Confía en recuperar la actividad

Campofrío presenta el proyecto de su nueva fábrica de cárnicos

Campofrío comienza a ver la luz después de que un incendio destruyera  la planta de la Bureba, en  Burgos ,el pasado 16 de noviembre de 2014. La dirección de la cárnica ha presentado los detalles de la nueva fábrica que se levantará en el mismo solar donde se encontraba la incendiada y contará con una inversión de 215 millones de euros.

Incendio en la planta burgalesa de Campofrío. EFE/Santi Otero. Incendio en la planta burgalesa de Campofrío. EFE/Santi Otero.

Hoy hace cinco meses que la factoría de Campofrío en Burgos, la más grande de España con más de un millar de trabajadores, ardió sin remedio lo que afectó a su producción de productos cárnicos. La empresa no tardó en anunciar su compromiso de invertir en Burgos para recuperar la capacidad productiva “lo antes posible” y en llamar a sus trabajadores a la tranquilidad.

Sus máximos responsables, el consejero delegado de Campofrío Food Group, Fernando Valdés; el consejero delegado de Campofrío España, Ignacio González y el director de ingeniería , Benito Tapiador han explicado en rueda de prensa los detalles del proyecto de su nueva planta cuya obra comenzará en julio próximo y estará concluida en noviembre de 2016.

Valdés ha precisado que la previsión de coste rondará los 215 millones de euros y que la factoría se ubicará en el mismo solar donde se encontraba la planta incendiada y ocupará unos 78.000 metros cuadrados.

 Los trabajadores satisfechos

El presidente del comité de empresa de la planta de Campofrío, Hilario Sancho, ha expresado su confianza en que los directivos de la cárnica cumplan su compromiso de disponer de una nueva planta en Burgos el año que viene.

Ha insistido en que la presentación se hace en el plazo previsto, aunque los trabajadores “están inquietos” y quieren ver ya “como se coloca la primera piedra”. En su opinión, esa inquietud es “lógica”, porque a partir del 16 de mayo, el mes que viene, se cumplirán seis meses del incendio y los trabajadores que están en Expediente de Regulación Temporal de Empleo, más de 500, pasarán a cobrar el 50 por ciento del subsidio del paro, lo que supone “una merma económica importante”.

De los más de 700 empleados de la planta incendiada, unos doscientos se han distribuido en otras plantas del grupo, en las que siguen trabajando.

Tanto los trabajadores en desempleo temporal como los que se han desplazado a otras plantas podrán volver a trabajar en Burgos cuando se termine la nueva planta, según el compromiso de la empresa, que asegura que la nueva factoría estará lista antes de que se cumplan dos años del incendio.

 

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Empresas
(No Ratings Yet)
Loading...