ALIMENTACIÓN BEBIDAS

Cerveza 0,0: un sucedáneo sin rastro de alcohol cada vez más variado

Con un sabor parecido a la de una cerveza normal, pero sin una gota de alcohol, la 0,0 avanza posiciones entre las preferencias de los consumidores a golpe de innovación y el esfuerzo de cada vez más marcas.

Campaña para concienciar a los conductores sobre la incompatibilidad entre el alcohol y el volante. Efeagro/Nacho GallegoCampaña para concienciar a los conductores sobre la incompatibilidad entre el alcohol y el volante. Efeagro/Nacho Gallego

Su etiqueta deja claro que contiene un 0 % de alcohol, privándole de un elemento característico de la cerveza como bebida alcohólica que es, pero igualmente los fabricantes están apostando por ella para ganar cuota en España, país líder en el consumo de esta bebida sin alcohol en Europa.

Muchas marcas han conseguido dar un toque de malta y otros gustos más elaborados que los que había hace unos años a la cerveza 0,0, que se diferencia de la denominada “sin alcohol” porque esta otra puede tener hasta un 0,9 % de graduación.

Mejores resultados

El profesor de la Escuela Española de Cata Carlos Gómez explica a Efeagro que existen una serie de procesos “muy complejos” para la elaboración de ese tipo de bebidas, algunas de las cuales se fermentan y se desalcoholizan, mientras que otras pasan por distintas maceraciones sin llegar a la fermentación.

Opina que “se ha mejorado mucho”, a través de las técnicas utilizadas, para que las 0,0 tengan sabores que se parezcan más a los de las cervezas ligeras, con predominio de la malta.

Un hombre reflejado en una copa de cerveza. Javier Etxezarreta

Un hombre reflejado en una copa de cerveza. Javier Etxezarreta

“Aunque se habla de cerveza sin alcohol, no es una cerveza, está considerada un zumo de cereal“, precisa Gómez, que dice no haber asistido nunca a un concurso de cervezas 0,0, aunque la haya probado en catas informales por “curiosidad”.

Ese producto no entra en el concepto de cerveza para los profesionales que, como Gómez, echan en falta “la plenitud de la potencia que da el alcohol, sobre todo en la boca”.

El experto sí reconoce “el cambio brutal” que ha experimentado el mercado de las 0,0, algunas de ellas “infumables y otras muy potables” que se confunden con las tostadas “por lo bien elaboradas que están”.

Nicho de mercado

Según el último informe anual de la patronal Cerveceros de España, en 2018 la variedad sin alcohol representaba el 13 % del consumo per cápita de los españoles.

La penetración de esa variedad en la hostelería ascendió 3,5 puntos, hasta convertirse en una opción más para el 46 % de los consumidores de cerveza, mientras que el 96 % de los que beben “sin” en esos establecimientos también la consumen con alcohol.

El director general de Cerveceros, Jacobo Olalla, resalta que España es “avanzadilla a nivel mundial” en ese segmento porque “hay mucha inversión detrás, mucha innovación y calidad de los maestros cerveceros”.

Lo justifica, además, por el apoyo de las marcas, que han apostado por las cervezas sin alcohol, dándolas a conocer y promocionando su consumo, y por el hábito de consumir la cerveza muy fría en España, lo que reduce la diferencia de sabor entre la tradicional y la “sin”.

Si antes ya era una opción para quienes tenían que conducir o no podían beber alcohol por motivos de salud como en el caso, por ejemplo, de las embarazadas, ahora también se han apuntado a la moda quienes prefieren llevar una dieta más sana.

Ese gusto por productos saludables, el culto al cuerpo y las restricciones legales vinculadas al alcohol han influido en la creación de un nicho de consumidores que quieren socializar sin tomarlo, apunta la analista de Nielsen Celia Rodríguez.

A diferencia de otros países europeos, forma parte de las costumbres sociales en España ir a tomar vino o cerveza con los amigos fuera de casa, un factor que han tenido en cuenta las cerveceras para decidirse a “sofisticar el segmento de la cerveza sin alcohol y dar más oferta”, añade.

La cerveza 0,0 tostada es un ejemplo: con un producto mejor, sube su precio y a la larga aumenta el nicho de mercado.

Su imagen les permite, además, invertir en la publicidad y el patrocinio de eventos deportivos, donde publicitar el alcohol está prohibido, para dar un empuje a la marca, como se observa en competiciones de fútbol o automovilismo.

Antes y después de la pandemia

La consultora Nielsen señala que, a cierre de 2019, la media de facturación de la cerveza sin alcohol creció el 7,7 % , por encima del 5,6 % de la cerveza en general.

Los datos de este año proporcionados por la consultora están marcados por la pandemia del coronavirus, que obligó a la gente a confinarse y al cierre de la hostelería temporalmente.

Los españoles tomaron un 27 % más de cerveza entre enero y julio, un crecimiento “espectacular” quizás porque no había que conducir, frente a la subida del 13 % de la cerveza sin alcohol.

De todas formas, en las últimas semanas el consumo en este segmento ha crecido más que la cerveza con alcohol, recuperando niveles anteriores, detalla Rodríguez.

Se espera, no obstante, que el efecto de la covid-19 repecuta este año en dicha categoría y al resto de cervezas, ya que -al igual que con otros productos- el mayor gasto en alimentación de los hogares no compensará la crisis en la hostelería y el turismo.

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos