GANADERÍA IBÉRICO

La montanera finaliza con un 9% menos de cerdos ibéricos de bellota sacrificados

Ha sido una campaña marcada por adversidades climáticas y una menor calidad y cantidad de bellotas. El mayor descenso se ha registrado en los cerdos de bellota 50 % ibéricos.

play Cerdos ibéricos en montanera en una dehesa de Los Pedroches (Córdoba). EFEAGRO/J.J.RíosCerdos ibéricos en montanera en una dehesa de Los Pedroches (Córdoba). EFEAGRO/J.J.Ríos

El número de cerdos ibéricos, con categoría de bellota, sacrificados durante la montanera 2018/2019, asciende a 653.700 animales, un 9,15 % menos que la campaña anterior, debido a las adversidades climáticas y a las mermas en la calidad y cantidad de bellotas.

Según los datos consultados por Efeagro de los informes de sacrificio de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici), el mayor descenso se ha registrado en los cerdos de bellota con un 50 % de raza ibérica, el 15,23 % menos, porque se calificaron 238.753 animales frente a los 281.650 de la montanera precedente. La producción de cerdo de bellota con 75 % de raza ibérica también ha bajado un 11,7 %, pasando de 100.621 a 88.850 ejemplares.

En la categoría de cerdos de bellota 100 % ibéricos, que sigue siendo la más numerosa con 326.187 animales, el descenso ha sido del -3,18 % respecto a la montanera 2017/18. La semana de mayor actividad durante esta campaña fue la primera de febrero, en la que se sacrificaron 96.582 cerdos ibéricos de bellota.

Centenares de jamones ibéricos en un secadero. EFEAGRO/ Juan Javier Ríos.

Centenares de jamones ibéricos de bellota en un secadero de Los Pedroches. EFEAGRO/ Juan Javier Ríos.

En total, han sido 14 semanas de actividad (desde el 24 de diciembre de 2018 al 31 de marzo de 2019) en los mataderos para sacrificar los cerdos que salían de la montanera tras una alimentación a base de hierba y bellota.

Desde Asici, su nuevo presidente, Antonio Prieto, ha señalado en un comunicado que estos datos muestran la “madurez” del sector ibérico, su capacidad de adaptación a la realidad de las campañas de montanera y su apuesta por la calidad.

La interprofesional ha analizado las bellotas de esta montanera en el laboratorio y los resultados muestran unos valores medios de contenido en grasa de 7,93 %, inferior al 9 % de la anterior 2017-2018, con un contenido en ácido oleico medio del 62,33 %.

Reacción de los productores

La secretaria técnica de la Asociación Española de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico (Aeceriber), Elena Diéguez, ha afirmado a Efeagro que la montanera ha sido “escasa, difícil y de bajo rendimiento en cuanto a la reposición (engorde) conseguido”. Diéguez se ha sorprendido de que al final el descenso de los sacrificios se haya quedado en un 9 % cuando, a su juicio, tendría que haberse situado cerca del -25 %.

La asociación de criadores Aeceriber es partidaria de retomar la categoría de recebo

Bajo su punto de vista, esto “sigue poniendo de manifiesto que los controles no son todo lo exhaustivos y rigurosos que debieran” porque en esta montanera “no tenía que haberse permitido esa cantidad de animales sacrificados bajo la categoría de bellota” ya que su producción ha sido “muy irregular, difícil y tardía”.

“Lo que hay que hacer es contrastar fidedignamente que la superficie a disposición del cerdo y la producción de bellota son suficientes para la reposición mínima que exige la norma de calidad y, si no es así, hay que tratar de sacar la producción de esa categoría”, ha reseñado.

Diéguez es defensora de restablecer la denominación “recebo” (alimentación con bellota, pasto y complemento de pienso) como intermedia entre la de “bellota” y “cebo de campo” para aquellos animales que no han engordado lo suficiente durante la montanera como para calificarlos de “bellota”.

Las producciones amparadas bajo alguna de las cuatro Denominaciones de Origen (DO) del ibérico escapan a este debate ya que están sometidas a mayores controles para garantizar las reposiciones de los cerdos, según ha especificado.

Las denominaciones de Origen

Fuentes de la DOP “Guijuelo” han confirmado a Efeagro que la montanera ha sido irregular, dependiendo de las zonas de producción, y aunque aún no tienen cifras oficiales esperan una bajada en su número de sacrificios.

Estas mismas fuentes han señalado que las condiciones meteorológicas son las que están marcando estas campañas y en esta última, en concreto, ha afectado a la calidad y producción de bellota.

Cerdos Ibéricos en una dehesa. Foto: Osborne

Cerdos ibéricos en una dehesa. Foto: Archivo/Osborne

El director técnico de la DOP “Dehesa de Extremadura”, Álvaro Rivas, no duda en calificar la montanera como “difícil, complicada y mala” porque no ha habido suficiente bellota de encina mientras que la de alcornoque era más abundante pero con menor valor nutritivo para el animal.

Esta denominación ha certificado 16.000 cerdos frente a los 23.000 que certificó el año anterior; un descenso al que resta importancia ya que se trata, según ha dicho, de que el producto que salga “mantenga la línea de ser lo mejor de lo mejor”.

La excepción la ha marcado la DOP “Los Pedroches” que espera sacrificar 2.000 cerdos más que en la montanera anterior (llegará a los 19.000 animales) gracias a que en su zona de producción sí han tenido unas condiciones de hierba y bellota buenas, según su secretario general, Juan Luis Ortiz.

“Los Pedroches” mantiene así este año el “nivel bueno” mantenido durante los últimos ejercicios, ha señalado.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Ganadería     Porcino
(1 votes, average: 5,00 out of 5)
Loading...

LD_EA_PAC_112018_SQ

LD_EA_PAC_112018_SQ

Sostenibilidad