GANADERÍA VACUNO

La carne de vacuno permitida en el Islam, cada vez más española

Se prevé que las exportaciones de añojos a países árabes se incrementen considerablemente este año. Salamanca tiene el mayor censo de vacuno de España.

Un ganadero salmantino con sus terneros. EFE/Archivo. Carlos García.  
Un ganadero salmantino con sus terneros. EFE/Archivo. Carlos García.

Los ganaderos españoles y, en especial, los de la provincia de Salamanca, donde se encuentra el mayor censo de vacuno de España, aumentarán considerablemente las exportaciones de añojos a los países árabes durante 2015, según los profesionales del sector.

“Este año, el número de añojos -terneros cebados de entre 12 y 15 meses- que llevaremos a países como Líbano va a aumentar bastante y seguro que superamos las 50.000 cabezas”, ha explicado Sebastián Hernández, uno de los principales intermediarios de España en el sector del vacuno.

A pesar de los problemas en Libia, que era hasta que comenzó la Guerra Civil en 2014 el principal importador árabe del vacuno español, las carnes de vacuno, sobre todo de las razas charolés o limusín, tienen “una alta aceptación” en países como Argelia o Líbano.

Por países

En Argelia, por ejemplo, existe un alto déficit de producción, por lo que de las 400.000 toneladas que consumen al año en este país, según el Instituto de Comercio Exterior, el 30% son de importación. Argelia compra, sobre todo, a ganaderos franceses, aunque desde 2013 España ha aumentado notablemente las exportaciones a este país, con medias superiores anuales a las 2.500 toneladas.

Sebastián Hernández es el encargado de recorrer los principales cebadores de España para ir comprando reses que saldrán vivas en barco rumbo a Líbano.

En cada barco, que parte de Cartagena o de Tarragona, van entre 800 y 1.700 añojos, “obligatoriamente vivos”, ya que en los países árabes la comunidad islámica tiene que comer la carne de vacuno sacrificada por el rito “halal”, un ritual donde se prescribe que el animal se ha sacrificado mirando a la Meca, sufriendo lo menos posible y que su desangrado ha sido total para evitar toxinas en la carne.

“A los consumidores árabes les gusta mucho la carne de añojo de España, ya que al cebo intensivo se le añade el consumo de cereales”, ha matizado Hernández.

La producción salmantina

En la provincia de Salamanca está el mayor censo nacional de vacuno, con 430.000 reses, seguida de otras zonas como Cáceres o la comunidad de Cantabria. El aumento de las exportaciones españolas a los países árabes también se debe a varios factores, como la depreciación del euro frente al dólar.

Aún así, los principales competidores son los países del Cono Sur, sobre todo Argentina, “ya que ofrecen añojos más baratos, aunque son de peor calidad”.

En los últimos años, también se han hecho un hueco en el mercado árabe los productores de carne de vacuno de Croacia, República Checa, Polonia o Rumanía, gracias a la raza denominada “simental”, que tiene buena aptitud cárnica, aunque “su sabor y su rendimiento es inferior al del charolés”, ha explicado Sebastián Hernández.

Si se cumplen las previsiones, en 2015 se exportarán 20.000 cabezas de añojos más que en el año pasado, que se cerró con 30.000 cabezas de vacuno vendidas a los países árabes.

Al aumentar la demanda, los ganaderos también han notado que el precio se ha podido mantener y con ello la rentabilidad de las explotaciones, ya que se están pagando en una horquilla de entre 2,25 ó 2,30 euros por kilo en vivo y un añojo de entre 12 y 15 meses suele arrojar un peso medio de 600 kilo

 

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Ganadería     Vacuno
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.