CHINA CORONAVIRUS

Los congelados, en el centro del afán chino por captar cualquier rastro de covid

China somete también los embalajes a un test para detectar material genético de la covid-19. La última interceptación ha tenido lugar esta semana con el hallazgo de covid-19 en envasados de ternera congelada de Argentina enviados al gigante asiático.

 Una mujer compra en un supermercado de Pekín. Efeagro/Roman Pilipey Una mujer compra en un supermercado de Pekín. Efeagro/Roman Pilipey

Los alimentos congelados no quedan fuera de la lucha comenzada por China para erradicar el coronavirus de su territorio y ya son múltiples las partidas procedentes de todo el mundo que han sido retenidas en puerto por detectar rastros del patógeno, si bien la ciencia descarta el contagio por comida.
La última interceptación ha tenido lugar esta semana con el hallazgo de covid-19 en envasados de ternera congelada de Argentina enviados al gigante asiático pero en la lista también hay pez mantequilla procedente de la India, salmón de Rusia o camarón ecuatoriano.
Y es que China somete también los embalajes a un test para detectar material genético de la covid-19.

Cuando esto sucede, los transportistas y otros contactos cercanos son puestos en cuarentena y los alimentos se retiran del mercado para evitar posibles rebrotes porque pueden ser una vía de contagio al haber tocado esa superficie; de hecho, el positivo en dos estibadores del puerto de Qingdao desencadenó un pequeño rebrote en esa ciudad a principios de octubre.
El caso de la inspección a envases de alimentos importados es sólo un ejemplo del tesón y disciplina china para poner freno al contagio que se demuestra también en los estrictos controles a los turistas, a los que incluso se les da una pastilla con lejía para que la disuelvan en los WC con el afán de destruir a la covid en los excrementos.

¿CONTAGIO AL CONSUMIR ALIMENTOS?
Tanto control a los alimentos importados puede suscitar la duda sobre si ingerir comida contaminada es una vía de contagio de la covid-19 o si, al menos, así lo creen en China, pero por el momento la comunidad científica internacional lo descarta.
Fuentes de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) inciden a Efeagro en que, “hasta el momento”, no hay evidencia de transmisión a través de la ingesta de “cualquier tipo” de alimento.

A pesar de todo, se está monitoreando la literatura científica ya existente en busca de información que pueda ser relevante al respecto.
Hay “alguna” evidencia de que los alimentos pueden estar contaminados por el SARS-CoV-2 pero “puede suceder con la comida de la misma manera que podría pasar con otra superficie contaminada”.
Eso “no significa” que los productos ingeridos “puedan provocar una infección al consumidor” aunque, “como siempre, es de suma importancia” garantizar las medidas de bioseguridad y buenas prácticas de higiene.

Un cliente abre un arcón frigorífico para comprar en la sección de congelados. Efeagro/Justin Lane

Desde el departamento de Bromatología y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Córdoba, el experto en Seguridad Alimentaria, Antonio Valero, señala a Efeagro que “una cosa es que el virus esté presente en el alimento y otra que sea capaz de infectar”.
Está “ampliamente demostrado” que la covid-19 la produce un patógeno que infecta por la vía respiratoria y no por la gastroentérica de tal forma que si se traga un alimento con dicho virus activo “se inactivará” gracias a las “barreras enzimática y de protección” del sistema digestivo.

Por lo tanto, “no hay evidencias a día de hoy” de esa ruta de infección, incide.
Cree que el afán de China por analizar los alimentos congelados que entran en su territorio responde a su objetivo de “controlar todo” y aconseja a las empresas alimentarias que envíen ese tipo de productos que tengan en cuenta estas nuevas medidas.
Por otro lado, no le consta que se estén haciendo controles rutinarios en origen antes de su envío a China, al menos desde España.

Para Valero, los mecanismos de registro a la entrada de mercancías en un país tienen que ser “eficientes y operativos” por lo que no ve viable “analizar de forma rutinaria todo lo que entra” ya que el coronavirus “puede persistir en muchas superficies”.
Se trata de “aplicar el sentido común” y realizar controles “cuando pueda interesar” pero no siempre porque, si no, se “dificultaría mucho la operativa y el tránsito comercial”.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos