostenibilidad y seguridad alimentaria.

Pide que la ley de cadena alimentaria “coja velocidad de crucero” y cubra lagunas tras dos años en vigor: que se generalicen los contratos, que éstos no sean abusivos y contengan precios que cubran al menos los costes de producción. “Pelearemos para modificar algunas cosas que no hemos conseguido aún”, en el marco de esta legislación, como la prohibición de la venta a pérdidas y los productos reclamo y un régimen sancionador.

Oligopolios

COAG reclamará al futuro Ejecutivo un Observatorio de la Cadena de Insumos para revertir “la posición de dominio” y “oligopolios” que encarecen los costes de fertilizantes, electricidad o gasóleo, así como una adecuada política fiscal. Además, “hay que universalizar los seguros agrarios”, con más apoyos públicos que faciliten su contratación, apunta.

Cambio climático

Blanco precisa que demandarán inversión en investigación e innovación para que las explotaciones se adapten al cambio climático.

El sector primario “es uno de los primeros en padecer sus inconvenientes” y, al tiempo, la agricultura es uno de los grandes “sumideros” de dióxido de carbono -junto a los bosques-, por lo que “debe reconocerse y recompensarse la contribución positiva del campo en la lucha contra el cambio climático“.

Miguel Blanco, junto a la ministra Isabel García Tejerina EFE/Victor Lerena

Miguel Blanco, junto a la ministra Isabel García Tejerina EFE/Victor Lerena

TTIP y Mercosur

Miguel Blanco muestra la “oposición frontal” ante posibles acuerdos comerciales de la Unión Europea con EEUU (TTIP) y Mercosur y afirma que harán “bandera de ello junto a otros colectivos sociales”. “Estos acuerdos son inaceptables y pelearemos a fondo contra ellos, porque, tal y como están planteados, acabarían con nuestro modelo social y profesional de agricultura y de alimentación sostenible”, asegura.
A su juicio, el tratado transatlántico de comercio e inversiones (TTIP) con EEUU sería “la madre de todas las desregulaciones” y “un problema serio para la economía social agraria y la población en general”, incluidos agricultores, ganaderos y consumidores.
Recuerda que a los profesionales europeos se les exigen altos parámetros de calidad, pero en EEUU pueden utilizar productos prohibidos en la Unión Europea (UE) que les permiten ahorrar costes, y “esto es un fraude al consumidor y una competencia desleal de tal naturaleza que se llevaría al sector agrario español por delante”.
En el caso del acuerdo con Mercosur -que integra a potencias agrícolas como Brasil o Argentina-, cree que tendría efectos negativos sobre sectores ganaderos, materias primas o frutas. “El 1 % de las propietarios en Brasil dispone del 50 % de la tierra, unos 175 millones de hectáreas, más que la UE, y nosotros no tendríamos nada que hacer para competir con esa dimensión de explotaciones enfocadas a la exportación de ‘commodities'”, destaca. En EEUU y otros países se utilizan hormonas potenciadoras de la producción de leche, anabolizantes o esteroides prohibidos aquí, y llegar a acuerdos con ellos supondría “cambiar los parámetros de seguridad alimentaria”, insiste.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO