EL TREN DE LA SEDA

Alimentos españoles irán a China “a todo tren”

La línea férrea de la ruta de la seda que comunica Madrid con el mayor puerto seco del mundo, en Yiwu, ofrece oportunidades para la exportación de vinos, aceite de oliva, cárnicos y hasta de frutas y verduras. Los raíles atraviesan ocho países y separan a España del último sueño chino.

Imagen del tren de mercancías directo entre China y España, en la estación logística de Abroñigal en Méndez Álvaro. EFE ARCHIVO/Paco CamposImagen del tren de mercancías directo entre China y España, en la estación logística de Abroñigal en Méndez Álvaro. EFE ARCHIVO/Paco Campos

El mayor tren de mercancías del mundo, que une la ciudad china de Yiwu con Madrid a lo largo de 13.052 kilómetros, ofrece oportunidades para la exportación de alimentos españoles, aunque algunos expertos avisan de que la línea -cumple un año de vida en noviembre- beneficiará más a las empresas asiáticas. ¿Una invasión de productos chinos?

España no sólo ha apoyado este “tren de la seda” -que atraviesa antiguas rutas comerciales frecuentadas por caravanas de camellos- sino que estará muy atenta a la iniciativa china de “una franja, una ruta”, que generará más contratos en Asia, en ámbitos como las infraestructuras, el transporte o la energía, tal y como han analizado a finales de octubre expertos en el “Silk Road Forum” de Madrid.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente chino, Xi Jinping, en una reunión bilateral en Pekín. EFE ARCHIVO/Zipi

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente chino, Xi Jinping, en una reunión bilateral en Pekín. EFE ARCHIVO/Zipi

El consejero económico y comercial de España en Shanghai, Eduardo Euba, valora las posibilidades de la nueva línea férrea Yiwu-Madrid, un proyecto de las autoridades de esta ciudad y de la provincia de Zhejiang, porque “aportará una opción logística adicional a los exportadores españoles en el acceso a China”.

La provincia de Zhejiajng, con más de 60 millones de habitantes, tiene un PIB superior al de España, lo que da muestras de sus dimensiones

Que la línea de ferrocarril -que atraviesa España, Francia, Alemana, Polonia, Bielorrusia, Rusia, Kazajistán y China y opera la compañía Yiwu Timex Industrial Investments– se consolide y convierta en un éxito “será algo que dictará el mercado”, apostilla Euba.

La exportación española a China de productos agroalimentarios está evolucionando positivamente en los últimos años -en los primeros nueve meses de 2015 ha crecido más del 60 % respecto al mismo período de 2014- y “confiamos que esta línea férrea pueda contribuir al mantenimiento de este impulso”, declara el consejero económico y comercial.

Alimentos y bebidas

Por su parte, la subdirectora general de política comercial con Europa, Asia y Oceanía, María Aparici, recuerda que por vía marítima no se pueden exportar muchos alimentos perecederos desde España y que el tren a Yiwu “acorta los tiempos”.

China es deficitaria en alimentos, tiene una población creciente, les interesa la dieta mediterránea y cada vez están más preocupados por la seguridad alimentaria -añade-, lo que plantea “grandes oportunidades” para enviar frutas y verduras frescas o procesadas, vino, aceite, cárnicos -hasta morritos de cerdo o patas de pollo, muy apreciados allí- y otros bienes de consumo de alto valor.

Madrid acogió recientemente el Silk Road Forum. EFE ARCHIVO/Mariscal

Madrid acogió recientemente el Silk Road Forum. EFE ARCHIVO/Mariscal

“No hay que ver el tren como una amenaza de invasión de productos chinos”, agrega Aparici.

El Gobierno español -en concreto, sus Departamentos de Comercio y de Agricultura- negocia con autoridades del país asiático protocolos para cada producto con el objetivo de eliminar las trabas no arancelarias -o de tipo fitosanitario- y abrir la exportación al jamón con hueso, las uvas sin semillas, las ciruelas o el melocotón.

En ganadería, “necesitamos un mayor número de autorizaciones para mataderos que puedan exportar allí”, en lo que también trabajan.

Según datos oficiales, España exporta a China por 4.000 millones de euros pero importa por valor de más de 19.700 millones, lo que arroja un déficit de 15.700 millones, por lo que la exportación de alimentos y bebidas permitirá acortar esta enorme brecha.

China Club

La presidenta de China Club, Margaret Chen, destaca que el tren a Yiwu permitirá a España conectarse a un país que históricamente ha estado más cerca de Reino Unido, Francia o Alemania, y de mejorar las relaciones comerciales -muy desequilibrados en beneficio de Asia- a pesar de que existen aún ciertas cuotas o limitaciones.

“Ahora se tiene una relación” y “después, hay muchísimas más cosas que se pueden desarrollar, de igual importancia que el tren”, como continuación de la iniciativa “una Franja, Una Ruta” y otras. “España tiene que aprovechar a tope este tren regular entre los dos países”, también para introducir sus alimentos que, para la generalidad de los chinos son desconocidos, como aceite o jamón.

El director de la consultora e importador EGAL, Benjamin Morgan, cree que los sectores agroalimentarios españoles “deberían ponerse las pilas” y pensar en exportar más al continente asiático.

En todo caso, Morgan avisa de que, por lo que habla con distribuidores chinos, el tren beneficiará más a sus exportaciones que a España y, con esta nueva línea logística, los empresarios asiáticos podrán controlar ahora todo el proceso, desde la fabricación hasta la venta final pasando por el transporte.

Aceites Oleazara

La empresaria aragonesa Penélope García (Oleazara) estudia la posibilidad de exportar aceite de oliva virgen extra a China si la compañía que opera la línea les garantiza, como así parece, que han acondicionado los vagones para aislar este alimento y evitar que los cambios de temperatura en el recorrido dañen al producto gourmet.

Vinos de La Rioja

El vino también viaja hasta China “a todo tren”.

Vivanco fue una de las primeras bodegas en utilizar la nueva ruta comercial y, en mayo, inauguró el trayecto con ocho contenedores. Santiago Vivanco, director de Fundación y Experiencias Vivanco, detalla a Efeagro que “antes, mandar pedidos implicaba 30 días, pero con el tren ahorramos 10 días y, además, llega directo a la capital de la provincia donde se localizan nuestras mayores ventas”.

“Estamos encantados. Nuestro importador chino está en Yiwu”, arguye Vivanco, quien destaca el recorrido de la bodega en China, que ha pasado de cerrar pocas operaciones hace unos años, a exportar unos 20 contenedores este año, alrededor de 300.000 botellas.

Una historia de éxito, que cada vez clonan más empresas españolas que cumplen, pese a las dificultades, “el sueño chino”.

 

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Loading...

servicios

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.