AGRICULTURA ACEITUNA

Test, distancias o mascarillas para una recogida de aceituna inmersa en el temor

El inicio de la temporada de recogida de la aceituna está a la vuelta de la esquina y aunque el sector ya cuenta con la experiencia de otras campañas hortofrutícolas frente a la covid-19, la preocupación es real por las complicaciones que pueden surgir si hay brotes.

Una caudrilla recogiendo aceitunas en un olivar de Jaén. Efeagro/José Manuel PedrosaUna caudrilla recogiendo aceitunas en un olivar de Jaén. Efeagro/José Manuel Pedrosa

Test, distancias, mascarillas o no compartir bebida e instrumentos son algunas de las precauciones para minimizar el riesgo frente a la covid-19 y para asegurar una recogida de la aceituna esencial para economías como la de la provincia de Jaén, donde, a pesar de todo, el temor a los brotes es patente.
El inicio de la temporada de recogida de la aceituna está a la vuelta de la esquina y aunque el sector ya cuenta con la experiencia de otras campañas hortofrutícolas que le permite blindarse mejor frente al coronavirus, la preocupación es real por las complicaciones que pueden surgir si se declaran positivos en el campo o en alguna cooperativa oleícola.

En declaraciones a Efeagro, el presidente del sector de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, ha mostrado especial preocupación con las oleícolas de pequeño tamaño en las que es “más complicado” diseñar “grupos burbuja” al haber pocos empleados.
“Si en una fábrica hay tres empleados y se da un positivo, se corre el riesgo de tener que cerrarla” con lo que ello supone para la campaña de esa cooperativa.

También le genera temor las cuadrillas de aceituneros porque trabajan “entre seis y diez” en torno a la máquina vibradora y “ahí es más difícil las separaciones” que en otras recogidas hortícolas.
Por este motivo, Sánchez de Puerta ha pedido que, en caso de un positivo a la covid-19, las medidas de cuarentena “sólo afecten a esa persona y no a los demás” ya que, de lo contrario, supondría “cerrar cuadrillas” de temporeros enteras.
Las cooperativas están “muy concienciadas” porque saben que si tuviesen que cesar la actividad “sería ya la puntilla” a la situación de “ruina” por la que pasa este sector agrario.

En la organización agraria Asaja, su gerente en Jaén, Luis Carlos Valero, ha reconocido que esta campaña es “totalmente distinta” por la situación de pandemia por lo que los esfuerzos se centran en que el coronavirus tenga “la menor incidencia posible”.
Hay preocupación por una posible falta de mano de obra extranjera que, “por miedo”, pudieran dejar de venir a pesar de que los empresarios agrícolas tienen que “garantizar” la seguridad y deben diseñar un “plan de contingencia”.

También es motivo de inquietud la movilidad de muchas cuadrillas de aceituneros entre los pueblos que supone un riesgo añadido en la situación actual.
Para reducir esos peligros asociados a la movilidad, Valero ha recordado que la Junta de Andalucía proveerá de test rápidos en las zonas con una mayor concentración de aceituneros para hacer cribados en caso de que sea necesario.
A pesar de todo, la preocupación es “honda” en todo el sector, ha lamentado.

Recogida de aceituna en el campo andaluz. Foto:Lrs.

Recogida de aceituna en el campo andaluz. Efeagro/Lrs.

El responsable de Aceite de COAG, José Luis Ávila, ha puesto también en valor los test de antígenos que ofrece el Gobierno andaluz que pueden permitir que la “campaña comience con tranquilidad”.
Ha demandado que se lleven a cabo los planes de prevención de la “forma más seria y sensata posible”, destacando la importancia de mantener distancias de seguridad “siempre que se pueda”, el uso de la mascarillas e implementar “grupos burbuja” entre empleados.

Asimismo, ha considerado relevante tener especial precaución en los desplazamientos a las fincas así como desinfectar los vehículos de transporte a diario.
Ha informado de que provincias como Jaén tendrán “varios puntos de evacuación” para hacer cuarentenas de personas afectadas.
“Al final es aplicar el sentido común” ante una situación que “nos ha colocado ante una responsabilidad grande”, ha añadido.

El responsable de Olivar de UPA, Cristóbal Cano, ha constatado también una “gran incertidumbre” porque, a pesar de la experiencia conseguida en otras campañas, la de la aceituna tiene “sus característica propias” y en ella participan “un número importante de personas”.
En concreto, en Andalucía son 300 los municipios de importancia olivarera y, entre ellos, el movimiento de cuadrillas es “muy grande”.

Entre sus preocupaciones, está la de los albergues, por lo que Cano ha solicitado maximizar las medidas y un refuerzo de los servicios de atención primaria por las tardes para que puedan eventualmente atender a temporeros afectados “y descongestionar así las urgencias”.
UPA ha demandado también al Gobierno central que permita a personas interesadas en recoger aceituna compatibilizar la ayuda por cese de actividad debido a la covid-19 con ese oficio agrícola.
Con ello, “se dotaría de mano de obra suficiente” la campaña de recolección porque las restricciones de movilidad que se pueden adoptar afectarían a la movilidad de trabajadores desde zonas lejanas.

Etiquetado con: , ,
Publicado en: Agricultura
(No Ratings Yet)
Cargando…

servicios

EFE VINOS

Viñedos de Bodegas Muga. Foto: G.Mena
BODEGAS MUGA ATRAE 20.000 "ENOTURISTAS" AL AÑO

Un paseo en globo por viñedos riojanos

LA SEMANA EN MENOS DE UN MINUTO