Can Fabes apaga sus fogones

El restaurante Can Fabes apagó el sábado sus fogones tras servir los últimos menús creados por el chef Santi Santamaría en una cena emotiva para la familia del desaparecido cocinero, que se ha visto obligada a poner un punto a décadas de trayectoria que, sin embargo, puede que no sea final.

play Restaurante Can Fabes. Imagen: Efe.Restaurante Can Fabes. Imagen: Efe.

Como en otras ocasiones, la veintena de trabajadores del mítico restaurante de Sant Celoni prepararon, con guantes en las manos, la docena de mesas del establecimiento, mientras en las sartenes sobre el fuego los cocineros elaboraban los característicos menús de Santamaría, de marcado carácter tradicional, para ofrecer a los últimos comensales el mejor servicio.

Fue la última noche que repitieron esta escena antes de embarcarse hacia nuevos rumbos profesionales que, afortunadamente, gran parte de ellos ya tienen definidos, mayoritariamente fuera de España.

Can Fabes echó el cierre el sábado, después de dos años y medio intentando mantener a flote el negocio tras la repentina muerte, hace dos años, de Santi Santamaría, a la edad de 53 años.

Con mirada melancólica, su hija, Regina Santamaría, admitió que la pérdida de su padre, junto con la voraz crisis económica, han sido los principales factores que ha precipitado el cierre de Can Fabes.

Pero desde ahí donde esté el mítico cocinero “sé que estaría orgulloso de lo que hemos hecho hasta hoy y entendería la decisión”, comenta.

Desde el fallecimiento de su padre, la joven Regina Santamaría capitanea un negocio familiar que se ha ido reduciendo, pasando de seis a un último restaurante -Can Fabes- pero ella confía relanzar el proyecto una vez consiga inversores extranjeros.

“La esperanza es lo único que se pierde y a partir de mañana empezaremos reuniones y ojalá que lleguemos a acuerdos para poder seguir escribiendo la historia de esta casa”, afirma en declaraciones a Efe.

“La esperanza es lo único que se pierde y a partir de mañana empezaremos reuniones”, afirma Regina Santamaría.

Pese a que fue una noche “difícil” y “llena de recuerdos”, Regina Santamaría ha querido revestir de normalidad la velada, porque “son igual de importantes los clientes de hoy que los de ayer”.

Así, como siempre, Can Fabes sirvió el sábado a los comensales un menú de temporada y el Gran Menú Gastronómico, que incluye algunos de los platos más emblemáticos de Santi Santamaría como raviolis de gambas, papada con caviar, jarrete de ternera, langosta con albahaca, tripas de bacalao con butifarra negra, cochinillo ibérico, y buñuelos de chocolate.

Con el cierre de Can Fabes, acaba un capítulo importante de la gastronomía española, ya que Santi Santamaría y su cocina, famosa en todo el mundo, han formado parte de la mejor generación de cocineros que ha tenido nunca España.

Can Fabes nació en 1981 de la mano de Santamaría, un cocinero autodidacta, y de su mujer Angels Serra, y trece años después ya contaba con tres estrellas Michelin, siendo el primero de Cataluña en lograr este reconocimiento.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Gastronomía     Restauración
(No Ratings Yet)
Loading...

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.