TRAS COMPLETAR LA VENTA DE NEGOCIO DE BASF

Bayer inicia la integración de Monsanto

La integración del fabricante estadounidense de transgénicos Monsanto en el grupo químico y farmacéutico alemán Bayer ya puede llevarse a cabo.

Imagen corporativa de la farmacéutica alemana Bayer. EFEImagen corporativa de la farmacéutica alemana Bayer. EFE

El visto bueno a la operación se produce después de que la también alemana BASF cerrara ayer la adquisición del negocio global de semillas hortícolas de Bayer. “La integración de Monsanto en el consorcio Bayer puede comenzar“, anunció el grupo en un comunicado.
Al completarse la compra por parte de BASF de una importante variedad de negocios y activos de Bayer de su división de agroquímica Crop Science con un volumen de ventas de alrededor de 2.200 millones de euros se cumple también la condición impuesta por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.
Hasta no completarse la compra de estos negocios y activos en los que Bayer ha desinvertido después de su fusión con Monsanto, ambas empresas debían ser operadas y gestionadas como compañías independientes, aunque el consorcio alemán es desde el 7 de junio el único propietario del fabricante estadounidense. “Con la adquisición de Monsanto nace una empresa líder del sector agrario con una gran fuerza innovadora, una importante cartera de productos y con los estándares éticos más elevados”, subraya Bayer.
Con el cierre de la adquisición de algunos de sus negocios por parte de BASF y el cumplimiento así de las condiciones impuestas por Estados Unidos, Bayer tiene la posibilidad, a partir de hoy de “participar de forma activa” en los procesos abiertos contra Monsanto en relación con el herbicida glifosato y también en otros posibles litigios, agrega el comunicado.

Los frentes abiertos de Monsanto, ahora también de Bayer

Bayer recuerda que hasta el momento tenía vetado el acceso a informaciones detalladas e internas de Monsanto y por lo tanto tampoco podía pronunciarse sobre ellas.
El grupo alemán se refiere así a la sentencia de un jurado estadounidense del pasado 10 de agosto que obliga a Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares (unos 253 millones de euros) a un hombre que asegura que el cáncer terminal que padece se debe a su exposición al producto Roundup de ese fabricante y que contiene el polémico herbicida glifosato.

Activistas sostienen una pancarta en la que se puede leer "#stopglyphosate" (lit: Stop Glifosato) durante una protesta en la Plaza Schuman, próxima a la sede de las Instituciones Europeas en Bruselas (Bélgica). EFE/Archivo. Olivier Hoslet

Activistas sostienen una pancarta en la que se puede leer “#stopglyphosate” (lit: Stop Glifosato) durante una protesta en la Plaza Schuman, próxima a la sede de las Instituciones Europeas en Bruselas (Bélgica). EFE/Archivo. Olivier Hoslet

Bayer reitera en su comunicado su opinión de que la decisión del jurado “contradice los informes científicos existentes, décadas de experiencias prácticas y las evaluaciones de autoridades reguladoras de todo el mundo” según los cuales “el uso de glifosato es seguro y no causa linfoma no hodgkiniano”.
El consorcio expresa, además, su convencimiento de que los jurados “llegarán a la conclusión de que Monsanto y el glifosato no son responsables de la enfermedad del señor (Dewayne) Johnson”.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.