Campofrío gestiona a contrarreloj el incendio de su fábrica

La dirección de Campofrío en España, multinacional con capital mexicano y chino, gestiona a contrarreloj una solución tras el incendio de su fábrica burgalesa que permita tener una nueva planta a lo largo de 2016.

Incendio en la planta burgalesa de Campofrío. EFE/Santi Otero. Incendio en la planta burgalesa de Campofrío. EFE/Santi Otero.

El incendio ha dejado inutilizada su planta de Burgos, aunque no ha afectado a la planta de jamones curados, que tampoco se han visto dañados y a la que ya se han incorporado el centenar de trabajadores a los que daba trabajo.

El incendio ha afectado a un millar de trabajadores que tras el incendio que ha devastado la planta se han quedado por el momento sin actividad. Para su tranquilidad cuentan con el compromiso de la dirección de Campofrío que ha asegurado que no se escindirá ningún contrato.

Pedro Ballvé, presidente de Campofrio. Foto: EFE ARCHIVO

Pedro Ballvé, presidente de Campofrio. Foto: EFE ARCHIVO

Mientras, para paliar la situación en la que se encuentran estos empleados, Campofrío ha registrado en la Oficina de Trabajo de Burgos una solicitud de Expediente de Regulación Temporal de Empleo para 774 trabajadores de la planta incendiada para un periodo de dos años.

Se contará con toda la plantilla

Se trata de un expediente abierto a modificaciones, tanto en duración, ante la posibilidad de que la nueva fábrica se termine de construir antes, como en número de trabajadores, ya que algunos más podrían recolocarse en alguna otra planta del grupo.

El director general de Campofrío España, Ignacio González, ha comunicado  a los trabajadores, durante una asamblea celebrada en Burgos, que la empresa no rescindirá ningún contrato y seguirá contando con toda la plantilla de su futura nueva planta.

 

Etiquetado con:
Publicado en: Alimentación y Bebidas
(No Ratings Yet)
Loading...