TURISMO RURAL

El campin incorpora nuevos turistas por la covid pero no compensa las pérdidas en España

Irse de acampada puede implicar recorrer un continente o descansar en un campin a 200 kilómetros de la vivienda habitual: sea cual sea la opción que se elija, se trata de una propuesta que gana cada vez más adeptos incluso en medio del golpe económico a este tipo de turismo que ha supuesto la pandemia.

Camping Sierra de la Culebra, Zamora. Efeagro/FEECCamping Sierra de la Culebra, Zamora. Efeagro/FEEC

Como muchos otros sectores, los cámpines han sufrido un “golpe durísimo” que se ha traducido en pérdidas económicas a causa de las medidas implantadas para evitar contagios de coronavirus, que han restringido la movilidad en el país durante meses, según explican a Efeagro fuentes del sector.

En España, hay cerca de un millar de instalaciones para este tipo de turismo y, en todo el 2020, solo trabajaron los tres meses de verano, un periodo que “no es suficiente, asegura el gerente de la Federación Española de Camping (FEEC), Sergio Chocarro.

Una situación dispar para los cámpines pero poco halagüeña

En este 2021, aunque las festividades de Semana Santa han sido un respiro para algunos alojamientos, la situación ha sido muy diferente dependiendo de las regiones, por lo que la lectura final no es halagüeña.

Como precisa el gerente, no se puede hablar de una media nacional, ya que, aunque hay zonas que han registrado una ocupación del 100 % o cercana a esa cifra -como Madrid, Cataluña y el País Vasco-, en otras se ha logrado un 60 % o un 20 % e incluso han permanecido cerradas, como Asturias.

“A pesar de los buenos datos en algunas zonas, no deja de ser un espejismo. Ahora volvemos a estar vacíos. Trabajar cinco días en los últimos 6 meses es un auténtico drama”, lamenta Chocarro.

Tienda de campaña de un camping. Efeagro

¿Por qué es importante la Semana Santa? Porque es el arranque de la temporada, responde, ya que son unos días en los que la ocupación “suele ser muy alta” y marcan el rumbo del resto de la temporada.

La ausencia de turismo extranjero tampoco ayuda a mejorar las perspectivas, que solo pueden cambiar si se aceleran las campañas de vacunación, para un sector que en los últimos años ha ganado adeptos, tanto para los que eligen los bungalós como los que optan por alquilar una autocaravana y escaparse a la naturaleza.

El “caravaning” suma adeptos pero tampoco gana a la pandemia

Precisamente, el sector del “caravaning” había registrado un aumento en las matriculaciones en los últimos años, ya fueran en formato caravana, autocaravana o furgoneta “camper”.

De acuerdo a cifras de la Asociación Española de la Industria y Comercio del Caravaning (Aseicar), en 2020 se matricularon 8.690 autocaravanas y “campers”, lo que supone apenas un 3,6 % menos que en 2019, y el comienzo de 2021 está comenzando “un poco más bajo que en 2019”, que “no está mal”, valora su presidente, Juan Manuel Jurado, aunque el trimestre “fuerte” será el que comienza ahora.

Sobre los alquileres, Jurado explica a Efeagro que, pese a que las reservas en esta Semana Santa se situaron en el 70 % de 5.500 vehículos disponibles (frente al 100 % de años anteriores), se consideran “satisfechos” porque les ha permitido “salvar los muebles”, aunque no se pueden relajar.

Es necesaria la ayuda de las CCAA

Comprar o alquilar una caravana o autocaravana es precisamente un nicho de mercado que todavía se puede explotar en España y desde el sector luchan por que se agrande entre los turistas nacionales, sobre todo por la posibilidad de un ocio no masificado que permite.

“Pensamos que con esta visibilidad (obtenida en los últimos años, además de los meses de pandemia) ya hay un acercamiento de gente nueva, con el que se va a quedar un poso que no tiene vuelta atrás”, espera el presidente.

Sin embargo, pide que las administraciones pongan más atención a esta realidad, ya que son pocos los espacios en los que estos vehículos pueden acampar, y reclama que las Comunidades Autónomas impulsen normativas específicas, para que después tanto los propietarios privados o los ayuntamientos sepan cómo proceder.

Los veteranos no abandonan esta opción de turismo

Entre los veteranos de este tipo de turismo está el matrimonio Ruiz Montenegro, Juan Miguel y Carmen, cordobeses de nacimiento pero afincados en Terrassa (Cataluña) y que hace 25 años decidieron comprar una caravana para viajar con sus hijos, a la playa en verano y a la montaña en invierno.

“En los cámpines estás más a tu aire que en un hotel porque en un hotel estás muy limitado. En el campin pueden ir los niños desde pequeños y no hay peligro. Pueden estar más sueltos y tienen amigos”, resume Carmen.

En 2020, se decidieron por instalar la caravana en un campin fijo en Tarragona, porque estaban “cansados de montarla y desmontarla”, pero eso no les frena sus planes de escapada y no descartan, cuando se relajen las restricciones, volver a viajar en su caravana para disfrutar de la libertad fuera de la ciudad.

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO