NAVIDAD GASTRONOMÍA

Desde el capón al pato, la carne de ave encara una gran Navidad en consumo

Los niveles de consumo son elevados, con una demanda creciente por platos más elaborados en los que el capón, el pavo o el pato serán protagonistas, especialmente en Nochebuena.

Un grupo de personas compra capones antes de las fechas navideñas. EFE/Archivo. Eliseo TrigoUn grupo de personas compra capones antes de las fechas navideñas. EFE/Archivo. Eliseo Trigo

El consumo de carne de ave esta campaña navideña alcanzará unos niveles elevados, con una demanda creciente por platos más elaborados en los que el capón, el pavo o el pato serán protagonistas, especialmente en fechas señaladas como Nochebuena.

Fuentes de Cascajares avanzan a Efeagro que esperan incrementar sus ventas un 10 % respecto a la Navidad anterior, con el capón relleno como el producto, un año más, más vendido.

Cascajares ha puesto este año a la venta 66.000 maletines de capón relleno, pularda trufada, pavo y pato relleno de setas y castañas, 6.000 más que hace un año, porque las previsiones de la hostelería y distribución apuntan a un consumo al alza. Se trata de preparaciones exclusivas para Navidad en las que el producto se presenta envasado al vacío, precocinado, y cuyos precios se han mantenido estables.

En el caso del capón del Prat, que cuenta con su propia Indicación Geográfica Protegida (IGP), es un producto selecto que normalmente no varía en sus principales cifras de ventas y precio. Así, esta Navidad se comercializarán 80 capones a unos 28 euros la unidad y unos 2.000 pollos certificados con IGP (15,50 euros/unidad), según apuntan desde IGP. La escasa producción de este alimento “gourmet” hace que su venta se limite a la zona geográfica próxima al Prat de Llobregat (Barcelona).

El pato también hace su Navidad

Los productos derivados del pato (como “foie”, “magret” o “confit) también tienen su cita navideña, y el sector factura cerca del 40 % del total anual en estas semanas. Fuentes de la Asociación Interprofesional de las Palmípedas Grasas (Interpalm) detallan a Efeagro que el consumo en el hogar representa cerca del 80 % y la restauración y hostelería, el 20 % restante. Desde la Interprofesional aseguran que la predilección por productos del pato se debe a su sabor y a la “multitud” de posibilidades culinarias que ofrece.

Detalle de un pavo cocinado, listo para ser consumido. EFE/Archivo. lrc.

Detalle de un pavo cocinado, listo para ser consumido. EFE/Archivo. lrc.

Desde la empresa “Selectos de Castilla” -referente en la producción de derivados del pato- señalan que la campaña va “bastante bien” y se “nota que hay más alegría en el mercado”. Esta empresa concentra el 30 % de su facturación anual en los dos últimos meses del año, y el mayor ánimo de consumo ha hecho que tengan que incrementar su cabaña ganadera con niveles previos a la crisis que comenzó hace una década. Según apunta, los precios de sus productos se mantienen prácticamente estables para esta Navidad, siguiendo la tónica de todo el año.

La Navidad llega con optimismo para la expectativa de ventas en todas las carnes avícolas, tanto las de línea “gourmet” como las clásicas (especialmente el pollo), que suelen reinventarse por estas fechas para llegar a la mesa con presentaciones gastronómicas más laboriosas.

Etiquetado con: , , , , ,
Publicado en: Gastronomía
(No Ratings Yet)
Loading...